martes, 1 de junio de 2010

Camino

Esta película me ha sorprendido muy gratamente. Sabía más o menos con qué estaba relacionada su temática pero no esperaba que la manera de contar su historia fuera tan reveladora. A pesar de las críticas que ha recibido por parte de algunos sectores del Opus Dei, la película no es un ataque directo a esa institución religiosa, pero sí una invitación a la reflexión.

“Camino” cuenta la historia real de Alexia González-Barros, una niña educada en los preceptos del Opus Dei que sufre una enfermedad terminal. El film tiene una gran parte biográfica sobre Alexia en el papel de Camino (interpretado por Nerea Camacho), aunque la familia de la niña real del Opus se ha empeñado en asegurar que la historia de la película está tergiversada. El director Javier Fesser ha comentado al respecto que la cinta no se basa sólo en la vida de Alexia, sino también en otros casos similares. En realidad, no deja de ser una película de ficción inspirada en esa persona, por lo que esas críticas a la producción no tienen demasiado fundamento más allá del meramente sentimental.

El problema de fondo creo que es que en la película se intuye un comportamiento un tanto viciado y sectario por parte de los miembros del Opus Dei, algo que ellos quizás no ocultan pero tampoco airean demasiado. El grupo goza de numerosas críticas por su proselitismo agresivo, sus métodos de mortificación física, las coacciones a sus miembros para evitar que abandonen la organización o la limitación de algunas libertades fundamentales como la libre correspondencia o la comunicación con familiares. La familia de Camino en la cinta, sobre todo su madre (interpretada magistralmente por Carme Elías), ha intentado que tanto ella como su hermana mayor (que se ha convertido en una gris numeraria del Opus, “reclutada” para alcanzar la santidad a través de su trabajo doméstico al servicio de los hombres de la congregación) crezcan en la fe de la Obra y constituyan un ejemplo para la sociedad. De hecho, el nombre de Camino no es casual, sino que responde al título del libro de cabecera del Opus escrito por su fundador, José María Escrivá de Balaguer. La pequeña Camino tiene su contrapeso en el padre, que tolera las decisiones de su esposa pero no comparte del todo su forma de dirigir el futuro de sus hijas y se desmarca un poco de la línea impuesta por el grupo religioso, siendo por ello criticado por los sacerdotes.

*** Spoilers! ***

Creo que la película ha sabido captar perfectamente el dolor de la enfermedad mezclado con las ilusiones y la inocencia de la niña, su resignación y la exaltación de su fe azuzada por el fanatismo religioso de su madre, que la hace no poder ver más allá. En el montaje conviven con maestría las imágenes reales con las oníricas, en las que una niña de 11 años se enamora de Jesús en todos los sentidos, en el espiritual del Santo Padre y en el físico encarnado en un compañero de su clase que se llama Jesús, como si fuera una señal. Esa “confusión” ocasiona los mejores momentos de la película, donde cada protagonista vive su propia realidad y todos mantienen la tranquilidad de haber hecho lo correcto.

Tras muchos meses de agonía y varias operaciones del tumor que padece, Camino muere en Pamplona, cuna del Opus Dei, rodeada de una expectación inusual. Todos admiran la entereza de la cría ante su fin y la entrega voluntaria de su sufrimiento a Dios. Cada uno ve lo que quiere ver en esa estoica posición ante la muerte. En la película se habla de la posibilidad de canonizar a la niña, proceso que en la realidad también se llevó a cabo en el caso de Alexia González-Barros.

*** Fin de Spoilers! ***

Me parece una buenísima película, muy equilibrada y a la vez muy sentimental, fiel a la realidad de los miembros del Opus Dei, les guste o no, pero sin constituir una crítica a la Iglesia Católica en ningún momento. La cinta, realizada en 2008, ganó seis Goya entre las categorías principales, aunque personalmente discrepo con el premio a la Mejor Actriz Revelación para la pequeña Nerea Camacho, a la que yo vi algo sobreactuada en varios momentos de la película. Por lo demás, "Camino" me ha gustado mucho y me parece un maravilloso ejemplo de buen cine.

14 comentarios:

  1. Yo había entendido (no sé por qué) que a la niña no se le ahorraron sufrimientos o no se utilizaron ciertos tratamientos, para que sufriera mucho precisamente y "ofrecer" este dolor.

    ¿Es así? ¿Estoy equivocada?

    ResponderEliminar
  2. loque, espero que eso no sea así...

    Lillusion, justo hoy había escrito una reseña de esta peli, en unos días se publicará, qué coincidencia!
    Por cierto, a mí también me gustó y sí que me pareció que criticaba al Opus Dei o al menos a la religión tan devota.

    Besos,

    ResponderEliminar
  3. Hola, Lillu.
    Todavia me salta "The Look" de Roxette... que le vamos a hacer!

    Vi esta cinta y me encanto la relacion del padre y la nina, sus suenos, su enamoramiento... si, la muchacha es guapa pero sobreactua un rato. Y claro que el contrapunto a la alegria de vivir de los chavales es la actitud censora-castradora del Opus Dei, que retratasos quedan y me recuerdan mucho a los judios ortodoxos.

    Un saludo, guapa!

    Marta

    ResponderEliminar
  4. Hola

    Vi esta película de casualidad, y la verdad es que me gustó muchísimo. Del cine español, normalmente, te esperarías una crítica feroz y ridiculizante del catolicismo, al estilo del trío de temas comunes de los que el cine español, parece, no se debe salir. Pero no. La crítica a un grupo dentro de la iglesia católica, para mi gusto, excesivamente radical, se hace desde un punto de vista al que no le falta cierto respeto.

    Para mí, el mejor papel lo hace el padre. La cara de dolor contenido que muestra durante media película me impresionó todo el tiempo. Una actuación bordada, en mi opinión.

    Un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar
  5. Luego de leer tu reseña, no me queda otra cosa que mover cielo y tierra para conseguir esa peli y verla lo antes posible

    ResponderEliminar
  6. No la he visto porque me da que no me va a gustar... A mi los provocadores, pufffff....

    ResponderEliminar
  7. Me parece una buena película, aunque algo pasada de rosca en el plano emocional. Quizá se recrea demasiado en ciertas escenas aprovechando lo triste y doloroso del tema en cuestión. La enfermedad es tristísima, y cuando hay niños de por medio aún más... pero ya lo sabemos, no hacía falta abundar en eso; ése es el recurso fácil. No obstante, creo que estamos ante un más que digno trabajo de dirección e interpretación.

    Por cierto, yo no la vi tan polémica como para justificar el revuelo que se organizó, aunque, cierto es que a través del personaje materno se realiza una critica importante al sinsentido del fanatismo religioso.

    Gran reseña, Lillu. Un saludo y gracias también por pasar por mi blog. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  8. Muy buen análisis, profesional profesional.

    La película me pareció muy buena, cargada de fantasía pero a la vez de tristeza y dolor como pocas haya visto. No sé como los padres pudieron hacerle eso a la pobre niña, bueno los padres y sus "amigos". El papel del padre es fantástico cargado de emotividad a cada plano. No sé como fue en la vida real, pero si es como en la película... no no voy a poner spoilers que veo que hay gente que no la ha visto.

    Bueno, gracias por pasarte por mi blog!. Ojalá algún día consiga hacer unas reseñas de películas a la altura de las tuyas, son fantásticas.

    ResponderEliminar
  9. ¿es que a nadie se le escapó una lágrima viendo la película?. Aun con ello no creo que sea una película de lágrima fácil o, cuanto menos, no sólo ello. Coincido con tu visión de la película y me quedo con la manía de criticar una película porque no es fiel a la realidad, o falta a ella. Es que es UNA PELÍCULA y puede tomarse todas las libertades narrativas que se le antoje para explicar una historia.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Yo también la vi hace poco y me impactó bastante. Me gustó porque, salvo en algunos momentos, es bastante sutil y deja que el espectador se forme sus propias ideas.

    Tiene momentos tremendos. Y me gustó el juego de palabras obra (de teatro) - obra (Opus) para contar la historia.

    ResponderEliminar
  11. Loquemeahorro, pues en la película eso no se ve, que yo recuerde. Es cierto que ofrece su dolor, y acepta su muerte como alegría para reunirse con Dios y tal, pero la pobre niña sufrió operaciones por un tubo.

    Vero, qué casualidad, jeje! La leeré cuando la publiques :) El caso es que yo no veo una crítica tan directa, porque no muestran nada que no sea real en el comportamiento de los miembros del Opus. Sí que se puede deducir que cualquier comportamiento fanático religioso acaba por ser perjudicial, eso es cierto, pero la crítica se hace de un modo muy sutil en la película.

    Marta, en la peli están muy bien montados los contrastes de un modo de vida y el otro. Y el padre se ve que adora a la cría, es verdad, es un papel fantástico.

    Por cierto, te sugirió Juan en otro comentario que igual el problema de que te suene la música es por el navegador que usas, porque he revisado y el gadget está con el autostart desactivado. Espero que se solucione para no martirizarte con mi música, jaja!

    Juan, si es que el cine español no es tan malo como la gente piensa, sobre todo cuando eligen bien los temas y las historias a tratar. El papel del padre muy tierno, en efecto.

    Alí Reyes, pues ya me contarás qué te parece :)

    Angus, pues no sé si te puede gustar o no, pero para mí no es tan provocadora como la gente dice. Es cierto que el Opus sólo tiene defensores y detractores, no hay término medio. A ver, que no es una crítica feroz a la Obra pero sí deja caer unas cuantas ideas para la reflexión, eso es cierto. Y a mí eso personalmente sí me gusta en una película.

    Kinezoe, yo opino igual, que me parece excesivo el follón que se montó. La película muestra de forma muy realista lo que es el Opus, así que no deberían sentirse atacados cuando se muestra la realidad. Yo lloré bastante porque ya el tema en sí se presta a ello. Puede que use algún efecto más para tocar la fibra sensible, pero en general tampoco me parece que abuse de ello.

    Angel, gracias! Seguro que tú haces reseñas igual de buenas :) El problema básico de estas "sectas" religiosas es que creen firmemente que hacen lo correcto y que su actuación es siempre la buena. Es muy difícil hacerles ver que su visión del mundo está sesgada o que un niño no debería llevar una disciplina tan férrea en muchos asuntos que afectan a su desarrollo como personas.

    Sese, yo sí que lloré, porque me metí bastante en la historia. Yo opino igual en lo de la ficción, que hay gente que tiene la manía de que algo no le guste porque no es clavado a la realidad. Entonces tendría que ser un documental, no una película!

    Cristina, sí, invita mucho a pensar y eso está genial. El montaje para mi gusto es bastante correcto, aunque también lo criticaron en su momento por ese paralelismo. Si es que por criticar que no quede, vamos XDD

    saluditos a todos!

    ResponderEliminar
  12. A mi me gustó mucho esta película, la mezcla entre la dura realidad y la liberadora imaginación de Camino ilumina la película, del mismo modo que la niña protagonista, que creo que esta tan bien como el resto del reparto principal.

    ResponderEliminar
  13. Una buena película.

    Me gustó muchísimo, e invita a la reflexión, desde luego.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Sr. Nocivo, a mí, como digo, la niña me pareció que sobreactúa un poco en algunas escenas, pero en general tampoco desentona con el buen tono del film.

    CreatiBea yo creo que precisamente el hecho de que nos haga pensar lo que convierte a una película normal en una notable.

    saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails