martes, 5 de abril de 2011

Gritos en el pasillo

Me invadió la curiosidad sobre esta película cuando me enteré de que estaba protagonizada por cacahuetes. Sí, manises con cáscara animados que daban vida a unos personajes más bien tarados recluidos en un mani-comio. Con esa premisa se conforma una película de animación terrorífica aunque no exenta de toques de humor, muy en la línea de la mejor serie B.

“Gritos en el pasillo” fue realizada por Juanjo Ramírez, con la estrecha colaboración de Alby Ojeda, y se estrenó en 2006 en varios festivales de animación, obteniendo destacadas críticas. El proyecto se había iniciado tres años antes, durante los cuales todos los miembros del equipo trabajaron sin cobrar y en su tiempo libre para sacar adelante la película. Toda la animación se hizo a mano, sin tecnología punta ni efectos especiales por ordenador, con lo que el mérito del film es aún mayor.

El argumento no es original, pero funciona. Un prestigioso ilustrador de cuentos infantiles es contratado para decorar las paredes de un centro de salud mental perdido en medio de la nada. Desde el primer momento el dibujante nota extraños comportamientos en el personal del hospital, por lo que decide apurar su trabajo para marcharse cuanto antes. Sin embargo, la situación se le va de las manos cuando le encargan que pinte el pasillo más inquietante del edificio, a oscuras y en el que se escuchan unos horribles gritos tras las paredes.

*** Spoilers! ***

Hilando cabos descubre que el personal del manicomio son en realidad los enfermos, cacahuetes caducados mentales que se han hecho con el mando de la institución tras recluir a los verdaderos responsables en un cuarto al fondo de ese siniestro pasillo. Temiendo volverse loco (o peor aún, terminar como los cuerdos que antes regentaban el mani-comio), intenta huir en una persecución repleta de frutos secos desquiciados y luchas de cáscara contra cáscara.

*** Fin de Spoilers! ***

En los puntos más débiles del film se encuentra el doblaje, bastante pobre para un producto que visualmente no está mal y que tiene una animación muy cuidada, para la que se pintaron docenas de expresiones en los cacahuetes. Evidentemente tampoco es una película que sorprenda ni que aporte nada espectacular a la forma de contar la historia, pero entretiene y tiene momentos algo frikis muy divertidos. Algunos planos se hacen un poco largos pero en general está bien rodada, montada con acierto y con buena estética.

“Gritos en el pasillo” está producida conjuntamente por dos compañías españolas, una canaria (Producciones Bajo la Lluvia) y otra gallega (Perro Verde Films), y ha ganado varios premios en festivales de animación. Existe una versión en inglés bajo el nombre de “Going nuts” (muy acertado el título) y se puede ver también con subtítulos en alemán, francés, japonés y chino.

Parte del equipo de “Gritos en el pasillo” acaba de estrenar otra película de animación con marionetas, “Zombie Western: la leyenda del carnicero oscuro”, en colaboración con la compañía danesa Happy FlyFlish. Aún no la he visto pero la cinta ya ha ganado algunos premios en distintos festivales y quizás les guste a los fans de las historias de muertos vivientes, tan de moda últimamente. Aquí os dejo el tráiler, que realmente sólo tiene unas cuantas escenas y no cuenta nada, para qué veáis el estilo del film.

Puntuación: 7 sobre 10.


8 comentarios:

  1. Qué bien suena, Lillu!
    Meritorio como se llevó a cabo la realización, sin medios y sin cobrar prácticamente; eso es entusiasmo y creer en uno mismo. Así es como salen cosas interesantes y no contaminadas por productoras y demás... y el valer, claro está.
    Me da que la animación tiene un algo de Coraline (magnífica!) o de Número 9 (muy buena). Un saludo, Lillu, y buena entrada.

    ResponderEliminar
  2. ¡Yo quiero! Me has convencido de verdad.

    Lo del "mani-comio" me ha encantado.

    Y lo de "going nuts".

    Buenísimo!!

    ResponderEliminar
  3. No sé, no sé. He visto el trailer en Youtube y la estética de los dibujos no me convence, me da como mal rollo. Claro que no me acostumbran a gustar las animaciones, soy muy maniático, y si encima el doblaje es mejorable....Raro que es uno.

    Esperaré que alguien se decida a hacer una peli de animación de las ovejas de gleenkill, estarñia bien ¿no?

    ResponderEliminar
  4. En su día me pareció una idea muy original, aunque todavía estoy pendiente de verla...

    ¡Gracias por la crítica!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Si te paras a pensar en lo gracioso que es que esos cacahuetes en concreto tuvieran la gran suerte de convertirse en actores... XD

    ResponderEliminar
  6. Javi, el estilo sí que es oscuro, como el de "Coraline", pero la técnica de animación creo que no tiene nada que ver. Pero desde luego mérito no le falta.

    Loquemeahorro, no te esperes un peliculón tampoco eh, pero tiene sus momentos :D

    Sese, las pelis de animación no son para todo el mundo. Conozco a mucha gente a la que no le dicen gran cosa tampoco. Lo de "Las ovejas de Glennkill" tienen que hacerlo pero en peli normal, no de animación! Sería buenísimo!! :D

    Perséfone, lo mismo pensé yo. Como digo tiene algunas cosas mejorables, pero entretiene.

    JuanRa, yo es que no seguí de cerca el proceso de casting, pero tuvo que ser duro... :P

    saluditos!

    ResponderEliminar
  7. Seguro que el actor principal saltó a la fama y ahora vive en una mani-sión...

    A mí me gustó un montón la película pero en ocasiones se me hacía eterna y algún que otro bostezo pegué pero es recomendable ya simplemente por los juegos de palabras y personajes que hay en ella, además de lo expresivo de las varias caras que tienen los personajes; ¿o debería decir las expresiones que mani-fiestan?

    ResponderEliminar
  8. GeekDraz, yo no sé si te gustó tanto como dices, pero de que le estás sacando provecho a los juegos de palabras no hay ninguna duda XDDD

    bsito

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails