martes, 25 de enero de 2011

De qué hablo cuando hablo de correr

Me advirtieron que este libro no tenía nada que ver con el resto de la obra de Haruki Murakami. Aunque el género pasara de la ficción a una especie de autobiografía temática, me interesaba sobremanera la postura de este escritor japonés sobre el arte de correr, en el que yo hacía poco que también me había iniciado. Leí el libro con avidez, disfrutándolo muchísimo y sintiéndome muy identificada con las consideraciones del genial Murakami.

En esta obra, pubicada en 2007, el escritor narra los entrenamientos que realizó como preparación para tomar parte en el Maratón de Nueva York. Además, cuenta sus inicios en la actividad de correr, añadiendo multitud de anécdotas a un relato ágil y muy entretenido. El mundo del deporte se entremezcla con su carrera literaria y con algunas otras de sus aficiones, principalmente la música. Su humildad y su sinceridad a la hora de escribir me cautivaron totalmente en este libro, aunque ambas características forman parte ya del estilo característico de este autor japonés.

Haruki Murakami, que empezó a correr con 33 años, ha participado en multitud de carreras de media y larga distancia desde entonces, incluyendo varios maratones. En los últimos años se ha dedicado también al triatlón, por lo que se mantiene en una magnífica forma a pesar de su edad (tiene ya 62 años). Demuestra que casi todo es posible con constancia, disciplina, voluntad y afán de superación.

Este libro quizás no tenía otro objetivo que compartir con otros fans del deporte las sensaciones que se van produciendo con cada nuevo entrenamiento, con cada logro, con cada objetivo cumplido, pero sin duda va mucho más allá. Yo creo que la obra pueden disfrutarla de igual modo los lectores que no corran ni sepan de qué va eso, aunque sí es cierto que para comprenderla al cien por cien es recomendable ser fan de Murakami. Estos capítulos no dejan de ser, en definitiva, unas pequeñas memorias que nos acercan detalles muy interesantes y desconocidos de la vida privada del escritor nipón, de su forma de trabajar y de sus ideas, tomando como base la filosofía de correr a diario.

“De qué hablo cuando hablo de correr” me ha gustado muchísimo, me ha hecho sentirme muy identificada con muchos aspectos del “escritor-corredor” y me ha despertado más de una sonrisa. Y así es un placer leer.

[...] Y, a menudo, las cosas verdaderamente valiosas son aquellas que sólo se consiguen mediante tareas y actividades de escasa utilidad.

Puntuación: 9 sobre 10.

8 comentarios:

  1. Vamos, que si se entera Haruki de la crítica que has hecho de su libro viene corriendo a dedicártelo.

    Tomo nota pues yo también soy un semiaficionado a esto de salir a correr. Eso sí, cada vez una ruta distinta o me aburro pronto.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Habia oido nombrar el libro pero no sabia bien de que iba. Suena bien, a mi no me gusta correr(me duelen las canillas), pero cuando hacia spinning recuerdo lo que es sacrificarte y el subidon que da cumplir los objetivos, y aguantar el ritmo dia tras dia. A ver si me animo otra vez XD

    ResponderEliminar
  3. Lillu: ya sabes que me gustó mucho porque yo también empecé a correr hace poco (bueno, voy a volver a empezar, que con este frío, igual me congelo si salgo!) y me animó un montón.
    Menudo máquina está hecho, verdad?

    ResponderEliminar
  4. Jo, hasta el 22 de febrero sigo penado y no puedo sacarlo =/

    Aunque realmente me parece mucho tiempo, igual la tipa se equivocó y se refería a enero. Tengo que ir a echar un vistazo XD)

    ResponderEliminar
  5. Oye, o le curas el resfriado a Lillu Meez o le das un paquete de kleenex. Qué catarrazo la pobre!! XDDD

    ResponderEliminar
  6. JuanRa, yo pensaba que me aburriría pero qué va, me lo paso genial y sufro cuando no puedo correr (como ahora, que hay temporal :/).

    Jajaja me olvidé de cambiar el meez de la pobre Lillu! Ahí lleva estornudando la tía desde Navidades, casi nada XDDD Gracias por recordármelo, voy a ponerla buena ya mismo ;)

    Nukacola, supongo que la sensación será similar con cualquier deporte, sobre todo cuando ves que poco a poco vas cumpliendo objetivos! :D

    Isi, desde luego, yo quiero llegar a los 60 con la salud física y mental de este señor! :D Vamos por el buen camino, jajja.

    Zorrocloco, joer, estaba pensando yo qué habrías hecho con los libros para que te castigaran tanto tiempo! :D

    saluditos!

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué casualidad! Justamente hace no mucho que terminé de leer este libro, me encanta Murakami y también he hecho mis pinitos como corredor, por lo que es el libro perfecto por decirlo de alguna forma.

    Es muy divertido, muy cercano y la verdad es que para momentos de autoestima baja es perfecto, las recomendaciones y hazañas de superación de Murakami son alentadoras en ese sentido.

    Gran libro en definitiva. Un saludo y gracias por comentar a menudo en mi blog!;)

    ResponderEliminar
  8. ger, como bien dices es lo más cercano al libro perfecto para los que escribimos, corremos y, aún encima, nos gusta Murakami! :D

    Tu blog es fantástico. He descubierto buenísimas películas gracias a tus entradas y he pasado ratos muy agradables leyéndote. Gracias a ti por pasarte también por aquí!

    saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails