domingo, 16 de septiembre de 2007

Brokeback Mountain

“Brokeback Mountain – En terreno vedado” es una película polémica por su contenido pero con gran aceptación por parte de crítica y público, que habla de una bonita historia de amor empañada por la represión, el miedo, el rechazo social y la incomprensión. Basada en un relato de Annie Proulx, la cinta fue premiada en los Oscars del año pasado con tres de los premios más prestigiosos: dirección, guión adaptado y banda sonora. (Spoilers!).

Ennis del Mar (Heath Ledger) y Jack Twist (Jake Gyllenhaal) son dos vaqueros que trabajan juntos como pastores de ovejas un verano en las montañas de Brokeback. A pesar de querer ocultar sus mutuos sentimientos, sienten una irrefrenable atracción a la que sólo pueden dar rienda suelta protegidos por la discreción de los montes, lejos de las miradas reprobatorias de la sociedad de 1963. Tanto uno como otro saben que su relación no podrá salir adelante, así que cada uno por su lado rehace sus vidas con parejas heterosexuales intentando olvidar lo ocurrido en Brokeback. Pero lejos de olvidarlo, el tiempo y la distancia no hacen sino avivar las llamas de ese amor.

Durante los años siguientes, ambos deciden verse a solas en el lugar donde esa magia surgió, arriba en las montañas, donde nadie puede juzgarlos ni criticarlos por amarse. Pero al mismo tiempo que disfrutan de su pequeña parcela de intimidad, se dan cuenta de que lo que se dan no es suficiente ni podrá serlo nunca y siempre vivirán atormentados por no poder estar juntos. Cuanto más tiempo pasa, más difícil es salir de la rutina familiar paralela y abandonar las obligaciones cotidianas.

Resulta tremendamente triste ver cómo una relación que podía haber sido maravillosa se convierte en un apurado encuentro cada seis meses, que deja más amargura si cabe que la vida normal que están obligados a llevar en la que ambos se sienten incómodos y se echan de menos sin tregua. Quizás podrían haber roto con todo e iniciar una convivencia, un futuro juntos, arriesgarse por lo que desean… pero Ennis busca siempre excusas para evitar sentirse rechazado por un mundo que, de igual modo, ya le rechaza por su apatía sin conocer sus tendencias sexuales. Por el contrario, Jack no está dispuesto a renunciar a sus inclinaciones por una vida cómoda y, si no es con Ennis, finalmente será con otro que le dé un empujón para salir del armario.


El final es más triste todavía, puesto que el amor entre ambos jamás se terminó pero se fueron distanciando por sus distintas formas de entender la circunstancia de ser gay. Y como siempre en muchas películas, lo más difícil de entender no es la muerte en sí, sino cómo se llega a ella.


El director Ang Lee ha sabido una vez más transmitir todas las sensaciones que viven los protagonistas, me ha hecho llorar a mares y me ha hecho pensar mucho sobre lo difícil que es vivir abiertamente cualquier peculiaridad que no sea bien vista o aceptada socialmente, aunque hoy por hoy nada pueda importarle a los demás lo que cada uno hace en su cama.

2 comentarios:

  1. Chica, pues yo la vi en el cine y me aburrí muchísimo. No me gustó nada y me pareció que... No transmite nada en absoluto. Laaarga, eterna se me hizo. Al salir de la sala pensé que vaya dinero más mal empleado. Debí dejar que me invitaran xD

    para gustos... colores!

    ResponderEliminar
  2. La verdad que sí que es pausada la peli, Hannamary, pero a mí no se me hizo nada larga ni pesada. Enseguida se me metió la curiosidad en el cuerpo de a ver cómo terminaba la historia, si dejaban a sus mujeres o qué, así que entre una cosa y otra me mantuvo en vilo :D

    A veces estas pelis en horario de cine nocturno son un buen somnífero, eso también es cierto XD No sería la primera vez que, por mucho que me interese una película, casi me quedo frita por el cansancio en pleno cine.

    saluditos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails