domingo, 10 de mayo de 2009

La hija del curandero

Estoy preocupada porque últimamente me gustan todos los libros que leo. Tengo dudas sobre si estaré perdiendo mi sentido crítico o ganando puntos en mi criterio de elección. El caso es que hace ya unos meses que no me topo con ninguna castaña y a casi todas mis lecturas les encuentro algo apasionante. No es una excepción el último libro que he leído, “La hija del curandero”, de la norteamericana de origen chino Amy Tan.

Esta escritora nacida en 1952 e hija de inmigrantes chinos es conocida por retratar las turbulentas relaciones entre madres e hijas, entre oriente y occidente. En esa temática se enmarca, además de “La hija del curandero”, la primera novela por la que fue conocida, “El club de la buena estrella”, que posteriormente también se llevó al cine con bastante éxito.

*** Spoilers! ***

Ruth es una mujer discreta, con un buen trabajo, una pareja estable y una vida tranquila sólo salpicada por las malas relaciones que mantiene con su madre, la anciana LuLing. Cuando se entera de que su madre sufre la enfermedad de Alzheimer, inicia una lucha consigo misma para intentar demostrarle el amor que siente por ella a pesar de que siempre han mantenido una relación muy tirante. Pero como buenas asiáticas, pesan más sobre ellas las convenciones sociales que los sentimientos y ahora, en el ocaso de la vida de su madre y ante el miedo de perderla antes de lo que quisiera, se propone firmemente conocer a esa extraña a la que llama “madre”.

La demencia de su madre no empaña sin embargo la verdad de su aventura vital, su nacimiento como hija bastarda en la
China convulsa de principios de siglo, su abandono en un orfanato durante la Segunda Guerra Mundial y su huída a Estados Unidos en busca de la felicidad perdida. Ruth comprende de repente muchas cosas que antes se le antojaban rarezas en el comportamiento estricto y malhumorado de LuLing.

Sorprendentemente la historia no es nada ñoño ni excesivamente sentimental. Es una historia realmente agresiva, dividida en dos partes diferenciadas: por un lado, la vida de la propia Ruth, los miedos heredados, las dudas sobre su pareja y la necesidad de aceptación; por otro, la vida de su madre y por extensión de su abuela materna, sobre la que pesa ese oscuro secreto que Ruth jamás había sospechado. Deseará por encima de todo conocer a la que fue su abuela real, hija de un curandero y despreciada en el seno de la familia, su trágica existencia y su muerte, la fuerza que le dio vida a su madre pero también se la quitó, y por extensión a ella misma.

*** Fin de Spoilers! ***

Los hechos se desgranan oscilando entre el pasado y el presente, abarcando casi un siglo de historia. Personalmente hay pasajes que me han enternecido mucho, algunos con los que me he sentido identificada como cualquier mujer que cuestione las relaciones con su madre desde un punto de vista adulto. Las supersticiones orientales están más que presentes en la novela, con claro sabor asiático y muchos toques tradicionales dentro del modo de vida occidental de las protagonistas.

Muchos escritores han criticado a Amy Tan precisamente por perpetuar los obsoletos estereotipos chinos en la actualidad, retratando a una sociedad china socialmente elitista, con rasgos feudales, supersticiones fuera de toda lógica y altas dosis de tacañería. A pesar de que en la novela se aprecia todo eso por lo que Tan es cuestionada, a mí me encaja perfectamente en la obra, aunque habría que ver si esas características se repiten en sus trabajos. En ese caso posiblemente aburriría y resultaría, en efecto, un estereotipo cargante, independientemente de que la China actual mantenga parte de esa forma de vivir en activo.

A mí “La hija del curandero” me parece un libro muy interesante, claramente abierto a la reflexión y con el que me he sentido bastante identificada en algunos pasajes. En otros no, claro está, pero esa conexión es desde mi punto de vista ideal para establecer un vínculo con tu lectura. De hecho, durante estos últimos días he leído casi compulsivamente hasta terminar la novela, por algo será. Un notable alto pues para Amy Tan por saber introducirme en la piel de Ruth y enseñarme a sufrir con ella.

"… ¿qué es el pasado si no aquello que elegimos recordar?”

10 comentarios:

  1. Caramba, y yo pensaba que leía mucho... :/ Lo tuyo es impresionante.

    Sigue, que iré haciéndome una lista de libros para relajar el cerebelo después de los exámenes^^

    ResponderEliminar
  2. Me gusta Amy Tan, son los típicos libros que mi madre y yo intercambiamos, y en los que concidimos en gusto.
    "El club de la buena estrella" (que me he leído unas cuantas veces) es mi favorito. Me encanta como siempre hay una relación madre-hija, llena de las tradiciones de la primera y el intento de llevar una vida moderna de la segunda sin contradecir su educación.
    Todas son entrañables, y no me avergüenza decir que siempre acabo llorando.


    Y en lo de no encntrar ningún libro malo... yo tengo unas rachas impresionantes, todo lo que leo me gusta.... ¿también habré perdido mi criterio?

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Pues yo, avergonzada, confieso que hace más de un año, creo, o quizás mñas, no encuentro un libro realmente malo. Todos me han gustado, en mi caso, he tenido hasta que leer en inglés, asi que probablemente me haya perdido lo peor del libro, jaja. Pero en serio, es que, en los ultimos años, no tengo muchas oportunidades de escoger lo que leo, así que agradezco practicamente, todo lo que me cae en las manos. En fin, que no soy la más apropiada para hablar.Muy buen post.

    ResponderEliminar
  4. Zorrocloco, pues a mí siempre me da la impresión de que no leo tanto como quisiera :/ La diversidad de aficiones hace estragos, jajaja.

    Marguis, yo es lo primero que leo de Amy Tan, pero estoy segura de que caerán más de ella. Me pasa como a ti, me emocionan mucho ese tipo de historias tan humanas y cercanas. Quizás busque el de "El club de la buena estrella", para luego ver la película y matar dos pájaros de un tiro :D

    Estodevivir, si es que yo hace algunos años apenas encontraba libros que me encandilaran, pero últimamente todos me dicen algo bueno. Y tampoco te creas que soy muy selectiva para elegir; en los últimos tiempos me guío básicamente por las ofertas, las ediciones baratas de kiosko y los clásicos que encuentro perdidos por casa. Se ve que tengo suerte :D

    saluditos

    ResponderEliminar
  5. Me imagino que será un buen libro como dices pues El club de la buena estrella sí lo leí y guardo un buen recuerdo de él.
    Amy es Tan evocadora...

    ResponderEliminar
  6. ¿Y no será que lo que te hace disfrutar es la lectura en sí?.
    A menos que caiga en mis manos un truño total de libro siempre disfruto leyendo. Siempre encuentras algo positivo aunque la obra no sea gran cosa. Eso sí, cuando acabo un libro que me llena la sensación es especial y no equiparable a la música, al cine,...

    SAludos (vuelvo a tomar nota de la recomendación)

    ResponderEliminar
  7. Tomo nota. Me han hablado bien de esta escritora, pero no he leido nunca nada suyo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. JuanRa, tengo ése apuntado para la siguiente vez que lea algo de Amy Tan.

    Sese, la verdad que la lectura es un verdadero placer, aunque cuesta más cuando el libro no te transmite. Ahora mismo estoy sufriendo un poco más con "Fahrenheit 451"...

    Sommer, yo también había oído buenos comentarios, y la verdad que ha merecido la pena.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  9. Qué suerte tenéis!!
    A mí últimamente ningún libro me entusiasma y sobre todo, me dejan poca huella.
    A todos les pongo muchos peros, no les pondría más de un 5 o un 6.
    Por ejemplo El Club de la Buena Estrella, lo leí hace relativamente poco ¿1 año? y es otro "si pero no"

    ResponderEliminar
  10. Loquemeahorro, yo intento sacar algo bueno de todas mis lecturas, y casi siempre lo consigo, pero hay libros que se me resisten mucho. Una de mis peores experiencias fue leer "Matando dinosaurios con tirachinas", todo un premio Nadal del que encontrarás una entrada no demasiado positiva en este blog :D
    Normalmente no experimento y prefiero ir sobre seguro, con temas y géneros que pienso que me pueden llamar la atención (además de mi tradicional costumbre de elegir los libros por el título... :P).

    saluditos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails