martes, 22 de enero de 2008

Harvest Moon

Durante las últimas semanas he estado jugando en la PSP a Harvest Moon: Back to Nature, un videojuego creado originalmente por Victor Interactive Software para Nintendo y publicado en inglés por la compañía japonesa Natsume. El juego consiste en la simulación de una granja, donde el protagonista deberá atender tanto animales como cultivos y otros aspectos de la vida en el campo.

Aunque el juego está indicado para toda la familia, incluyendo principalmente al público más joven, es tremendamente adictivo para cualquier tipo de jugador (yo no cuento; soy de fácil adicción :P). El juego se inicia cuando te ofrecen hacerte cargo de una granja abandonada, que tú deberás poner en marcha y conseguir que genere beneficios. Inicialmente te prestan un caballo para que lo cuides y un adorable perro. A partir de ahí, toca trabajar.



Para comprar las primeras semillas deberás conseguir dinero. Puedes ir a una mina cercana a extraer minerales y venderlos en el pueblo o recolectar flores y vegetales que encuentres por el bosque. También existe la posibilidad de pescar y vender los peces. Una vez arado y plantado tu campo, tendrás que regar y cuidar los cultivos hasta que sea el momento de la cosecha. Con el dinero que te paguen por ellos podrás comprar nuevas semillas de temporada o animales para emprender la vida animal en tu granja.

Los animales disponibles son (aparte del caballo y el perro) gallinas, vacas y ovejas. Las gallinas pondrán huevos que puedes vender o guardar para elaborar alguna receta en tu cocina. Las vacas darán por supuesto leche y de las ovejas podrás vender la lana cada semana. Cuando amplíes tu gallinero y tu establo te permitirán comprar máquinas más complejas para elaborar mayonesa con los huevos, queso con la leche y ovillos de lana, que se venderán en el mercado por un precio muy superior al de sus productos base.



El juego te sugerirá también que te relaciones con los habitantes del pueblo donde se enmarca tu granja,
Mineral Town. Ellos te ayudarán en muchos aspectos, te ofrecerán trabajos, recetas de cocina y mucha información que te será muy útil para vencer en los distintos concursos locales. Si eres chica deberás relacionarte con los chicos del pueblo con el objetivo de… casarte! Sí, todo juego familiar aspira a formar una familia. Yo he dejado esa responsabilidad a un lado por el momento… es que no me veo preparada :P

A pesar de que los gráficos son muy simples, el juego tiene una alta jugabilidad, una musiquita pegadiza y algunos detalles simpáticos, como la posibilidad de confesarte con el párroco local alegando que no te has comportado como un ciudadano ejemplar (si duermes mucho, por ejemplo, o tiras la basura al suelo en vez de a la papelera puedes acudir a la iglesia a expiar tus pecados). Además, los utensilios que necesitas para cocinar los pides a la teletienda llamando por teléfono. Ah, y los días de tormenta o tornado no podrás salir de casa, así que deberás consultar el parte meteorológico diario para evitar pérdidas irreparables en tu granja.



En el mes escaso que llevo jugando he conseguido tener diez gallinas (una de ellas pone incluso huevos de oro), cuatro vacas y dos ovejas, además de mi estanque lleno de pececillos y mi campo bien cubierto de cultivos. También he cruzado a mi perro con la hembra de una granja vecina (y nacieron dos cachorros preciosos igualitos a su padre). El primer año perdí al caballo por falta de cuidados (es que si llueve hay que meterlo en el establo, y mira que cuesta eso, oye). No se murió pero se lo llevaron de nuevo al rancho del que procedía :( Por suerte, en cuanto planté bastante hierba en mi terreno los responsables del rancho volvieron para ofrecerme otro pony al que no le quito ojo. He tenido que bautizar a todos mis animales (sí, incluida cada una de las gallinas…) con la originalidad que me caracteriza: pollo, polla, pollito, pollita… en fin :P

Mis últimos experimentos los he realizado en la cocina, donde gracias al programa gastronómico de la tele he preparado desde sushi y curry hasta arroz con bambú, tortillas, ketchup, helado, palomitas de maíz, pescado frito y un largo etcétera de platos deliciosos que devuelven al personaje parte de la energía que pierde mientras trabaja. Ni que decir tiene que disfruto como una enana recolectando ingredientes y cocinando en mi preciosa casita de Harvest Moon, todo un entretenimiento integral para el granjero moderno sin necesidad de ensuciarse las manos ni oler a excremento vacuno :D

3 comentarios:

  1. Hola

    ¡Qué punto de juego! :-D. Mi hermano tiene la PSP, soy capaz de regalárselo un día :-D.

    Un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar
  2. Juan, no sé qué tipo de juegos le gustan a tu hermano, pero desde luego éste es de lo más entretenido aunque parezca para niños. A mí me tiene loca :D Ahora ya he plantado también flores, he construido un invernadero y he aprendido a cocinar tarta de manzana! jajaja.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  3. Haha excelente perdi mi caballo tambien

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails