martes, 26 de mayo de 2009

Fahrenheit 451

Este era otro de esos libros que tenía curiosidad por leer. Escrito en 1953 por Ray Bradbury, “Fahrenheit 451” describe un futuro distópico en el que los bomberos ya no se dedican a apagar fuegos, sino a provocarlos (***). Aunque tenía muchísimas ganas de que me gustara, no ha conseguido traspasar mi coraza crítica y se ha quedado en una novela con un buen planteamiento pero escrita de modo demasiado embrolloso para mi gusto.

*** Spoilers! ***

En un futuro indeterminado, los dirigentes consideran que la lectura ya no es más que un foco de confusión para los adoctrinados habitantes del planeta, así que deciden eliminarla. Guy Montag es uno de los bomberos encargados de reducir a cenizas las casas de los que quebrantan la ley pero, sin saber por qué, ha dejado de disfrutar quemando libros. Tras un encuentro fortuito con Clarisse, una adolescente antisocial que defiende los planteamientos antiguos de charlar y preguntarse cosas, comienza a dudar y a desear un cambio.

Su vida familiar, al lado de su esposa Mildred, tampoco es satisfactoria. La mujer se limita a ver la televisión en las enormes pantallas de la sala de estar al lado de sus amigos virtuales, sin cuestionar nada de lo establecido. Ni los compañeros de Montag ni su familia y allegados comprenden lo que le ocurre cuando el bombero roba un libro que debería haber quemado y lee varios pasajes, intentando comprenderlos.

Evidentemente, la denuncia no se hace esperar y todo se precipita hacia una espiral de destrucción y miedo. Comienza entonces una huida en la que Montag sólo podrá contar con el apoyo de los antiguos profesores que viven retirados del mundo, alejados de las ciudades, ocultando sus ideales pero aprendiéndose de memoria los libros que caen en sus manos antes de que sean destruidos.

*** Fin de Spoilers! ***

Parece ser que lo de aprenderse los libros trascendió más allá de la novela y se creó un proyecto denominado
Fahrenheit 451 (las personas libro). Esta asociación con sede en Madrid se dedica a aprender y leer en público pasajes de obras literarias desde el año 2000. Cada miembro puede elegir las páginas del libro que prefieran, con el simple objetivo de defender la lectura y luchar contra la deshumanización descrita en “Fahrenheit 451”.

La novela propició también una
película, que fue dirigida en 1966 por François Truffaut. No la he visto, pero tengo entendido que es un calco del libro, rodada de forma muy correcta. Parece ser que también está en marcha un nuevo proyecto cinematográfico basado en la novela, posiblemente dirigido por Frank Darabont (“Cadena perpetua”, “La milla verde”) y con fecha estimada para 2010 pero todavía no hay nada concreto sobre ello.

“Fahrenheit 451” ha sido una pequeñita decepción literaria, pero sólo pequeñita porque podía haber sido peor de lo que fue. Insisto, me gusta la idea pero no cómo se expresa en las páginas. No me agrada el estilo pero tampoco quemaría el libro, sobre todo porque a alguien debe haberle gustado más que a mí para darle el Premio Hugo a la mejor novela en 1954. Se ha comparado mucho esta obra con
“Un mundo feliz”, de Aldous Huxley, pero a falta de una relectura, me quedo sin dudarlo con la de Huxley. A mí es que espeso sólo me gusta el chocolate…

*** 451 grados Fahrenheit es la temperatura a la que arde el papel.

8 comentarios:

  1. Bueno, ya sabes, gustos colores... a mi el estilo de Bradbury me encanta (sobre todo en "Crónicas marcianas") y creo que aquí consigue darle un toque muy siniestro... la pega que le daría es que el desenlace es demasiado "optimista" con relación al principio, en un mundo tan oprimido, ¿cabe una sociedad libre que memoriza libros? No se, pero desde luego es una solución.
    Lástima que no te haya gustado como esperabas... yo lo leí hace muchísimos años, era joven e impresionable... también es posible que el lenguaje sea anticuado para estos tiempos modernos... quien sabe...
    Hay autores "clásicos" que no me gustan nada, y también han ganado premios, Philip K Dick es uno de ellos, mira que me empeño en que me guste, me he leído unos cuantos libros de este hombre, pero siempre es lo mismo, buenas ideas pero integración en la historia pesada y nada amena...
    Paciencia. Igual yo lo intentaía con otro del autor... por aquello de no tirar la toalla ;) ¿Crónicas marcianas?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Yo vi la película pero no leí el libro, y también me quedé como con ganas de más. Está muy bien, es un plantramiento muy original y da que pensar... pero le falta chispa, agilidad... no acción, no me malinterpretes, sino dinamismo. A ver qué tal la nueva versión.

    ResponderEliminar
  3. ¡Menos mal! ¡Pensé que era la única a la que no le había gustado!

    Sabía cuál era el planteamiento argumental, y pensaba que era súper interesante, pero como a tí, el estilo no me enganchó nada.

    Lo dejé a las 50 páginas, a punto de ... quemarlo.

    En honor a la verdad, hay que decir que estaba en un día realmente horripilante y quizá hubiera necesitado leerme cualquier otra cosa, pero era lo único que tenía a mano, y era eso o la publicidad del Carrefour.

    ResponderEliminar
  4. Estoy totalmente de acuerdo con lo que planteas: Muy buen argumento pero pobre desarrollo. Aunque, biéndolo bien, es probable que para la década del 50 estaban dadas las condiciones para que llamara más la atención. Era la época, lo que pasa es que los adelantos, y los rumbos que han encontrado, hacen que el mundo que se vislumbra en el futuro de mediano plazo cambie constantemente. Lo mismo me pasó con la película "LA NARANJA MECÁNICA" Puede que el planteamiento cenntral todavía siga siendo válido, pero el entorno fílmico se volvió obsoleto en menos de 20 años ¿Qué decir de esta peli que es de los 50?

    ResponderEliminar
  5. No deja de ser todo un clásico de la ciencia ficción.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Marguis, tampoco he leído nada de Philip K. Dick, pero ya me ha dado miedo XDDD El caso es que, como sabes, no soy muy asidua de la ciencia ficción, y con "Fahrenheit 451" me esperaba quizás algo que me impactara más. La historia me gusta, pero no me transmite la forma de contarla. Quizás algún día me anime con "Crónicas marcianas", a ver si cambio de idea sobre el autor :)

    Peibol, a lo mejor la nueva adaptación la actualizan un poco, porque sino patinará de igual modo que lo hace el libro hoy por hoy para los que no conocen un poco el contexto.

    Loquemeahorro, hombre, la publicidad de Carrefour tiene a veces cosas interesantes... XDDDD Yo no lo quemaría tampoco, pero sí lo reescribiría para que no resultara tan pesado. Insisto y estamos de acuerdo: la idea es fantástica, pero me la cuenta a trompicones y no me entero.

    Alí Reyes, mantuve esa misma conversación con un amigo el pasado fin de semana, pero exacta! Comentamos lo de "La naranja mecánica", que tampoco es santo de mi devoción, y que posiblemente en su momento histórico fueron dos obras rompedoras tanto esa película como la novela de Fahrenheit. Pero lo que tú dices, no han soportado bien el paso del tiempo.

    Möbius, por supuesto está lo que significó y significa la novela por encima de todo. Sólo por el miedo que me ha dado a que me quemen mis libros ya lo doy por bueno :D

    saluditos a todos!

    ResponderEliminar
  7. Hola

    Pues yo no he leído este, aunque sí vi, a trozos, la película. Si un día lo leo, te daré mi opinión... Ahora mismo estoy con Alejandro Magno y las Aguilas de Roma (me he vuelto a lo nacional :-) ).

    Un saludo.

    Juan.

    P.D.: La conjura de los necios... hum... ese libro lo empecé a leer, pero lo dejé no sé por qué, ya que no tenía mala pinta. Creo que es que mi hermana se lo llevó, o lo prestó...

    ResponderEliminar
  8. Juan, yo estoy un poco atascada con "La conjura de los necios", aunque apenas he leído unas cuantas páginas. Ya te contaré cuando lo acabe.

    saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails