martes, 12 de julio de 2011

Hana-bi. Flores de fuego

Creo que ya he comentado en alguna ocasión que no soy muy fan del cine japonés. En general se me hace lento, la escuela de interpretación nipona tiene fama de ser pésima y muchas veces los argumentos están muy alejados de la comprensión occidental. Sin embargo, algunas películas tienen el don de maravillar, con historias de un lirismo sorprendente y una emotividad tal que hacen olvidar cualquier otra cuestión formal.

Es el caso de “Hana-bi. Flores de fuego”, una película dirigida en 1997 por el prestigioso Takeshi Kitano e interpretada por él mismo en su papel principal. Comencé a verla y, siendo sincera, se me hicieron eternos los primeros minutos, sin apenas diálogos y con algo de confusión, además de las típicas sobreactuaciones de los actores japoneses. Y eso fue en mi segundo intento de visionado, porque en el primero directamente me dormí a los 15 minutos de película.

Pero en un momento dado, acompañada por la magnífica música de Joe Hisaishi, la película empezó a cobrar sentido y me cautivó. Me dejé caer en la historia y ésta me atrapó, envolviéndome con el colorido de las imágenes, el devenir pausado (a veces tan pausado) de los acontecimientos y esa sensación de desesperación y soledad que transmiten, que hace que todo se nos vaya escapando inexorablemente de las manos.

*** Spoilers! ***

El policía Yoshitaka Nishi ve cómo su mujer se muere lentamente debido a la leucemia. Sin ser eso suficiente desgracia en su vida, un amigo y compañero del Cuerpo acaba de quedarse inválido en una silla de ruedas debido a una mala actuación policial, por la que Nishi se siente terriblemente culpable. Intenta compensar a su colega de todas las formas posibles, fomentando su pasión tardía por la pintura, y a su esposa con el tiempo que antes no había podido dedicarle debido a su trabajo. Pero para ello, debe ir cerrando antiguas cuentas pendientes, que le llevarán a adentrarse en una espiral de violencia, venganzas y tragedias.

*** Fin de Spoilers! ***

Digamos que no es una película apta para todos los públicos. Es muy lenta y apela casi continuamente a la paciencia del espectador para que éste consiga hilar visualmente lo que está ocurriendo. Eso sí, cuando se consigue esa conexión la experiencia cinematográfica resulta brutal. La historia es tan hermosa en última instancia que nos emociona desde el primer momento en que intuimos hacia dónde nos conduce. No revelaré el final, pero para mí es uno de los más bellos que he visto en el cine.

Para llegar a ese crucial momento, Takeshi Kitano nos muestra la ira contenida (y no tan contenida) de sí mismo como protagonista, los sentimientos más primarios de amor, amistad, odio y dolor, su plasmación en el comportamiento ultra violento y en la más grande de las ternuras. Eso, lo que la película nos transmite, es lo que hay que primar por encima de consideraciones formales en las que las escenas son terriblemente largas y a veces se pierde la noción del tempo narrativo. Precisamente por ello es una obra considerada por muchos impresionante pero tremendamente controvertida a la vez, que tiene tantos admiradores como detractores que ponen en duda su genialidad tildándola de aburrida, confusa y sobredimensionada.

“Hana-bi” fue dirigida por Kitano en 1997 y nos muestra una pequeña parte de ese universo personal que el realizador nipón siempre imprime a sus películas. Puede gustarte o no, pero jamás te dejará indiferente. Y a mí me ha maravillado. Os dejo también el enlace a “Dolls”, otra película de “Beat” Takeshi que reseñé hace unos tres años (curiosamente, me transmitió sensaciones muy parecidas a ésta) y que también me gustó muchísimo.

Puntuación: 9 sobre 10.


10 comentarios:

  1. Peli muy personal de Kitano. Su cine a mí me convence hasta un punto. Creo que lo que más me gustó de él es Zatoichi, también súper especial. Es de samuráis y es super violenta, pero, curiosamente, tiene mucha gracia. No se puede decir que Kitano no tenga estilo. Esta peli creía que no la había visto, pero sí, y me quedé tal que anestesiado por todo lo contemplativo que tiene: pasan muchas cosas sin que lo parezca; ese es el recuerdo que tengo.
    Muy buen post, Lillu. Cada día escribes más bonito ;-)

    ResponderEliminar
  2. O_O notaza!!!!!!!
    Tú debes tener cuenta en Filmaffinity, si es así dime tu nombre jeje
    Pues no he visto ninguna de Kitano pero tengo Dolls en casa. La verdad que animas a verla con tu reseña. Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Javi, muchas gracias :) Desde luego que el estilo de Kitano es muy personal y característico, al menos en lo que yo he visto de él. A pesar de su parsimonia visual, creo que seguiré viendo sus películas porque acaban llenándome mucho, mucho.

    Vero tengo cuenta en FilmAffinity, en el IMDB, en todas partes XDD No sé cómo se busca ahí a la gente, pero estoy como Bubambo, a ver si te aparezco :) Gracias! Sobre Kitano, puede que te parezca lento y aburrido al principio (a mí me lo pareció, te lo advierto), sobre todo si no estás acostumbrada al cine oriental, pero en el fondo las historias son de una increíble belleza. Muy desgarradoras también, no recomendables para los amantes de los "happy end" :D

    saluditos

    ResponderEliminar
  4. Yo también tengo cuenta en el filmaffinity! Tengo que buscarte. Seguro que hay alguna joyita que has visto y que me puedes recomendar (y viceversa)

    ResponderEliminar
  5. me gusta casi todo de Takesi Kitano
    creo recordar, una peli, de un niño
    puede ser EL VERANO DE KIKUYIRO ???
    PRECIOSA, con una banda sonora sublime.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. me gusta casi todo de Takesi Kitano
    creo recordar, una peli, de un niño
    puede ser EL VERANO DE KIKUYIRO ???
    PRECIOSA, con una banda sonora sublime.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. me gusta casi todo de Takesi Kitano
    creo recordar, una peli, de un niño
    puede ser EL VERANO DE KIKUYIRO ???
    PRECIOSA, con una banda sonora sublime.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Radmains, pues añádeme, que yo no sé cómo se busca ahí gente, nunca lo he hecho.

    Susan Lenox, ésa que comentas, la de "El verano de Kikujiro" no la he visto, pero también tiene música de Joe Hisaishi, un genio :) Gracias por comentar!

    saluditos

    ResponderEliminar
  9. No la he visto, pero Kitano es un gran tipo.

    ResponderEliminar
  10. Möbius, a mí poco a poco me está convenciendo con su cine. Con "Humor amarillo" ya lo hizo hace tiempo :P

    saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails