martes, 25 de mayo de 2010

La llave del abismo

Desde que empecé a leer a José Carlos Somoza nunca me ha dejado indiferente. Ninguno de sus libros me ha decepcionado aunque algunos me han calado más que otros ("ZigZag" sigue siendo hasta ahora mi favorito). “La llave del abismo”, una novela de ciencia-ficción publicada en 2007, se encuentra en un lugar intermedio, puesto que tiene capítulos francamente adictivos junto con otros más flojos y confusos.

El resultado es un tanto irregular, pero está muy bien escrito, como es habitual en Somoza, y contiene ideas y planteamientos muy interesantes.

La novela habla de un mundo post-apocalíptico, en el que los seres humanos son diseñados genéticamente para minimizar los efectos negativos del paso del tiempo y las enfermedades. Es curioso que precisamente estos días los medios de comunicación se han hecho eco de una gran noticia: el científico Craig Venter ha conseguido diseñar la primera célula sintética, creada desde cero en un laboratorio a partir de datos y secuencias de ADN introducidas en un ordenador. Puede que la ciencia-ficción de Somoza no esté tan lejos de la realidad al fin y al cabo.

El caso es que en ese planeta Tierra de su novela, de impensables avances tecnológicos y perfección, la religión ha cogido con fuerza su lugar y los creyentes profundos tienen inmensos poderes físicos y psíquicos. Muchos de ellos son temidos por la naturaleza oscura de sus capacidades, basadas en cada uno de los catorce capítulos de su texto sagrado de referencia, la Biblia del Amor y la Artesanía.

*** Spoilers! ***

Daniel Kean es un ateo que trabaja como revisor de tren y que vive una vida tranquila con su mujer creyente Bijou y su hija diseñada de cuatro años, Yun. Hasta que un día es elegido para recibir una revelación, la ubicación de “la llave del abismo”, algo que muchos religiosos persiguen por su enorme poder. Casi sin querer Kean se ve inmerso en una lucha contra los creyentes que están dispuestos a llegar a la llave sin importarles a costa de qué o de quién, y le necesitan a él para hallar el lugar exacto donde se encuentra. Tras la muerte de su esposa a manos de los perseguidores, el joven se implica al máximo en una aventura en busca de venganza, que le llevará a conocer lugares inexplorados y hostiles para él, acostumbrado a su pequeño reducto de vida europea.

Aunque en la novela sólo se desvela al final, gran parte de la obra toma como referencia los relatos de H.P. Lovecraft para construir un mundo claustrofóbico, temeroso y con criaturas espeluznantes y mitológicas al acecho. Para los que desconocemos el trabajo de Lovecraft no hay conexión lógica entre los catorce capítulos del libro e incluso algunos parecen forzados. Supongo que los lectores más fieles del escritor de Providence podrán identificar fragmentos de sus cuentos de terror entre las páginas de “La llave del abismo”, encontrando quizás un sentido diferente a la narración.

*** Fin de Spoilers! ***

La temática que aborda el autor es muy compleja, intentando crear un mundo futuro que poco o nada tiene que ver con el actual. Los seres humanos son diseñados a la perfección y sólo pueden morir por fallo cardíaco, puesto que son inmunes a cualquier otra enfermedad conocida, así como a las sensaciones térmicas, no sudan y además carecen de capacidad reproductiva. Los animales y cosas están milimétricamente preparados para ejercer su servicio al hombre, sin lugar para la improvisación. Pero toda esa perfección tiene su talón de Aquiles en el miedo, una sensación de pánico que envuelve tanto a los que creen como a los que no en cuanto se habla de los muertos, de un mundo subterráneo en el que reina la oscuridad y lo desconocido. Se intuye una crítica hacia el fanatismo religioso y el misticismo exacerbado, algo que hace de la novela un interesante ensayo sobre la fe.

Para mí el libro sufre algunos altibajos, intentando adaptar demasiado los textos a la idea preconcebida del autor sobre lo que debería versar cada capítulo. Eso lo hace un poco inconexo, aunque es cierto que, a pesar de ello, la obra no pierde nunca interés. La forma de escribir de Somoza es muy correcta y ágil, algo que agradezco siempre en sus libros. No hay erratas aunque he leído ya en varios comentarios el uso incorrecto de la palabra “hornacina”, que busqué en su momento porque desconocía. El escritor lo emplea como sinónimo de “urna funeraria”, aunque su significado según la R.A.E. difiere bastante. Por lo demás, Somoza siempre sabe darle a sus novelas una fuerza narrativa increíble, enfatizando ciertos términos y creando tensión en el momento justo.

Creo que “La llave del abismo” gustará bastante a los seguidores de la ciencia-ficción, más que nada por su recreación futurista de muchos aspectos de la vida diaria que hoy son impensables. Yo, como digo, lo disfruté a ratos, me inquietó en algunos pasajes (me encanta que Somoza consiga eso!) pero otros me resultaron un poco pesados. En general es un libro muy interesante, diferente y bastante entretenido.

“La Verdad lo sabe todo. No es difícil saberlo todo: consiste en que no te importe lo que ignoras”.

5 comentarios:

  1. He leído algunos libros de Somoza y destaca por su agilidad narrativa. La que más me gusto fue "La dama número trece" que me engancho y casi no pude soltarlo hasta el final. "La llave del abismo" no lo conocía así que iré a la biblioteca en su busca.

    ResponderEliminar
  2. No he leído nada de Somoza. Además la ciencia ficción me da reparo leerla, tengo la sensación de que se puede caer fácilmente en lo ridículo si se trasgreden ciertos límites, no sé es difícil de explicar aunque supongo que con Somoza esto no pasa.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Sr. Nocivo, a mí también me gustó mucho "La dama número 13", pero mi favorito sigue siendo "ZigZag" :) Espero que te interese este si lo lees también.

    Sese yo tampoco suelo leer ciencia-ficción, pero Somoza mezcla ese género con el terror, el suspense... no sé, lo hace fácil de leer. Desde luego si algún día te apetece leer algo suyo te recomiendo "ZigZag", porque quizás este sí que es más ciencia-ficción futurista y cuesta más.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  4. Tampoco yo he leído nada de Somoza. Y me gusta el género de la ciencia ficción, lo que sucede es que, de momento, me encuentro buceando entre obras "clásicas". Por si acaso, tomo nota también de este título.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Kinezoe, pues si te gusta la ciencia ficción tenlo en cuenta para tus futuras lecturas aunque, de nuevo, me atrevo a sugerirte también "ZigZag" antes que este.

    saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails