miércoles, 25 de noviembre de 2009

Gran Torino

Como mis lecturas últimamente no me están llenando me he dedicado a ver películas que suponía que sí lo harían. Y no me he equivocado. Entre mis realizadores favoritos se encuentra Clint Eastwood, del que tenía “Gran Torino” pendiente desde hacía ya demasiado tiempo. El veredicto es un sobresaliente de nuevo para uno de los directores más sinceros y directos del panorama cinematográfico.

Como viene siendo habitual en sus últimas producciones, ha contado una vez más con la colaboración de su hijo Kyle Eastwood en la creación de la banda sonora de la película, que capta a la perfección las intenciones de su padre a través de la música. De hecho, el tema central de la película, también titulado “Gran Torino”, ha sido compuesto por padre e hijo, además del cantante inglés
Jamie Cullum y Michael Stevens. Cuando suena la canción, en los títulos de crédito finales, es el propio Clint Eastwood el que canta parte del tema, aunque en los datos del film aparece bajo el seudónimo de Don Runner (no he podido confirmar este extremo, pero eso parece indicar la información disponible en el IMDB).

En “Gran Torino”, dirigida en 2008, Eastwood vuelve a contar una historia de calidad humana, donde él mismo interpreta al personaje principal, el gruñón Walt Kowalski. Según las declaraciones del realizador, ésta ha sido su última actuación ante la cámara, centrándose a partir de ahora en su labor como director. Su papel es el de un veterano de la
Guerra de Corea, viudo reciente y racista, que poco a poco ve cómo los inmigrantes orientales se adueñan del barrio en el que ha vivido toda la vida.

*** Spoilers! ***

Pero todo cambia el día en que su nuevo vecino intenta robarle a la niña de sus ojos, su Ford Gran Torino del 72, como prueba de fuego para ingresar en una banda callejera. El joven Thao no tiene ningún interés en formar parte de ese grupo de alborotadores, pero su primo y los demás chicos lo amenazan constantemente. Como castigo a su actitud, su familia lo obliga a disculparse y a servir a Kowalski en lo que necesite durante varias semanas. Como no podía ser de otro modo, el viejo va ablandando su corazoncito y aprendiendo al mismo tiempo que enseña a Thao a salir adelante en el mundo hostil que le espera, ayudándole a labrarse un futuro al margen de la violencia callejera y la exclusión social.

En todo ello tiene mucho que ver también la hermana del joven, una mujer de enorme desparpajo, valiente e inteligente, que consigue sacar a la luz lo mejor del amargado y solitario viudo. Hasta que la pandilla decide vengarse del anciano loco y testarudo que tan buenas migas hace con sus vecinos y atacan salvajemente a la chica. Kowalski, enfermo y rendido por el dolor y la impotencia, decide jugar su última carta, su propia vida, para encerrar a los culpables y agradecer a su manera el calor que le han dado sus desinteresados vecinos asiáticos en la recta final de su existencia.

*** Fin de Spoilers! ***

Todo en la película resulta natural, dentro de su crudeza. Se dejan ver posiblemente toques autobiográficos en el papel principal de Kowalski, puesto que Eastwood también sirvió en Corea bajo bandera estadounidense. Estoy segura de que existen en aquel país miles de veteranos cascarrabias, intolerantes y racistas que defienden a capa y espada sus barras y sus estrellas ante la afluencia de inmigrantes. Como narra con tanto realismo cruel como sentimiento “Gran Torino”, cerrarse en banda no es siempre la mejor (ni la única) solución.

La película nos adentra en un universo de soledad, de nostalgia, de miedo… y al mismo tiempo nos sumerge en un choque cultural y generacional inevitable, no exento de humor negro y situaciones cercanas al surrealismo. La canción homónima es asimismo una muestra de la sensibilidad que transmite la película. Disfrutemos pues esta semana en Lillusion de la deliciosa “Gran Torino”, con la voz rasgada de Clint Eastwood y la ternura de Jamie Cullum.


11 comentarios:

  1. En su momento no la vi en el cine porque se me pasó, aunque tenía ganas de verla, me la apunto para una segunda oportunidad.

    ResponderEliminar
  2. La despedida como actor es también un poco la despedida al personaje de duro que ha encarnado repetidamente Eastwood a lo largo de su carrera. Espero que la vieras en versión original. Yo la ví doblada y el doblaje, especialmente el de los jóvenes de las bandas juveniles es bastante patético.

    Aun así, una gran película, sin duda.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Completamente de acuerdo en todo, una película extraordinaria, un tema muy actual en USA,y actuaciones extraordinarias. Una película que no se olvida..

    ResponderEliminar
  4. Menudo final! Yo me quedé pasmada!

    Me encanta cómo se encara a los negros "yo no soy tu hermano" y cómo al principio le ponen de los nervios los vecinos.

    Pero el final... Ay madre!

    ResponderEliminar
  5. Hay que verla en VO, no hay duda...

    Clint es Dios, por decirlo finamente. Y "Gran Torino" es, pues eso, grande.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Nunca es tarde si la dicha es buena... y en este caso nunca mejor dicho... ehorabuena por tu reciente visionado de uno de los mejores films de Easwood, y es mucho decir, porque este hombre tiene auténticas joyas en su haber.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  7. "Gran" es poco para esta peli. Grandísima, enorme, maravillosa. Cine en estado puro.
    La canción es preciosa, de las que ponen los pelos de punta.
    ¡¡Clint, no te retires, porfa!!

    ResponderEliminar
  8. Loquemeahorro, a mí también se me había escapado, ya ves, pero te recomiendo encarecidamente que enmiendes el error! :)

    Sese, pues desgraciadamente también la vi doblada, y coincido plenamente contigo en la mala calidad del doblaje. No entiendo cómo una película de esta calidad la pueden doblar con tan mal criterio :/

    Estodevivir, eso creo yo, que en Estados Unidos tiene que haber un montón de casos similares, o al menos cercanos, a lo que se cuenta en la película. Como dices, a mí también me pareció extraordinaria.

    Isi, eso son los buenos finales!! Y no los "made in Hollywood", que no aportan nunca nada :)

    Möbius, ya digo que por desgracia la vi doblada y supongo que pierde muchísimo, porque hay diálogos que quedan hasta ridículos.

    Eastwood es un genio, no hay duda!

    Marguis, como digo en el post a mí me gusta casi todo lo que ha dirigido, aunque personalmente me encanta "Medianoche en el jardín del bien y del mal" y "Million Dollar Baby", además de ésta, que ha entrado directa entre mis favoritas.

    Angus, yo espero que siga dirigiendo algunos años más, aunque ya no actúe. Sino, perderemos a un realizador imprescindible :/ La cosa es que está mayor y eso... ays, es inevitable.

    saluditos a todos!

    ResponderEliminar
  9. Una peli genial. Tuve la suerte de verla en el cine, y me encantó^^

    Sobre lo que estáis diciendo de la VO, Eastwood es uno de los pocos actores a los que no me gusta escuchar con su propia voz; es que la de Constantino Romero le pega tantísimo...

    ResponderEliminar
  10. Es una pasada de película, muy muy buena.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Zorrocloco, yo ahora mismo no puedo ver muchas pelis en V.O.S. porque hasta que no me haga unas gafas nuevas me cuesta mucho leer los subtítulos. A veces hago el esfuerzo, pero mi tele está bastante alejada del sofá y termino agarrotada de tanto entrecerrar los ojos. En "Gran Torino" el problema no era tanto el doblaje de Clint sino el de las bandas callejeras y los asiáticos en general, que sonaban de lo más artificial e irrisorio.

    Joselop44, totalmente de acuerdo :)

    saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails