viernes, 27 de junio de 2014

El bosque de los suicidas

En pleno verano de 2014 todavía me quedan por publicar reseñas de lecturas que finalicé en 2013. Es un hecho que este blog ha perdido continuidad y frescura en los últimos años pero yo, de natural pertinaz, (suena mejor que terca) pretendo seguir compartiendo siempre que pueda todo lo que hago en mi escaso tiempo de vigilia dedicado al ocio y no a otros menesteres menos interesantes (básicamente dormir).

A lo que iba. "El bosque de los suicidas" es un cómic que me regaló mi amigo Nacho el año pasado y que me resultó bastante inquietante. No destripo demasiado del argumento si digo que está basado precisamente en el bosque japonés de Aokigahara, un lugar situado al pie del Monte Fuji de gran tradición mitológica y bien apodado como "el bosque de los suicidas" por la gran cantidad de nipones que eligen ese enclave para acabar con sus vidas.

Esta situación real es la base de la historia creada por los españoles El Torres (guión) y Gabriel Hernández (ilustraciones) sobre Ryoko, una guarda forestal del bosque que ve mezclados sus demonios personales con uno de los últimos suicidios producidos en el espacio natural que ella recorre a diario. La leyenda dice que los espíritus de los suicidas vagan por el bosque y atormentan a los vivos, como le ocurre a Alan, cuya novia acaba de colgarse de uno de los árboles del bosque debido a su frustración amorosa.

Click en la imagen para ampliar
Para entender un poco este cómic es necesario situar nuestro punto de vista en Japón, conocer la particular forma de vida de su población, su perfeccionismo llevado al extremo, sus inamovibles costumbres ancestrales y su particular concepto del honor. Los nipones tienen un toque muy trágico en muchas de sus actitudes y unas profundas creencias espirituales que muchos occidentales no llegamos a comprender. 

Partiendo de estas premisas, los historietistas españoles consiguen elaborar un cómic de aspecto y temática totalmente oriental, muy trabajado en ese sentido y con un resultado más que aceptable. Las imágenes se acercan al cine de terror japonés y transmiten bastante desasosiego. Apoyan perfectamente a la historia y en algunas páginas toman todo el protagonismo a la hora de transmitirnos ese malestar que produce lo desconocido y lo incomprensible.

Se trata pues de un cómic inquietante con toques de terror quizás no apto para todos los lectores ni para personas con una especial sensibilidad hacia el suicidio, asunto sobre el que gira toda la obra. Deja mal cuerpo, por mucho que guste su lectura, así que es de estos productos para las que hay que elegir cuidadosamente el momento de consumo.

Por lo demás, una edición muy cuidada que se publicó en 2011 al mismo tiempo en España y en Estados Unidos, cosechando muy buenas críticas. Sus autores, Torres y Hernández, ya habían colaborado previamente en otro cómic de terror muy exitoso titulado "El velo", que veré si puedo conseguir para echarle también un vistazo.

Puntuación: 7 sobre 10.

4 comentarios:

  1. Tendré que buscarlo, ahora me han entrado ganas de leerlo.
    Mientras no sientas que el blog es una carga esta bien que sigas con el,estas cosas hay que hacerlas por gusto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chechu, el problema es que no tengo ni el tiempo ni la tranquilidad suficientes para escribir las reseñas y se me acumulan las entradas pendientes. Cuando acaba el mes veo que apenas he puesto un par de posts y me da penita, pero vamos, es exactamente lo que tú dices: esto es para disfrutar y si unas veces se publica menos pues ya se publicará más otras ;)

      saluditos!

      Eliminar
  2. Pues no sé si leerlo aunque me inclino por atreverme. Ya si eso lo pensaré.
    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exseminarista ye-ye, bajo tu responsabilidad!! Luego no me digas que no avisé :P

      saluditos

      Eliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails