sábado, 17 de octubre de 2009

Tokio Blues (Norwegian Wood)

No había leído nada del conocido escritor japonés Haruki Murakami y, francamente, tenía ya muchísima curiosidad. De hecho, mi acercamiento a la literatura oriental es más bien reciente y muy limitado, por lo que hace unos días decidí coger prestado en la biblioteca “Tokio Blues” (en el original “Norwegian Wood”), una de las novelas más aclamadas de Murakami. Y la verdad es que me ha encantado.

*** Spoilers ***

Toru Watanabe recuerda su juventud en
Tokio durante sus primeros años de universidad, etapa marcada por el suicidio de su mejor amigo del instituto unos meses atrás y la extraña relación que entabla con la antigua novia de éste, Naoko. La chica sufre un fuerte desequilibrio desde la muerte de su novio y termina internada en un centro psiquiátrico en el campo, donde intentan que se recupere mediante la vida sana y la tranquilidad.

Mientras, Watanabe conoce en la universidad a Midori, una chica llena de vida y que sin embargo se ha visto sacudida también por la muerte de sus padres, tras largas y penosas enfermedades. Midori es muy espontánea y le ofrece al joven nipón lo que Naoko no puede darle: compañía, conversación, cariño y ese trocito de amor que Watanabe busca incansablemente sin encontrar. Él se debate entre la fidelidad a Naoko, con la que le espera un futuro incierto y señalado por la tragedia pero a la que le une un lazo invisible que no es capaz de cortar, y los sentimientos que ya afloran por Midori. Pero más allá de un pequeño trío amoroso, “Tokio Blues” supone un paseo por la vida y la muerte, el sexo y la abstinencia, el amor y la amargura.

*** Fin de Spoilers! ***

La novela habla sobre todo de sentimientos, de vivencias que obligan a dar un paso hacia la madurez, de la familia, de la muerte como parte de la vida y de cómo todo eso se entremezcla. Los tristemente conocidos suicidios en jóvenes japoneses, segundo país con más índice de este tipo de muertes tras Rusia, cobran en estas páginas una trágica importancia. La época en la que se desarrollan los hechos del libro, los últimos sesenta, supone también un cambio en la sociedad de muchos países, incluido el rígido modo de vida nipón.

El modo de narrar de Haruki Murakami está muy influenciado por la literatura occidental, aunque mantiene algunas de las costumbres tradicionales japonesas en sus protagonistas. Se observa un interés especial del autor por la música clásica europea y también por los nuevos ritmos americanos que sus personajes escuchan con deleite. El título original anglosajón de la novela, “Norwegian Wood”, corresponde, de hecho, a un
famoso tema de los Beatles.

"Tokio Blues", escrita en 1987 pero publicada mucho más tarde en España, es una novela maravillosa, con mucha sensibilidad y que aúna a la perfección momentos de absoluta relajación paisajística con párrafos repletos de intranquilidad y sufrimiento. Muy recomendable para casi cualquier tipo de lector. El director vietnamita Anh Hung Tran está rodando también la versión cinematográfica del libro, que se estrenará el año que viene.


(...) Las cosas fluyen hacia donde tienen que fluir, y por más que te esfuerces e intentes hacerlo lo mejor posible, cuando llega el momento de herir a alguien lo hieres. La vida es así.

16 comentarios:

  1. Pues gracias por la recomendación. parece un excelente libro.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Muy intimista, muy romántico y muy triste también.
    A mí me gustó mucho, el que más de la "línea romántica" de Murakami.
    Y como personaje secundario, Tropadeasalto es genial!

    ResponderEliminar
  3. Por fin coincidimos en una lectura, Murakmami ha sido la sorpresa más agradable en mis lecturas de los últimos tiempos. Una narrativa diferente pero envolvente. Empecé mi idilio con Kafka en la orilla, también genial y con un toque de humor diferente, seguí con Tokio blues,Crónica del pájaro que daba cuerda al mundo, Sauce ciego, mujer dormida (colección de cuentos desigual), y After Dark todas recomendables.

    Me quedo con la brillantez de sus diálogos, también te dejo un fragmento:

    “En una caja de galletas hay muchas clases distintas de galletas. Algunas te gustan y otras no. Al principio te comes las que te gustan, y al final sólo quedan las que no te gustan.” (refiriéndose a la vida)

    Tengo dos post en embolica que fa blog de Tokio blues y Kafka en la orilla, te dejo el link de las etiquqetas de literatura por si te apetece leerlos:

    http://embolica.blogspot.com/search/label/Literatura

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. En efecto, es un magnífico libro... La relación que entabla Toru con Midori me pareció complatamente cautivadora desde las primeras líneas...

    Lo que nunca entenderé es lo del cambio de título en español...

    ResponderEliminar
  5. Joselop44, creo que la mayoría de las opiniones que he leído sobre este libro son bastante favorables, así que me atrevo a decir que es una obra que puede gustarle a casi todo el mundo.

    Isi, a mí me da que hasta ahora sólo he leído su línea romántica, jeje, así que en un futuro te diré si sus otros estilos también me cautivan :)

    Sese, pues a mí me sorprendió muy gratamente también. Tengo pensado seguir leyendo sus obras aunque intercalaré con otros autores, para no correr el riesgo de aburrirme. Visitaré tus reseñas :)

    Rubenvike lo del cambio de título yo creo que es puro marketing: la palabra "Tokio" hace que muchos aficionados a Japón quieran leerlo independientemente de la historia. Es una forma simplona de ganarse lectores, me da la impresión. Menos mal que han puesto al menos el original entre paréntesis.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  6. Pues como no he leído nada de él pero tanto he oído hablar, supongo que algún día caerá alguna en mis manos, hasta entonces, sólo hacerte saber que ando por aquí y te leo.

    ResponderEliminar
  7. Juas! O sea que eras tú quien se había llevado Tokio Blues. ¿También te llevaste After dark? Avisa cuando los vayas a devolver XDD

    ResponderEliminar
  8. Había escuchado y leído sobre ella, pero la verdad es que nunca me había interesado lo suficiente como para leerla.

    Quizás haya que echarle un vistazo.

    Gracias por la crítica.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  9. Estodevivir, pues ya sabes, se deja leer bastante bien. Gracias por seguir viniendo por aquí :)

    Zorrocloco, jajaja no, yo me llevé "Al sur de la frontera, al oeste del sol", pero están devueltos ya todos los de Murakami por mi parte XDDD Ahora sólo tengo en mi poder un par de la sección juvenil :P Oye, me da cosa cruzarme contigo y no conocerte, jaja, porque estoy segura de que nos hemos cruzado más de una vez!

    Perséfone, a mí sí que me había apetecido leer algo de este hombre, pero no me había coincidido hasta ahora. La verdad que "Tokio blues" está muy bien en mi opinión.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  10. Pues creo que "Al sur..." lo saqué justo antes que tú, pero no tuve tiempo de leerlo XD

    Mola eso de pasar por los mismos sitios sin darnos cuenta el uno del otro^^ ¡Y sobre todo que saquemos los mismos libros! Al ver las fechas de devolucion en la ficha muchas veces me lo pregunto: ¿Quién habrá tenido este libro antes que yo?

    ResponderEliminar
  11. Hola!

    Llevo casi tres semanas con síndrome posvacacional y la verdad, supongo, que os direis a qué viene éste a contarnos su vida. Pues, algo del trauma es a consecuencia del dominio de inglés que tengo, sobre todo a nivel hablado,... soy de los que piensa que las cosas por escrito quedan mucho mejor, te dan tiempo para pensar lo que vas a contar antes de soltar todo el rollo. Pero leyendo la blog-reseña de este libro y viendo la traducción del titular,... me vienen mis dudas. La próxima vez que me vaya al extranjero he de hacer la prueba y preguntar por una calle: "Excuse me! can you say me where is the Norwegian wood street?" y preguntar por la "Tokio blues street" a ver si me entienden. Luego, al ver al paisano o la paisana que se queda con cara de estupefaciente (o era estupefacto/a?) me autoconsolaré diciendo para mí mismo: "Nena, tú no sabes ni jota de inglispitinglis"

    En fin! Que lo mismo que ocurre al traducir los titulares de las películas, pasa con los de los libros. Anda que no hay diferencia entre la madera noruega y los azules de Tokio,... me recuerda a aquella serie que echaban hace años en la TVE1 titulada "Canción triste de Hill Street". Menos mal que no se les dio por traducir eso de la calle de la colina,...

    Tomo nota del libro y lo sumo a la lista de lillurrecomendaciones.

    Saludios

    ResponderEliminar
  12. Zorrocloco, si fuiste tú el que se llevó a la playa "Al sur de la frontera..." y lo llenó de arena te mato!!!... cuando consiga identificarte :P

    NimRi, yo abogo por que no traduzcan nada, que lo dejen en el original y listo, porque siempre fastidian algo con la intención de darle más bombo. Ya el hecho de leer un libro traducido desvirtúa el original, pero claro, mi capacidad para leer en inglés es limitada y en otros idiomas nula, así que no me queda más remedio que leer en español.

    saluditos

    ResponderEliminar
  13. La cita final es del libro???

    Un fuerte abrazo desde el Otro Lado

    ResponderEliminar
  14. @Nimri

    Curiosamente, incluso el título que comentas esta mál escrito, ya que por desconocimiento de los traductores, el blues no se refiere al estilo de cancion, sino a que en dialecto se refiere a los "maderos".

    Por lo tanto, realmente esa serie se tendría que haber llamado "Los maderos de Hill Street".

    ResponderEliminar
  15. Borja, sí, es del libro. Yo, por mucho que lo intento, no consigo describir tan bien la realidad :)

    Kano, vaya, yo tampoco sabía eso de "Hill Street Blues"! Lo que se aprende con vosotros :)

    saluditos

    ResponderEliminar
  16. :O!! Sacrilegio!! Soy inocente, lo prometo XD

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails