jueves, 6 de febrero de 2014

Muffins de algarroba

Una amiga abrió hace unos meses una tienda de productos naturales en La Laguna (ésta es su página de Facebook por si queréis visitarla). Aparte de conseguir allí pasta integral, harinas o chocolates sin azúcar para el sector diabético de la familia, también me dedico a curiosear productos nuevos o desconocidos a los que puedo dar uso en mi repostería casera. Uno de los últimos fue la algarroba en polvo, algo que me sonaba de oídas pero que nunca había consumido.

La algarroba es un fruto de cultivo mediterráneo con muchas propiedades beneficiosas y que suele usarse como sustituto del chocolate, por ejemplo, por su color similar y sabor dulce. También se usa mucho en la dieta de determinados animales o como espesante para elaborar la famosa goma garrofín, presente en muchísimos productos alimenticios. Yo me saqué de la manga unos muffins de algarroba para los que empleé algarroba en polvo y otros ingredientes que ahora os detallo.

Para la preparación no me salí demasiado de mis recetas habituales. Usé dos huevos, un yogur natural desnatado, medio vaso de aceite de girasol, un chorro de leche desnatada, 100 gramos de fructosa (podéis usar azúcar si lo preferís), 100 gramos de harina de trigo integral, 100 gramos de harina de trigo normal, 25 gramos de harina de almendra, 20 gramos de algarroba en polvo, medio sobre de levadura de repostería, canela, jengibre y cubitos de almendra para decorar.

El procedimiento: batir los líquidos por un lado (huevos, yogur, aceite, leche y fructosa) y posteriormente añadir las harinas mezcladas con la levadura, la algarroba molida, una cucharadita de canela y una pizca de jengibre. Verter la masa en moldes previamente engrasados (yo utilicé una plancha de 12 muffins) y decorar por encima con cubitos de almendra. Hornear a 180º durante unos 25 minutos en el horno precalentado.

Estos muffins de algarroba tienen un sabor curioso, algo más intenso que el del chocolate, y un color oscuro muy similar al del chocolate negro. Resultan bastante contundentes, así que con uno ya te quedas lleno. Os los recomiendo si no podéis o no queréis tomar chocolate por algún motivo, ya que la cantidad de grasa de la algarroba en polvo es sólo de un 2% y no lleva más azúcar que el natural presente en el fruto.

10 comentarios:

  1. Pues me quede con ganas de probar la algarroba en polvo cuando un amigo que vive en París nos alojó y nos explico que la usa como sustitutivo del chocolate, gracias a esta receta ya tengo un motivo para comprarla y degustarla ;)

    ResponderEliminar
  2. Mmm, qué pinta! Los algarrobos son parte de mi infancia, hay muchos por el campo donde tienen mis padres la casa y nos pasábamos los veranos jugando entre sus ramas :).
    Mi abuela me contaba que se hacía "chocolate" con la algarroba en los tiempo de escasez. Ahora tengo muchas ganas de usarla en repostería, la verdad :).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Chechu, pues básicamente ése es uno de sus principales usos por lo que he leído, como sustituto del chocolate. La verdad es que el sabor no es igual pero puede convencer ;)

    Liliana, informándome para este post he leído eso que comenta tu abuela de que se usaba mucho la algarroba en tiempos de guerra, pero que luego se fue derivando hacia el consumo animal y ahí se ha ido quedando. Ahora que vuelven los productos sanos y naturales supongo que vuelve a ser una buena opción.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  4. Ñam ñam ñam me los comía todos. Siempre me hizo gracia la palabra algarrobo :-D
    Un abrazo, Lillu.

    ResponderEliminar
  5. Creo que nunca he probado una algarroba... Tendré que solucionarlo, esto que cuentas sobre ellas, pinta bien.
    Aunque ¿dónde se compran? en fruterías normales nunca las he visto... bueno aunque la opción en polvo supongoque será la mejor.

    Saludines!

    ResponderEliminar
  6. Javi, por nuestra tierra creo que el algarrobo es un árbol bastante más desconocido aún, ya que es sobre todo de cultivo mediterráneo. Supongo que de ahí que el nombre nos haga gracia XD

    CreatiBea pues no creo que se vendan en fruterías, la verdad, ya que no es un fruto muy apreciado para el consumo humano ahora mismo y se emplea más en dietas animales. En polvo seguro que lo encuentras fácilmente en herbolarios o tiendas de productos naturales :)

    saluditos!

    ResponderEliminar
  7. Me encantan las tiendas como las de tu amiga, gracias a eso he comido galletas y otros dulces con algarroba.

    Pero ya te digo que no tenían tan buena pinta como estos!

    Recuerdo que siendo pequeñas fuimos a Alcoceber y tooodo estaba llenito de algarrobos, y el suelo, de su fruto.

    No tenía ni idea entonces de que tuvieran ninguna utilidad, y nos limitamos a hacer todos los chistes habidos y por haber sobre Curro Jiménez, claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Loque, yo es la primera vez que la pruebo y la verdad es que tiene su punto :)

      Jajaja Curro Jiménez! No me acordaba de ese personaje! :D

      saluditos

      Eliminar
  8. Tienen que estar buenas. ¡Seguro!

    Cerca de mi casa de campo de Petrel hay un gran algarrobo y hace años a mi me gustaba morder sus vainas cuando estaban maduras. Están muy dulces, y como soy goloso...
    Un día mi padre me dijo que las algarrobas les gustan especialmente a caballos y burros, y desde entonces me las comía a escondidas xDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JuanRa, jajaja, nada de esconderse!! Como decía mi madre cuando yo era pequeña y no quería comer algo: "si viniera una guerra..." Si están ricas será que los caballos y los burros son inteligentes y se aprovechan de que nosotros las despreciamos :P

      saluditos!

      Eliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails