martes, 5 de agosto de 2008

Güimar Party

Por desgracia, no pude traerme a esa hermosa gatita de la foto a mi casa, aunque lo nuestro fue amor al primer ronroneo. El caso es que este fin de semana estuvimos con unos amigos en una casa rural en Güimar, en el sur de la isla de Tenerife y nuestros anfitriones fueron precisamente un montón de gatitos que aparecían de la nada para inspeccionarnos y (sobre todo) ver si les caía algún resto de comida.
Alquilamos una casa completa para 16 personas, con una increíble piscina cubierta, un enorme comedor y mucho espacio para el esparcimiento de todos los frikis urbanos que allí nos dimos cita. Ni que decir tiene que el principal motivo de esta reunión, convertida ya en anual, era precisamente la vena friki, por lo que no faltaron por allí consolas varias, portátiles adictos al
WoW, cartas de Vampire y otros juegos de mesa.
Nada más entrar en la propiedad nos invadió la comunidad gatuna, bastante famélica por cierto, que maullaba y nos miraba con esos ojitos tristones. Durante los cuatro días que estuvimos allí intentamos alimentarlos un poco para que al menos los más pequeños tuvieran más opciones de sobrevivir. El gatito más joven parecía tener apenas dos meses y sufría bastantes problemas en los ojos (aunque la dentadura la tenía bien, según comprobé por el mordisco que me pegó cuando le acerqué al hocico un pedazo de pavo XD).
Aunque algunos no tenían muy buena cara, a los dos días parecía que habían engordado ya un poco y estaban mucho más sanos, con los ojitos más limpios y el pelaje más brillante. La que me cautivó fue la de la foto de arriba, a la que he bautizado unilateralmente y sin consultar como Katy :P Fue desde el principio la más amigable y la que mejor aspecto tenía, con mucha más vitalidad que sus hermanos. Se dejó acariciar mansamente y en cuanto cogió confianza no dejó de tirarse a nuestros pies para que le hiciéramos mimos.
Deduje que había gatitos pertenecientes a dos camadas y la mamá todavía amamantaba a los grandotes, que tendrían ya sus cuatro o cinco meses, como Katy. El supuesto padre de las criaturas sólo pasó por allí para robarnos una pechuga de pollo de un plato con todo el morro. En total había unos ocho o diez gatitos que me inspiraban un montón de ternura, sobre todo viendo lo necesitados que estaban de cariño y más aún de comida. En esos días devoraron leche, pavo, chuletas, queso, salchichas, pan y hasta pienso de perro, sin dejar ni un resto de nada.
Por lo demás, la estancia en la casa fue muy agradable y relajada. Nos pasamos horas en la piscina, una verdadera delicia, y jugamos unas divertidas partidas a
Los Hombres Lobo de Castronegro, un juego de cartas similar al tradicional Asesino. Hacía tiempo que no me reía tanto con un juego tan simple. No faltaron tampoco los típicos gorgoritos de finde friki con el SingStar e incluso aprendí a cocinar con el Cooking Mama, un juego de la Nintendo DS que llevó otra de las cuatro chicas que este año nos dimos cita en la convención friki. Al final me dio pena dejar la piscina (snif) y a Katy (snif snif). El año que viene repetiremos y buscaremos a los gatitos a ver si nuestras atenciones sirvieron para que crecieran mejor y más sanos.

12 comentarios:

  1. ¡Qué caña de casa! Seguro que se está divinamente ahí, pasando unos días de relax :) Qué bien, eso sí son vacaciones :)

    Lástima por los pobres gatinos. A mí me dan una pena tremenda cuando los veo así. Sufro por ellos. Algunos no llegan ni a la edad adulta porque antes ya les ha pasado algo. Ayss... ¡Pobres! Una de las razones porque tengo tres es que recojo los que puedo :P Ojalá pudiera tener más. ¡Entonces sí!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola

    ¡Hala! ¡Qué bien te lo has tenido que pasar!

    Los gatos son realmente especiales. Yo tengo a cuatro por mi casa y, sí, están todo el día reclamando comida. Eso sí, hay uno de ellos que parece un perrito: te sigue a todas partes, se deja coger y llevar de un sitio a otro... Son unos bichos geniales, aunque a mí me gustan más los perros.

    Un saludo.


    Juan.

    P.D.: 50.000 visitas y subiendo :-)

    ResponderEliminar
  3. OOOOoooooooo y además tiene cara de llamarse Katy......que lástima... yo los adoptaría a todos....Pobriña.... Vaya fiestuky de fin de semana, no???

    Un beso. Bea

    ResponderEliminar
  4. Vaya!! Parece que lo pasateis bien!! Pues nada, ya sabeis donde esta para la proxima!!

    Y si, lastima que no pudieras traerte a Katy y la piscina a casa... Ains!! Cachis!! En fin, la proxima vez quiza.

    ResponderEliminar
  5. Hannamary, lamentablemente yo no puedo tener gatos en casa, que sino me los habría traído a todos :) Katy era un encanto, super despierta y preciosa. Y la casa, una verdadera gozada!

    Juan hay mucha gente que prefiere a los perros, por eso de la independencia de los gatos y la desconfianza que despiertan, pero yo también he conocido gatos realmente cariñosos. Esta Katy sin ir más lejos, venía corriendo en cuanto me veía acercarme y se sentaba a mi lado... una monada! Gracias por lo de las visitas; vosotros lo hacéis posible :)

    Bea lo hemos pasado genial, ha sido una desintoxicación en toda regla :D Yo necesitaba especialmente ese tiempito de relax, apartada de todo, ni siquiera me puse el reloj en esos tres días, jajaja. Me pasé horas entre la piscina y los gatos y lo mejor es que no sentí en ningún momento que tuviera que estar haciendo otra cosa. Lo dicho, genial :)

    Jose ya hemos hablado de volver el año que viene, imagínate XDDD A todos nos encantó el sitio y sobre todo la piscina, que al ser cubierta estaba bastante a salvo de la típica suciedad de hojas y bichillos de otras piscinas. Yo he vuelto renovada :)

    saluditos a todos!

    ResponderEliminar
  6. Pobres gatitos, una lástima, aunque en general se las apañan bien por su cuenta.
    El de la segunda foto es realmente precioso.

    ResponderEliminar
  7. Angus, la verdad que casi todos eran monísimos. El papá gato era negro con las cuatro patas blancas y otro par de manchas blancas en el morro, aunque había variedad. Había varios atigrados, uno completamente negro y un par blancos y grises, como la mamá. Los mayores sí que parecían apañárselas bien, unos mejor que otros, pero el que más nos preocupaba era el pequeñín, que no sale en las fotos, pero apenas era más grande que una mano y se le veía más endeble. Esperemos que con la comida que le dimos haya cogido fuerzas.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  8. Castronegro, Singstar, Vampiro, WoW, gaticos... ¡sólo faltó Perro Muchacho!

    What a Weekend!

    ResponderEliminar
  9. A tope Lillu! Jajaja, qué fiestón... Cómo sabeis montaroslo, qué envidia dais. Y bueno, el papa gato del que hablas debía de ser magnifico :D

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Plissken, la verdad que fue completito, completito :D También llevamos el Guitar Hero, pero no nos dio tiempo a jugar, jajaja.

    Rubenvike, el papá gato tenía cara de mafioso, lo juro! Nos miraba con desprecio y caminaba a sus anchas, cogiendo lo que le apetecía, como demostró con el pollo. La mamá una sufrida en cambio, que limpiaba a sus cachorros, estaba todo el rato con ellos y amamantaba a bebés ya con buena dentadura porque el padre pasaba de traer comida XD El típico caso de cualquier familia española (de gatos :P).

    saluditos!

    ResponderEliminar
  11. Todos los gatitos era una monada!! Yo quería al gatito negro, el outsider que estaba siempre debajo de la verja cogiendo el solito, pero tampoco me lo podía llevar (sniff), para colmo el lunes pasó un cliente por la tienda y me dijo que estaba regalando gatitos, me enseñó las fotos y eran preciosos, parecían ositos panda, que pena que no podamos cogerlos..me acordé muchísimo de ti.
    Me alegro de que te gustara el juego de la Nintendo, cuando quieras te lo dejo más tiempo..pero te advierto..es un vicio!!! Cuando tenga el de cocina tú mismo , te lo prestaré y ya no habrá Chef que pueda contigo!!

    BESITOS ( echo de menos esa piscina y las maravillosas conversaciones que hundirían la tirada de ventas del Cosmopolitan! XD

    ResponderEliminar
  12. Ingrid, yo voy a hacer fuerza a ver si para Navidades me cae la Nintendo, que me han molado los jueguitos :D Y el año que viene repetimos party, que yo quiero volver a esa piscina y comprobar si los gatitos han crecido sanos gracias a nuestras chistorras y nuestros cuencos de leche :)

    muacks!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails