viernes, 8 de diciembre de 2017

Berlín (IV) Segunda Parte

Universidad Humboldt de Berlín
Tras un almuerzo típico y pasado por agua (publicaré una entrada especial, como siempre, sobre las peculiaridades gastronómicas de nuestro destino) atravesamos parte de la amplia avenida Unter den Linden, con la estatua de Federico II de Prusia en el centro flanqueada por los edificios de la Universidad Humboldt de Berlín, el Museo Histórico Alemán y otros organismos oficiales.

Federico II de Prusia en Unter den Linden
Desde allí desembocamos en Gendarmenmarkt, plaza en la que se encuentran las denominadas Catedral Alemana y Catedral Francesa, dos iglesias arquitectónicamente muy similares que se diseñaron siguiendo el modelo de la Piazza do Popolo en Roma. Con una iglesia al norte y otra al sur, en el centro se construyó un teatro nacional (Koncerthaus) y un monumento en homenaje al dramaturgo Schiller, para configurar la que está considerada como la plaza más bonita de Berlín.

Deutscher Dom - Catedral Alemana
En la Deutscher Dom había una exposición sobre la evolución de la democracia parlamentaria en Alemania, bajo el título de "Caminos-Desvíos-Extravíos". En los diferentes niveles de la iglesia había paneles informativos donde se podía leer abundante información sobre el parlamentarismo en la Alemania Imperial, el papel de la mujer en la política y la estructura parlamentaria alemana. También había una recreación de una sala de plenos a imagen y semejanza de la del Bundestag y un extenso programa de actividades relacionadas con el tema. 

La exposición estaba muy orientada hacia los jóvenes, para que conozcan su historia política reciente y el funcionamiento de su país, de ahí que gran parte de los paneles estuvieran sólo en alemán. Por ese mismo motivo nosotros no nos paramos demasiado en esta muestra, aunque nos pareció una idea fantástica aprovechar edificios emblemáticos para estas iniciativas de carácter didáctico. 

En la Französischer Dom había la opción de subir a la cúpula para contemplar la plaza y una parte de los alrededores por 3 euros, pero habiendo contemplado el día anterior toda la capital desde lo alto de la Berliner Dom pensamos que no merecía la pena y nos conformamos con tomar fotografías de los preciosos exteriores.

Gendarmenmarkt
Saliendo por Friedrichstrasse hacia el sur, a muy poca distancia de donde estábamos, nos encontramos con Checkpoint Charlie, uno de los puestos fronterizos más famosos de la ciudad que separaba la zona de control estadounidense de la soviética. En este paso tuvieron lugar varias huidas hacia el Berlín Oeste, muchas de ellas con trágico final. Aunque el puesto fue desmantelado a principios de los noventa, en el año 2000 se reconstruyó la caseta de control y el cartel de advertencia que en los años de la guerra informaba a los soldados y ciudadanos de su situación de peligro si traspasaban ese punto.

El lugar se ha convertido en un reclamo puramente turístico y allí varios figurantes ataviados con uniformes militares de la época posan para las fotografías de los curiosos. Casi al lado está el Museo del Muro (denominado también Museo Checkpoint Charlie por su ubicación), en el que tampoco entramos ya que el ticket costaba 12,50 € y no estábamos seguros de que nos fuera a aportar mucho más de lo ya visto en otros centros de información gratuitos.

Checkpoint Charlie
A apenas una manzana de distancia se encuentra la Topografía del Terror, un centro de documentación ubicado donde estuvo la sede de la Gestapo durante los años treinta y cuarenta. En este moderno museo inaugurado en 2010 hay varias exposiciones sobre cómo funcionaban los servicios de seguridad del nacionalsocialismo y cómo actuaba la Gestapo ante los contrarios al régimen. Toda la información está en alemán e inglés y allí se pueden leer historias terribles que guarda la triste memoria de Alemania. 

Topographie des Terrors
En Topographie des Terrors se exhiben muchas fotografías y muchísimos paneles con datos, por lo que es recomendable visitarlo con tiempo si se pretende absorber todo lo que allí se expone. Hay también exposiciones exteriores, donde se pueden ver restos de las celdas donde la Policía Secreta alemana retenía a los prisioneros. Todo en el centro está tratado con muchísima rigurosidad histórica y mucho respeto hacia las víctimas, algo que se puede respirar en toda la ciudad. Saben lo que significó el régimen nazi para millones de personas y por ello son especialmente cuidadosos con el recuerdo de esa etapa negra para el país.

Topographie des Terrors
Ya bastante cansados volvimos de nuevo por Unter den Linden dando un paseo hacia Alexanderplatz. Por el camino pasamos otra vez por delante de algunos de los edificios emblemáticos de la ciudad como el Ayuntamiento Rojo de Berlín (Rotes Rathaus) o la Berliner Dom. A pesar de ser una urbe grande, con más de 3 millones y medio de habitantes y miles de turistas cada año, Berlín es una ciudad en la que se camina muy bien y gran parte de lo visitable está en un radio de distancia relativamente pequeño.
 

Rotes Rathaus - Ayuntamiento de Berlín
En Alexanderplatz habíamos quedado con nuestro anfitrión para ir a cenar a un pintoresco restaurante de estilo bávaro. Decidimos encontrarnos con él, como gran parte de los locales, marcando como punto de reunión el Reloj Mundial (Weltzeituhr) situado en un lado de la plaza muy cerca de la estación de tren y metro. En este reloj se puede ver la hora en 24 zonas diferentes del mundo. A sus pies se reúnen diariamente muchos jóvenes y se producen muchos actos reivindicativos de carácter social.


Reloj Mundial en Alexanderplatz
*** (Haz click en las imágenes para ampliar)

*** (Continuará...)

2 comentarios:

  1. Aunque solo sea para que quede constancia de lo que viste y cómo lo viviste y que puedas volver a verlo una y otra vez, esto de los post de viajes es un acierto enorme.

    Y yo me siento cada vez mas aberlinado :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JuanRa, tú sabes que el principal objetivo de este blog es, precisamente, dejar constancia de cosas que posiblemente en unos meses ya no recordaré. Mi memoria es súper volátil y a veces vengo a mi propio blog a comprobar si ya he leído un libro o visto una peli concreta, jeje. Con los viajes es más o menos igual: hago las fotos con los carteles con los nombres de los monumentos o las obras que veo para luego recordarlo porque a los pocos días de volver ya sólo recuerdo que estuve en tal sitio y visité muchas cosas. Soy un desastre a ese nivel así que, en efecto, publicarlo en el blog es como revivirlo una y otra vez :D

      Me alegro de que te atraiga Berlín, es una ciudad increíble!

      Gracias por pasarte ;) Saluditos!

      Eliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails