miércoles, 19 de septiembre de 2012

Diablo III

Hace algo más de un mes me hice con el Diablo III, un juego por el que muchos gamers llevábamos más de una década esperando. Hace ya unos años dediqué un post en este espacio al Diablo II, su predecesor, un juego que se llevó cientos de horas de mi tiempo libre y que, en contraprestación, me aportó alguna que otra satisfacción personal. 

Tras varios años anunciando y posponiendo su lanzamiento, este año por fin se publicó esta tercera edición de Diablo, un producto desarrollado por Blizzard Entertainment. Esta compañía es la responsable de otros videojuegos y MMORPG como el conocido World of WarCraft (WoW) o el clásico StarCraft. El caso es que, tras tanto tiempo de espera, la mayoría de los jugadores de Diablo III se han sentido decepcionados, ya que la evolución desde el Diablo II es apenas perceptible salvo en unos cuantos detalles técnicos.

Para aquellos que deseen jugarlo, les diré que este post puede contener spoilers! y detalles de la trama de Diablo III, así que les recomiendo que me lean bajo su responsabilidad ;) 

Han pasado veinte años desde la victoria del bien sobre el mal, pero los demonios mayores que sobrevivieron a aquella guerra deciden que ya es momento de volver a imponer sus normas. El juego se divide en cuatro actos, con cuatro monstruos finales, de los que los más importantes son Belial y Azmodán. A lo largo de los actos se van cumpliendo determinadas misiones con el objetivo de encerrar a los demonios dentro de un artefacto denominado "piedra de alma", aunque las consecuencias de este plan no serán las esperadas. Una vez terminada la dificultad Normal, el juego se repite completo en Pesadilla, Infierno y Averno.

Como en anteriores ediciones de Diablo, el jugador puede elegir entre varios tipos de héroes, en este caso cazador de demonios, bárbaro, médico brujo, monje y mago. El cazador de demonios equivale más o menos a la antigua amazona del Diablo II, que utiliza arcos, ballestas y otras armas a distancia y tiene como principal fuerte en su tabla de atributos la destreza. Ése fue el personaje que yo elegí para jugar a Diablo III.


Los personajes tienen unos atributos fijos que reciben al subir de nivel, dependiendo de su clase, sólo modificables con el equipo o las "bendiciones" (buffs) temporales. Las armas, las armaduras y los demás complementos constituyen parte del botín de los bichos matados en el juego, aunque también se pueden crear entrenando al herrero para ello. Sería fantástico si esos ítems fueran en esencia mejores que los que sueltan los bichos, para compensar el esfuerzo y el oro invertido en los componentes necesarios para elaborarlos, pero resultan completamente aleatorios así que rara vez se obtiene un objeto realmente válido.

He de decir que para mí el juego en sí es aburrido. Adictivo, sí, pero aburrido. Se acaba muy rápido y para un jugador de Diablo II apenas presenta retos salvo el de tener paciencia para morirte y volver al campo de batalla innumerables veces. Cuando te mueres no pierdes nada, salvo un 10% de durabilidad de los objetos que lleves equipados, que se pueden reparar en los vendedores del pueblo. Ni pierdes experiencia ni objetos de forma definitiva. De hecho, la experiencia sube de manera vertiginosa y en un reciente parche han añadido 100 niveles más (denominados "niveles de leyenda") a los 60 iniciales que podía alcanzar cada personaje. No ha existido para mí ningún nivel en los que te quedes atascado, como sí ocurre en otros juegos, aunque sí hay un cambio notable entre la dureza del Acto 1 y el Acto 2 en dificultad Averno.

Es cierto que tampoco me esperaba unas búsquedas mucho más elaboradas ni un gran desarrollo argumental porque, de siempre, el Diablo II ha sido un mata-mata entretenido sin más pretensiones, pero me ha decepcionado que hayan invertido todos estos años para publicar lo mismo con unos gráficos un poco mejores, unas cinemáticas maravillosas, como siempre, pero una jugabilidad bastante más reducida de lo esperado y bichos prácticamente calcados a los que ya salían en la segunda parte del juego. El sistema de partidas en grupo es mucho peor también desde mi punto de vista, ya que las partidas se limitan a cuatro jugadores pero no puedes ver quién está en la búsqueda a la que te unes, así que me he encontrado en partidas con cuatro cazadores de demonios que poco podemos hacer jugando juntos, más que morirnos graciosamente cada 50 segundos :P

Como dato positivo, el comercio del juego lo han concentrado en la "Casa de subastas", un mercado online anónimo en el que puedes dejar tus objetos a la venta por puja o por venta directa, tanto en dinero del juego como en dinero real, y comprar de igual modo lo que necesites para tu personaje. Se trata de una ventaja en todos los aspectos, ya que elimina los problemas de intercambio y los engaños que se sufrían en el Diablo II a la hora de comprar o vender objetos. Añadiendo dinero real a las transacciones se ahorran también gran parte del mercado ilícito de objetos que rodea siempre a muchos juegos online.

Por lo demás, Diablo III es un MMORPG entretenido y adictivo, pero decepcionante para un desarrollo de más de diez años.



7 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo... A mi me enganchó la primera vez que me lo pasé, más por ganas por ansia que por el juego en si, que he de admitir que me ha gustado, basandome en el hecho de ser un gran seguidor de la saga y de los juegos de Blizzard.

    Pero... Una vez descubres la historia por primera vez, con bastante facilidad por cierto, se hace cansado por ser más de lo mismo a una dificulta poco más alta, que si, que Diablo es así, pero esperaba un poco más y alguna sorpresa que otra.

    Como siempre, gran post :)

    ResponderEliminar
  2. ¿Y con esos taconazos se puede correr? XD

    Y hasta aquí mi sesuda aportación. Salud y saludos.

    ResponderEliminar
  3. Mi aportación va a ser incluso más sesuda que la de ex-seminarista: Yo de esto, no tengo ni idea.

    Y dicho esto, diré que es curioso como una campaña de promoción se puede volver en contra del producto. Es decir: Si algo se promociona como el nova más, si se consigue crear un auténtico interés en el público, es magnífico, pero si después las expectativas no están a la altura, parece mucho peor de lo que realmente es.

    Es decir, que si en vez del Diablo III, fuera un juego casi desconocido, a lo mejor a la gente le gustaba más, porque sencillamente no espera nada de él.

    pd. Vale, esto ha sido una obviedad.

    ResponderEliminar
  4. Aless, a mí me gusta porque es como si fuera una expansión del Diablo II, pero esperaba más innovación, algo distinto, no sé. Y lo de que es fácil es que no se lo perdono, que el juego en normal no me duró 2 días! XD

    Exseminarista ye-ye, ya me parecía a mí que me mataban mucho cuando intentaba escapar... :P

    Loque, el problema fue precisamente ése, que crearon muchísima expectación, retrasaron el lanzamiento de un año para otro durante los últimos tres o cuatro y al final la gente se llevó una pequeña decepción. Pensábamos que con tanto retraso estarían elaborando un juego impresionante y no, nos encontramos con lo mismo que publicaron hace 12 años pero con algo más de calidad. Lo salva que los gamers tenemos muchas tendencias adictivas, que sino... XD

    saluditos!

    ResponderEliminar
  5. - Una historia mucho más larga e intensa.
    - Mucha más variedad de enemigos y escenarios.
    - Muchísima más dificultad.
    - E incluso alguna variedad más innovadora de heroe.

    Pero además, las mejoras gráficas siendo notorias, no son tan excesivas Lillu, en cambio los requerimientos hacen que mucha gente y remarco "mucha", no haya podido jugar aun eh.

    ResponderEliminar
  6. Nunca he jugado a esta saga, ¿es un MMORPG? Me encantan los RPG's, sobretodo los de la época dorada de la Super Nintendo, pero nunca he ctado a un MMORPG. Tal vez tenga que darles una oportunidad.

    ResponderEliminar
  7. Nocivo sí es un MMORPG, aunque se pueden elegir partidas de un solo jugador o comunitarias. Yo no jugué al 1 pero sí al 2, durante muuuuucho tiempo, jeje. Son juegos muy adictivos, aunque en el caso de los Diablos son más estilo mata-mata que otra cosa. La historia de fondo está bien pero es bastante secundaria.

    saluditos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails