martes, 3 de marzo de 2009

Slumdog millionaire

Me niego a llamarle a esta película “Quién quiere ser millonario?”, porque el título original no tiene ese significado aunque se refiera al concurso en cuestión. Dicho esto, "Slumdog millionaire" es una película muy completa, con una historia llamativa, muy bien contada, una fotografía y una música impresionantes y, en general, un disfrute cinematográfico integral de los que hoy escasean.

Se trata de una de esas películas sin patas cojas.

Es inevitable pensar en
“Ciudad de Dios” tras ver “Slumdog millionaire”. Aunque geográficamente nos trasladamos de las favelas de Brasil a los suburbios de Bombay, la línea argumental sigue un camino un tanto paralelo. No es lo mismo pero tiene varias coincidencias. Antes de continuar he de decir que me decanto por “Ciudad de Dios”, no sin antes haberlo pensado detenidamente. Influye en esta decisión mi preferencia por las tragedias cinematográficas y las películas con final lejano al plato de perdices.

*** Spoilers! ***

En “Slumdog millionaire” todo un país puede ver el ascenso a la gloria de un joven pobre proveniente de la zona más marginal de Bombay, gracias a su participación en el concurso televisivo “Quién quiere ser millonario?”. Jamal gana la asombrosa cantidad de 20 millones de rupias (los 300.000 euros de la versión española) contestando correctamente a todas las preguntas, algo impensable en un niño criado en la calle, sin conocimientos más allá de los que le ha dado la dura vida que le ha tocado vivir y que en la actualidad se dedica a servir el té en una compañía de teleoperadores.

Los responsables del concurso no dudan que el joven hindú ha hecho trampas e intentan sonsacarle los detalles de su engaño, pero Jamal tiene un recuerdo para cada respuesta, una vivencia para cada cuestión y una explicación para cada duda. Desde su más tierna infancia tuvo que aprender a sobrevivir en las calles junto a su hermano Salim y huir de las garras de los perversos negociantes de los bajos fondos de la ciudad. En ese camino conoció a la pequeña pero fuerte Latika, de la que se enamoró y a la que no dejó de buscar desde que la perdió años atrás, sometida a los deseos de un mafioso local.

El concurso ofrece a Jamal y Latika la posibilidad de volver a encontrarse, demostrarse que todo es posible y que es el destino el único que juega en sus vidas. Los malos mueren, los buenos viven… no deja de tener cierta moralina el desenlace, pero no desentona con la historia de la película. Tiene los toques necesarios de crudeza y muestra abiertamente la corrupción de un enorme país donde las luchas religiosas y de castas marcan en gran medida el futuro de muchos niños.

*** Fin de Spoilers! ***

Danny Boyle, conocido hasta ahora sobre todo por “Trainspotting” (que no me gustó nada en su día), dirige “Slumdog millionaire” acompañado por Loveleen Tandan en su división en la India, mostrando el país de los mil colores y las mil miserias. El ruido típico de esas tierras es lo que menos me gusta de la película, aún teniendo en cuenta que es un fiel reflejo de la realidad. Posiblemente yo no sea una candidata perfecta para viajar a la India, puesto que no me llama la atención su cultura ni sus costumbres. Eso no afecta a mi modo de sentir la película pero me produce algún momento de estrés.

Mi segundo “pero” a esta película cuasi perfecta es que acaba bien, aunque entiendo que es una historia preciosa que no puede tener otro final para ser aceptada por el gran público. De hecho, la Academia la premió con ocho Oscars, entre ellos mejor fotografía, montaje, banda sonora original, guión adaptado, dirección y película. O sea, casi todo salvo las interpretaciones, apartados en las que no había nominados.

Merece la pena verla en el cine por el gran espectáculo visual que supone y con el tiempo posiblemente se convertirá en una película de culto. Sobre todo el baile final donde se deja constancia de la relación inequívoca entre “Slumdog millionaire” y la cultura de
Bollywood que, personalmente, no me llama mucho la atención.

10 comentarios:

  1. Deberías ver "Millones" del mismo director, es mi favorita y tiene puntos en común con Slumdog... si llegar a ser un dramón, tampoco le hace ascos a las lágrimas y la emoción... creo que en eso de los cuentos a lo Dickens es un claro precedente para Boyle.

    Un abrazo desde La Tierra Media!!!

    ResponderEliminar
  2. Aquí no puedo darte la razón, amiga Lillu. Basta ya de dramones, de películas crudas y de finales infelices. Un poco de alegría, de positividad... Opinión personal :D

    Aparte de esto, a mí me gustó cosa mala. Pensaba que no iba a ser para tanto, pero la verdad es que la última parte de la película me enganchó completamente... Y el baile final me parece grande!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Fue la única que fui a ver de las nominadas y atiné con la que más premios se llevó.
    Me gustó mucho.
    Ahora escucho y leo críticas en contra por mostrarse en el film escenas de tortura y maltrato sin que se condenen en ningún momento en la película. También se quejan los propios indios de que se muestren los típicos estereotipos que desmerecen a aquel país. Me parecen tonterías descomunales. No es un documental, es una película de ficción y lo que muestras es cierto.
    Para mí lo único que me chirrió fue que los protagonistas bailaran en el numero musical final. Rompían toda la magia. Era como si te dijeran de golpe, "ehh, que somos actores y nos lo hemos pasado chupi rodando" Sobró eso. Lo demás muy bien.

    ResponderEliminar
  4. Marguis, hasta ahora escapaba un poco del cine de Boyle, debido a que "Trainspotting" no me había gustado nada y "La playa" pues ni fu ni fa. Pero si tengo ocasión veré la que tú dices y ya veremos para qué lado se inclina la balanza boyleana :)

    Rubenvike, si es que a mí me va eso de empatizar con los protagonistas, ya sabes :D Cuanto más sufrimiento compartido, más disfrute... una manía, qué le voy a hacer XD Pero como digo, me gustó mucho la historia, aunque acabe bien :)

    A mí el bailecito pues me parece una frikada, unos títulos de crédito originales al menos.

    JuanRa, yo soy de las que piensa como tú, que una película es ficción, no un documental, y puede mostrar una verdad digamos "alternativa" sin tener que disculparse por ello. Cualquier documental sobre la India que hayamos visto en la tele muestra una realidad parecida a lo que yo he visto en esta peli. Todos los países tienen sus barrios marginales y ésa es la parte que se quiere mostrar. Supongo que el resto se deja a la inteligencia del espectador para que indague en el tema si es que le interesa.

    El baile del final, pues lo que dije arriba: un poco friki y sin mucho nexo con el resto de la película, totalmente de acuerdo. Yo me lo tomé como envoltorio de los títulos de crédito, no como parte del film en sí, porque sino sí que parece lo que tú dices y me hubiera cabreado bastante :D

    saluditos!

    ResponderEliminar
  5. Hola

    Vaya... Llevaba días sin comentarte nada :-). Así que aprovecho esta entrada para comentarte cosas de otras... de las que me acuerdo claro.

    Sobre David Lynch, no he visto Carretera perdida y no sé si he visto alguna de sus películas... salvo que Dune sea cosa suya, en ese caso, sí :-). Esa versión de Dune me resultó un tanto curiosa visualmente.

    Me ha llamado la atención el tema I'm deranged. Por lo que sé, Brian Eno colabora bastante con David Lynch.

    Con respecto a Slumdog Millionaire, no la he visto, así que... Lo que sí me imagino es el bailecito del final. Hace ya años, en alguna noche de insomnio - sufro de eso por temporadas - viendo la televisión de cadenas árabes (que a veces se podía sintonizar, aunque muy mal), salían unas películas hindúes subtituladas en árabe, gracias a lo cual era fácil comprender de que iba aquello - es que el hindi si no lo veo escrito... (ja ja ja ja ja ja) -. El caso es que eran los bailecitos esos de Bollywood.

    Un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar
  6. Juan, efectivamente "Dune" es cosa de David Lynch, pero en este caso soy yo la que no la he visto así que no puedo opinar XD
    Has hecho mal en contarme lo de tu insomnio viendo películas hindúes subtituladas en árabe... lo que querías era coger fama de intelectual, confiesa!! XDD

    Como comentamos arriba, el baile de "Slumdog..." no tiene en realidad nada que ver con la película, así que si la ves no te encontrarás con un producto Bollywood al uso. La película merece la pena por otros aspectos, la verdad.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  7. También me parece una buena película, quizás Ciudad de Dios muestra más cruelmente la dura realidad social y ésta la adorne con el bagaje de una superproducción, no sé cómo explicarlo. Quién tuviera una memoria como el amigo, yo que no me acuerdo ni lo que hice ayer.
    Una lectura que te recomiendo al respecto es La ciudad de la alegría (también en película pero no sé si vale la pena aguantar a PAtrick swayze).

    Hasta otra

    ResponderEliminar
  8. Sese mi preferencia por "Ciudad de Dios" es precisamente porque no está adornada con nada, es lo que es por duro que sea.

    Leí el libro que comentas "La ciudad de la alegría" hace ya bastantes años y también vi la película. En su momento me gustaron ambos, pero como digo en el post la India ha bajado bastante en mis preferencias en los últimos tiempos. No sé si revisados hoy variaría mi opinión.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  9. Hola

    ¡Vaaaale, confieso! En realidad, lo que quería era conquistar a una chica hindú, sorprendiéndola hablándole en su lengua, y como yo sé mucho árabe, pues... :-D. El caso es que le dije algo que se repetía mucho y que parecía muy poético y, desde entonces, no volvió a hablarme... Será que los subtítulos estaban un dialecto del árabe que no domino (ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja....).

    Un saludo :-D

    Juan.

    ResponderEliminar
  10. Si hay algo con lo que disfruto es con un buen drama, y si la pélícula acaba bien, quiero que sea con razón de ser, y no porque haya que buscar el final feliz. En el caso de Slumdog millionare, me tocó la moral esa parida final del destino, que no venía en absoluto a cuento. El baile lo vi un poco fuera de lugar, pero ya que fue en los créditos, no deja de ser un guiño anecdótico sin importancia. La película me gustó mucho, pero me da por pensar que se dio el efecto "El señor de los anillos 3", es decir, que como llama la atención, empiezan a dar Oscars sin miserias, y sin detenerse en películas menores.

    Saludos

    PD. Ciudad de dios me resultó demasiado desagradable...

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails