sábado, 27 de septiembre de 2008

In Memoriam: Paul Newman

Era uno de mis actores favoritos. Tenía fans de todas las edades y siempre ha sido uno de los intérpretes más queridos del mundo del cine. No por esperada su muerte ha dolido menos a su entorno humano y cinematográfico, que desde hoy no podrá contar con esa intensa mirada azul y esa actitud honesta que le precedía en todo lo que emprendía.

Hace algo más de un año
Paul Newman anunció que se retiraba definitivamente de la gran pantalla. Reconocía que a sus 82 años comenzaba a perder memoria y ya no podía interpretar al mismo nivel que antes. Dijo que prefería centrarse en sus negocios y sus múltiples proyectos sociales y humanitarios. Pocos meses después se dio a conocer que padecía cáncer de pulmón y hace apenas un par de meses abandonó el hospital donde era tratado para pasar sus últimos días en casa rodeado de su familia.

Casado desde 1958 con la también actriz
Joanne Woodward, su vida y su matrimonio han sido un ejemplo de sobriedad y sencillez para el atolondrado mundillo del cine, aunque Newman ya había tenido un matrimonio anterior que duró 9 años. De esa primera unión habían nacido tres hijos, uno de los cuales falleció en 1978 a consecuencia de una sobredosis de droga. Fue el momento más duro de la vida del actor, que a partir de entonces dedicó gran parte de su tiempo y dinero a luchar contra la drogadicción y ayudar a los toxicómanos.

Su altruísmo hizo que fundara en 1982 "Paul Newman's Own", una empresa dedicada a la fabricación y comercialización de salsas y productos vegetales envasados cuyos ingresos se han destinado íntegramente a la caridad. Se estima que el dinero invertido por esta y otras empresas a cargo del actor de Ohio en labores políticas y sociales ronda los 200 millones de dólares.

Su otra pasión aparte de la actuación eran las carreras de coches, lo que le llevó a participar incluso en las 24 Horas de Le Mans. También creó su propio equipo de Nascar, con el que corrió en numerosas ocasiones. Sus últimas carreras las realizó pocos meses antes de que el estado de su enfermedad se agravara y tuviera que someterse a quimioterapia, ya sobrepasados los 80 años.

En lo relativo al cine, sería imposible destacar una de entre sus más de 50 películas. Yo siempre lo recordaré por "El golpe", en la que aparecía junto a su gran amigo Robert Redford, con el que ya había interpretado años atrás "Dos hombres y un destino". "El color del dinero" fue el film que le otorgó su primer Oscar como Mejor Actor, aunque el año anterior le habían distinguido con un Oscar honorífico. Anteriormente había sido nominado en nada menos que siete ocasiones, sin ganarlo nunca. En "El color del dinero", dirigida por Martin Scorsese en 1986, Newman se metía de nuevo en la piel de Eddie Felson, un jugador de billar al que ya había interpretado en "El buscavidas" (1961).


Paul Newman era el típico actor que caía bien. No tenía escándalos, su vida matrimonial era un modelo a seguir y toda su actividad económica dedicada a la caridad estaba fuera de toda sospecha. Además, era sincero en sus interpretaciones y elegía papeles acordes a sus ideas políticas, aunque no por ello exentos de riesgo. También era guapo, qué duda cabe. Se le echará mucho de menos.

13 comentarios:

  1. Me ha encantando este homenaje que le has hecho, y que yo una fiel admiradora de él, de sus pelis, de sus obras, de sus ojos.... hoy he notado su perdida, como no creía que me pasaría, aun como bien dices, ya sabiendo que estaba muy mal.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Cova, es un actor que siempre ha inspirado mucho cariño, no sé por qué. Además ha sido un ejemplo de vitalidad hasta el último momento, inmerso en multitud de proyectos dentro y fuera del cine.

    Gracias por tu visita, saluditos!

    ResponderEliminar
  3. Un pedacito de nuestras vida se va con él, pero nos deja recuerdos, un modelo de vida y una gran cantidad de películas inolvidables. Que descanse en paz.

    ResponderEliminar
  4. Hola

    Estoy de acuerdo. Un gran actor. Descanse en paz.

    Un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar
  5. Siempre es triste, pero esta vida es lo que tiene, que aunque no quieres, en algun momento llega al fin.

    Eso si, aunque no este ya, sus peliculas estaran ahi, y haran que siga un poco entre nosotros para siempre.

    ResponderEliminar
  6. Möbius, Juan y Jose, gracias por vuestros comentarios. Lo recordaremos siempre a través de sus películas :)

    saluditos!

    ResponderEliminar
  7. Lo bueno que tienen los mitos es que nunca desaparecen ni envejecen porque les recordaremos en sus trabajos, en este caso me quedo con la leyenda del indomable, el golpe, cortina rasgada y marcado por el odio.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Sese, si es que parece que este hombre no ha hecho películas malas! Un día de estos me repasaré toda su filmografía, lo juro.

    saluditos

    ResponderEliminar
  9. Siempre estará en nuestros corazones.
    Mi favorita: dos hombres y un destino, amo esa peli.
    Enhorabuena, un bonito homenaje.

    ResponderEliminar
  10. Es verdad, ¡qué duda cabe de que era muy guapo! Un hombretón de esos que dejan huella allá por donde pisan. La huella que deja en el cine y en el recuerdo de muchas personas no se borrará. Una lástima. Vivió como deseó y de paso ayudó mucho a los que lo necesitaban. Bonito obituario ;)

    salu2

    ResponderEliminar
  11. Se lo decía a cova, hace años, en mi carpeta del Instituto, llevaba a Paul Newman al ladito de Ian Astbury ... que pena

    ResponderEliminar
  12. Yakopolis, a mí me encanta también esa peli. Junto con "El golpe" y "El color del dinero" son quizás mis favoritas de él.

    Hannamary, cierto, tuvo una vida plena e hizo mucho por los demás. Es digno de admiración por todo eso aparte de su cine.

    Eu, a mí siempre me ha gustado también, incluso de adolescente cuando él ya era casi un abuelete :)

    saluditos a todos!

    ResponderEliminar
  13. Qué gran hombre. Ya se le echa de menos.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails