martes, 15 de junio de 2010

La perla

“La perla” es una fantástica novela corta escrita por John Steinbeck en 1947. Se trata de una obra que aborda los sentimientos más extremos de la raza humana, en una especie de parábola de la existencia. Las ansias de protección que experimenté hacia los personajes fueron de las más fuertes que he sentido leyendo un libro, lo que dice bastante de la carga emocional de la obra. La situación que narra la novela está igual de vigente que cuando se escribió a mediados del siglo pasado.

La codicia del ser humano no tiene límites y en la mayoría de los casos no importa por encima de qué o de quién haya que pasar para conseguir un propósito. La falta de escrúpulos hace que los lectores suframos un acceso de rabia con cada situación que se le presenta a los protagonistas de “La perla”.

*** Spoilers! ***

Kino es un pescador de ostras que vive tranquilo en un pueblo costero, posiblemente mexicano, junto con su esposa Juana y su pequeño bebé, Coyotito. Como todos los demás pescadores, Kino confía en extraer del mar algún día esa maravillosa perla, que les saque de la pobreza y le ofrezca un futuro mejor a su hijo. Ese deseo se hace más fuerte la mañana en que el bebé es picado por un escorpión y el médico se niega a atenderlo ya que sus padres, indios pobres, no pueden pagar.

Por suerte el bebé mejora con los remedios naturales que le aplica su madre y con la fe que ambos tienen en que saldrá adelante. Y todo parece ponerse de cara cuando Kino halla una magnífica perla, que llega para alimentar las ilusiones de la familia: ropa nueva, un rifle para Kino y unos estudios para Coyotito, para que cuando crezca pueda aprender a leer y evitar así los abusos a los que son sometidos los indios analfabetos como sus padres.

Pero es necesario vender la perla y conseguir dinero para materializar todo lo que desean, y los traficantes de perlas no están dispuestos a ser honrados. Kino, sintiéndose engañado y acosado por todos los que se acercan a él atraídos por su nuevo estatus económico, empieza a desconfiar, no sin razón, y acaba por sufrir los ataques de ladrones que sólo aspiran a robar su perla. La familia se ve obligada a huir tras la muerte de uno de los rateros, mientras Juana insiste para que su marido se deshaga de esa perla maldita que sólo les está trayendo desgracias.

*** Fin de Spoilers! ***

Se trata de una novela sencilla, sin pretensiones, pero muy intensa emocionalmente. Los lectores podemos experimentar cada una de las sensaciones que viven los protagonistas, desde el amor maternal hasta el dolor y el odio, sufriendo con cada nuevo ultraje al que son sometidos, incapaces de defenderse debido a su ignorancia y al fuerte clasismo y racismo reinantes en el pueblo.

John Steinbeck recibió el Premio Nobel de Literatura en 1962 y quizás su obra más conocida sea “Las uvas de la ira”. A muchos os sonarán también otros libros suyos como “A un dios desconocido”, “De ratones y hombres”, “Al este del edén” o “Viva Zapata”, en gran parte por sus adaptaciones cinematográficas. Yo leí “Al este del edén” hace muchos años y lamentablemente ya no me acuerdo de si me había gustado o no. El caso es que si no habéis leído nada suyo os recomiendo empezar por “La perla”, que se lee rapidísimo (tiene poco más de un centenar de páginas) y es una fábula maravillosa.

10 comentarios:

  1. Ciertamente es un relato maravilloso. Lo leí hace tiempo y me encantó. El que leí no hace mucho, también novela corta, y que guarda bastantes similitudes con el que comentas es "El Viejo y el Mar", de Hemingway. Dos lecturas más que recomendables con grandes enseñanzas para el ser humano.

    Gran reseña, Lillu. Saludos y buena mañana.

    ResponderEliminar
  2. Yo lo leí hace poco y estoy totalmente de acuerdo contigo, es tan triste pero tan fantástico! Yo también me sentí muy identificada con los personajes, ay pobre Coyotito!

    ResponderEliminar
  3. Un libro que he llegado a tener en casa pero que por algún motivo, nunca me he decidido a leer, y eso que sé de la calidad del texto.

    Bueno, por lo menos esta vez no me he leído el spoiler :-)

    ResponderEliminar
  4. Pues precisamente Steinbeck es uno de mis grandes pendientes. Me apunto tu recomendación y empezaré por La Perla en cuanto tenga tiempo para leer una novela nueva :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Una de las pocas veces que sí he leído el spoiler porque me apetecía recordarla, pues la leí hace mucho.
    El nombre de Coyotito me ha venido con fuerza. :)
    Recuerdo la tensión que se vivía ante la posibilidad de que le robaran.
    Me gustó mucho.

    ResponderEliminar
  6. Hace tiempo ya que la leí y creo recordar que al final la mejor solución que deseas es que se queden como antes; completamente de acuerdo con tus opiniones. Creo que leí La Perla y luego al Este del Edén (también recomendable, la peli de Dean abarca sólo una parte d la novela) en un mismo libro, que unía ambas obras.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Lo lei de pequeño, porque nos lo mandaron en el cole... en aquel momento no me llamo mucho, pero quien sabe, el tiempo y los años, podrian cambiar mi percepcion.

    ResponderEliminar
  8. De acuerdo contigo, y con Sese, yo también lo terminé pensando "con lo relativamente bien que estaban antes..." Recuerdo que me dejó bastante triste el libro, la verdad. Aunque por supuesto es un libro muy bueno, muy bello y crudo.

    ResponderEliminar
  9. La leí hace siglos para el colegio y recuerdo poco, pero no me suena que me disgustase, toda una proeza para una lectura impuesta.

    ResponderEliminar
  10. Kinezoe, la verdad es que no recuerdo haber leído nada de Hemingway... hmmm, me lo apunto :)

    Vero, sí, muy triste :/

    Loquemeahorro, pues la siguiente vez que lo tengas a mano no lo dejes pasar, que seguro que no te arrepientes. Y esta vez menos mal que no he hecho el super-spoiler, por si acaso :D

    Akane es una novela ideal para empezar con él porque es breve y además buena... qué más se puede pedir :)

    JuanRa, yo normalmente pongo spoiler a todo el argumento, porque a veces saber de qué va ya estropea un poco la historia. Creo yo!! :D

    Sese, pues totalmente, a veces es bueno el dicho aquel de "virgencita que me quede como estoy", no?

    Jose, ojalá me hubieran mandado a mí en el colegio libros como este. Yo tuve que leer "La colmena" de Cela y "Tiempo de silencio" de Luis Martín-Santos, entre otros ladrillos infumables para jóvenes de 16 y 17 años.

    Sonix, a mí me encanta sufrir cuando leo o veo una película si ése era el propósito de la obra. Un poco masoca que es una XDD

    Cristina, pues sí. Como le dije a Jose arriba, ojalá a mí me hubiera tocado leer algo más ameno que lo que me tocó en mi año.

    saluditos a todos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails