domingo, 31 de mayo de 2009

Mi osito Morfi en amigurumi

Voy a contar esta historia desde el principio. Resulta que hace unos días, visitando el blog Lo que ahorro en psicoanálisis, comentaba lo mañosa que era de pequeña y que con los años había perdido gran parte de esa habilidad. Pero visitando algunos de los links que ponía Loquemeahorro en su post me dio una envidia de la mala (malísima) por la gente que era capaz de crear esos peluches de ganchillo tan monos.

El caso es que me entraron unas ganas irrefrenables de las mías (como las de hacer pan, exactamente) de hacer
amigurumi, que así es como se llama la técnica en cuestión. La palabra amigurumi proviene del japonés y significa más o menos literalmente peluche de punto relleno. Hay verdaderas obras de arte realizadas al estilo amigurumi. Yo busqué algunas referencias y decidí que mi primer peluche de ganchillo sería un osito que vi en la página Amigurumiando.

Mi primer paso fue, lógicamente, hacerme con los materiales necesarios para la labor. Salvo tijeras, aguja e hilo, me faltaba todo. Me fui a una mercería y compré agujas de ganchillo de varios números (por si acaso), un ovillo de lana, agujas de coser lana, ojos para peluches, relleno de guata y tejido de fieltrina para los hocicos y las orejas (alguien sabía que el fieltro está a 23 euros el metro? Me quedé alucinada XD). Armada y bastante peligrosa me pertreché con todo el material en mi casa y, aprovechando un resfriado de fin de semana me situé ante el ordenador dispuesta a visionar todos los tutoriales de amigurumi comprensibles a mi nulo nivel en costura.

Recordé los puntos básicos del ganchillo, puesto que ya de pequeña los había aprendido (gracias mami), como la cadeneta, el punto simple (crochet sencillo) los aumentos y las disminuciones y me armé con la aguja (también denominado gancho) y la lana. Deshice los cinco primeros intentos por “irregularidades” propias del principiante: me olvidaba de contar los puntos, hacía más dobles puntos de los necesarios, hacía el punto donde no era… Finalmente salió una primera porción ganchillada, que no se parecía en nada a la del ejemplo, pero que di por buena debido al cansancio; llevaba aproximadamente una hora para hacer un trocito de apenas 3 centímetros, os diré… :P

Poco a poco fui creando todas las partes necesarias para mi osito: cuerpo, cabeza, dos patas, dos bracitos y dos orejas. Tengo que reconocer que las extremidades acabé por inventármelas porque no era capaz de descifrar lo que indicaba el patrón, de ahí que quedaran todas diferentes. Las orejas también me las inventé y además las cosí mal, así que quedaron torcidísimas. La cabeza quedó casi del mismo tamaño que el cuerpo (no, no debía quedar así) y para colmo no sabía cuánto relleno debía ponerle y al final quedó todo muy flojo y amorfo. Así que decidí llamar a mi osito Morfi!

A pesar de todas las contrariedades, y de que también le cosí los ojos bizcos (qué pensabais, que eso lo iba a hacer bien? Ja!), quedó un osito muy mono de unos 8 centímetros de alto y del que estoy muy orgullosa. El tiempo total de trabajo fue de unas cuatro o cinco horas, y me han quedado ganas de hacer más amigurumis, así que temblad! :D

19 comentarios:

  1. Jajajaj demasiado me he reido con el post.

    Y el bicho sera amorfo y todo lo que tu quieras, pero es moniiiiisimo :)

    /hughug

    ResponderEliminar
  2. Ey, qué mono!! Lo proximo que podrias hacer es una marmota mutante xDD

    ResponderEliminar
  3. Vamos! Pues esta muy bien tu osito Morfi!! La verdad es que para esto hay que tener algo de habilidad... yo las manualidades y el dibujo, en fin, esas artes no estuvieron nunca en mis genes!! XD

    Pero vamos, seguro que si te animas a seguir y hacer mas, te quedaran al menos como este de bien ;)

    ResponderEliminar
  4. Amorfo? Pero si es monísimo!
    A mi también me da mucha envidia la gente tan mañosa, que se hace sus peluches, ropa, complementos... yo de pequeña era más creativa (las cosas que no tenía para mis Playmobil las hacía en plan casero) pero últimamente con las manos sólo tecleo y cocino :P

    En serio, me ha encantado (adoro los peluches). Si haces más, no dejes de enseñarlos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué mono te ha salido!
    Yo nunca he dejado de hacerme cositas, jerseys de punto y eso.
    Ahora me ha dado por el patchwork y me estoy haciendo una colcha para el inviern... la he empezado hace unas semanas, es super laborioso, pero yo calvculo que para el año que viene...
    Me alegra que te guste hacer cosas con las manos, ya somos dos!!

    ;)

    ResponderEliminar
  6. ¡Muchas gracias por el enlace!

    Pero te ha quedado muy bien, no? ¿No decías que habías perdido las habilidades? No sé, serán las sociales. Bueno, espero que no :-)

    Nada, que todo el mundo es más habilidoso que yo (vale, eso no es difícil).

    Enhorabuena y ¡¡a qué precios está el fieltro!!

    ResponderEliminar
  7. Pero qué dices Lillu, mala madre!, que yo no le veo bizco ni torcido ni amorfo. A no ser que sea verdad todo lo que dices y el amigurumi en cuestión es muy pero que muy fotogénico...
    Sólo faltaría que el osito supiera cantar y esta semana sonara... Morfi :D

    Bueno, supongo que participarás en el concurso y espero que lo ganes.

    Un saludo, artisa!!

    ResponderEliminar
  8. te ha quedado chulísimo, de veras, está super lindo Morfi, sigue así, que te saldrán maravillas, el post muy bien escrito, me he reído mucho. Mientras tanto, yo me sentaré en la fila de los espectadores, junto a loquemeahorro, tratando de recordar cómo se hace un avioncito de papel...

    ResponderEliminar
  9. Pues vengo desde el blog de loquemeahorro y yo veo que tus creaciones si se parecen a lo que se supone que son...

    El oso despierta ternura y si tu no avisas que todas sus extremidades son diferentes ni se nota

    Estodevivir, hazme espacio en esa fila para que charlemos en lo que los demás hacen manualidades (yo digo que renunciemos a los avioncitos de papel...)

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué rico! Ahora, a por uno de esos de metro y medio como los de las ferias :)

    ResponderEliminar
  11. ja ja mola, bienvenida al C.D.L.Q.N.E,C.C.Q.L.D.C.A (club de los que nos entretenemos con cosas que los demás consideran absurdas)

    ResponderEliminar
  12. A mí también me ha encantado tu osito. Parecía más grande en la primera foto. Ay, cómo me gustaría saber hacer esas cosas!
    Bueno, mejor que no, porque igual luego me vicio! jejeje
    Enhorabuena y cuando hagas más, porfa pon las fotos, que son super chulos!

    ResponderEliminar
  13. Hola, yo vengo precisamente desde el blog de Loquemeahorro. Soy Maga, de www.cosasdemaga.com.

    Pues te ha quedado muy bien el osito, yo tampoco le veo bizco ni amorfo. De todas formas si que es verdad que algunas veces para interpretar los patrones te vuelves loca.

    Espero verte por mi blog!

    Ah vespinoza, yo creo que más que considerar absurdas las cosas que hacemos, nos tienen envidia :D.

    ResponderEliminar
  14. Giela, tú es que me lo ves todo con buenos ojos :D Muacks!

    Tankian, jaja vale! Si encuentro patrón lo haré :D Por cierto, vuelves al cybermundo o sigues hibernando, marmotita? :)

    Jose, gracias por los ánimos!! Os mantendré informados de mis progresos :D

    Akane, es que si tú hicieras manualidades tan bien como cocinas serías la mujer perfecta!! Ya tengo en cola un par de animalicos más, en breve :) A mí también me encantan los peluches!

    Marguis, a mí me dan arranques cada cierto tiempo y hago cosas de forma compulsiva XD Hace un par de años fueron los abalorios y me hice tropecientas pulseras y collares... Lo del patchwork lo he visto por ahí, y anda que no tiene curre también eso!!

    Loquemeahorro, te juro que mientras ganchillaba el oso iba pensando "por Dios, qué mala pinta tiene esto..." XDDDD Insisto, Morfi es fotogénico y no deja ver sus errores, jajaja. Y gracias a ti por la inspiración!

    JuanRa, el pobre Morfi dice que con lo que gane aquí en popularidad se va a pagar el psicólogo animal por los traumas que le he creado XDDD Oye... qué concurso?? Ays, que no me entero!

    Estodevivir, te puedo asegurar que todo es cuestión de paciencia, perseverancia y un pelín de maña (y el resfriado de fin de semana ayuda también), porque yo no era consciente de que podía hacer estas cosas hasta hace unas horas :D

    Bibliobulímica, gracias por acercarte por aquí! :) Quizás he sido un poco dura con Morfi, vale, pero es que antes de coserlo daba penita ver todas las partes desiguales, de verdad! :D

    Angus, tú quieres matarme de sufrimiento!! XDD Si pa ocho centímetros he pasado un infierno (qué exagerada soy :P) imagínate si hago uno de tamaño normal :D

    Vespinoza, encantada de pertenecer al club! :D De hecho este blog refleja tantas cosas de ese estilo... ays! :)

    Isi, gracias! Es que le hice la foto muy cerquita, para que se apreciaran todos los defectos, jajaja, pero el muy animal los escondió!! Cualquier día tendrás unas "ganas irrefrenables" como las mías de hacer algo así, y ya verás como te sale bien :)

    saluditos a todos y un empujoncito cariñoso de Morfi!

    ResponderEliminar
  15. Maga, ya visité estos días tu página y fue uno de los que me dio mucha envidia!! (de esa mala que digo en el post :P). Tú sí que haces unos amigurumis increíbles!

    Un placer verte por aquí, gracias!

    saluditos

    ResponderEliminar
  16. Me declaro inútil para todo tipo de manualidades. Por ello aplaudo y admiro tu empeño por crear tan monísima mascota (con todas sus imperfecciones que sin duda la hacen más adorable). La única desilusión ha sido el tamaño, al primcipio pensé que sería tipo almohada, pero en fin, aun así felicidades por tan laboriosa y exitosa tarea.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Sese, si es que sois unos sádicos! Queríais verme ahí ganchillando durante semanas para hacer un oso de tómbola! Por ahora ya bastante me cuesta tejer 4 centímetros como para ponerme con cosas más grandes :D

    saluditos!

    ResponderEliminar
  18. GALIÑANES

    Aún guardo el primer peluche que hiciste con 5 ó 6 años, un pollito o sea un pompón de lana con pico y patas de cartulina.El osito te quedó precioso y si que todos los trabajos manuales distraen y evitan en parte ir al sicologo, ánimo y a seguir(pero en los ratos libres).

    ResponderEliminar
  19. Galiñanes (o mami, nada de formalidades XD), me acuerdo de aquel pollito! Es que tuve la mejor profe, que nunca perdió la paciencia aunque cuando me ponía a pintar acabara haciendo abstractos porque me aburría :D

    Tranquila, estoy estudiando... (ay, señor!).

    Bsito, os quiero.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails