miércoles, 25 de mayo de 2011

Bob Dylan

Estaba en el instituto cuando me tocó compartir pupitre con Ángel, un compañero de clase que venía de una larga convalecencia debido a un accidente de moto. Tenía la pierna llena de hierros y tornillos para sujetar el hueso y aprovechaba la circunstancia para saltarse clases poniendo como excusa sus avatares médicos. Había repetido curso más de una vez y era el chico con más aspecto de adulto de la clase, obviamente. Yo, con mis 15 años recién cumplidos y mi vergüenza adolescente, estaba acojonada por su presencia.

Lo primero que me dijo nada más sentarse a mi lado fue: "Sabes quién es Robert Zimmerman?". Ante mi negativa comenzó a ilustrarme. Se trataba de Bob Dylan, uno de los compositores estadounidenses más destacados del folk-rock y la canción protesta desde los años sesenta. Ángel me habló de las canciones de Dylan, escribiéndome fragmentos de las letras en la mesa, del significado de aquellos temas para la juventud de su país y del mundo entero, de su actitud ante la vida. Todo ello ignorando a los profesores que, mientras tanto, explicaban sus materias en el aula.

Nos llamaban la atención día sí, día también, a pesar de que yo no abría la boca y me limitaba a asentir a las disertaciones dylanianas de mi emocionado compañero.
Me sentía terriblemente avergonzada por ello, aunque era incapaz de pedirle a Ángel que se callara. Tampoco me hacía caso cuando se lo decía, la verdad :D En el fondo era algo emocionante y novedoso que un chico se dirigiera a mí para algo más que para pedirme apuntes.

Ahora Bob Dylan está de moda. Ayer cumplió 70 años y varias películas y documentales sobre su vida han vuelto a hacer sonar sus canciones en todas partes. Aunque realmente nunca han dejado de sonar; Dylan ha sido una fuente inagotable de poesía musical e inspiración para el cine y la literatura.

De su prolífica carrera, de la que no soy en absoluto conocedora más allá de cuatro o cinco canciones, he escogido para que suene esta semana en el blog "Blowin' in the wind", un tema de 1963 que se convirtió en todo un himno antibelicista y por la libertad. Con el tiempo varias iglesias, entre ellas la católica, la adaptaron también a sus cánticos religiosos, por lo que la canción se hizo mudialmente conocida. Por supuesto también tiene multitud de covers a manos de artistas tan destacados como Dolly Parton, Neil Young, Bruce Springsteen, Joan Baez o Stevie Wonder.

Esta semana dejemos todas esas respuestas flotando en el aire con el "Blowin' in the wind" de Bob Dylan.



Aquí en enlace de la canción en Spotify.

11 comentarios:

  1. Himno de toda una generación! La versión de Joan Báez también es muy conocida. Dylan es uno de los grandes cantantes populares del siglo XX. Muy bonito el relato que nos cuentas, Lillu. Pensé que al final nos dirías que te enamoraste de ese chico de la moto, pero no... Por un momento creí estar leyendo una versión de Peggy Sue se casó: el chico de la moto, con su rebeldía y tal, y la chica que se enamora de él... Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Si señora interesante confesión de como se conoce a BOB DYLAN. A veces repetir curso, te da una experiencia que te permite estar por encima del bien y del mal. Para que luego digan que estudiar es lo único que hace hombres y mujeres de provecho. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Un grande, vaya que sí.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Buena historia Lillu. La música a edades tempranas siempre viene condicionada por gente mayor que nosotros y que nos recomiendan grupos o cantantes con bastante acierto o a veces para tener cultura musical también va bien, saludos!

    ResponderEliminar
  5. A mí me lo descubrieron mis hermanas mayores, con las que me llevo bastantes años. De hecho una de ellas estaba enamoriscada de él y tenía un montón de fotos del mozalbete.

    Y digo bien del mozalbete, porque las fotos eran de unos 15 años antes.

    A mí me cargaba un poco, quizá por esa imposición, y solo he empezado a apreciarlo muchos años después.

    ResponderEliminar
  6. Una niña de 15 años y un chico de la misma edad, seguramente lo normal es que la chica parezca 4 o 5 años más grande que el niño. Es que los varones nos desarrollamos más tarde que las féminas (por norma general)

    Bob Dylan no creo que pase nunca de moda. Tengo la sensación que es el principio de todo, de toda la música actual (de cierto nivel).

    Recuerdo en tercero de EGB que venían alumnos de cursos superiores (los mayores) al aula y nos cantaban blowin in the wind. Entonces la versión que se escuchaba era la de Joan BAez.

    Eran tiempos pseudo hippies que mi edad no me permitió disfrutar (o sufrir que nunca se sabe)

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Javi, no me enamoré porque el chico era demasiado rebelde para mí XDD Yo es que era muy pava en el instituto.

    Emilio estudiar no es lo único que hace personas de provecho, en efecto, aunque yo tampoco soy partidaria de repetir curso por deporte, jaja, como sistema para adquirir experiencia extra :D

    Dante, totalmente.

    @ngel, es verdad. Yo gracias a mi hermana conocí a grupos tan destacados en aquel momento como Duran Duran o Spandau Ballet. La pena es que, al no tener hermanos varones, la música un poco más rockera me quedaba lejos :)

    Loque, no te creas que yo me emocioné con Dylan gracias a este chico, más bien al contrario: Bob Dylan era el culpable de que me llamaran la atención en clase todos los días por hablar, era horrible!! XD

    Sese, es cierto que las chicas siempre nos desarrollamos antes, tanto física como mentalmente. Si fuera hoy quizás le habría prestado más atención a las revelaciones de mi compañero sobre Dylan, cachis :)

    saluditos!

    ResponderEliminar
  8. Y qué poco imaginabas entonces que aquella escena en el instituto la contarías en un blog, ¿eh?

    En mi familia tenemos un amigo noruego que siempre va a todas partes con su guitarra y conoce todo el repertorio de Dylan. Creo que he oido más canciones en su voz que en la del propio autor :D

    A mí me gustaba mucho la de Man gave name to all the animals desde que la tradujimos una vez en clase.

    Un saludo, Lillu

    PD. No consigo que se abra Spotify desde hace dias. Ni puedo publicar en mi otro blog. Aggg, el fin del mundo debe estar al caer!! :s
    Al menos me ha funcionado tu remedio para editar bien las entradas. Gracias :)

    ResponderEliminar
  9. JuanRa, es curioso cómo a veces alguien nos acerca a la música de algún artista de manera casi inconsciente :)

    Jo, pues a mí Spotify sí me funciona, aunque ahora me marca la limitación de 10 horas. Todavía no tengo muy claro si son mensuales o semanales o qué, porque yo veo que me queda una cantidad de tiempo distinta cada vez que entro XDD

    Me alegro de que te sirviera la solución casera para editar entradas, jaja!. Es un poco coñazo, eso sí, pero al menos es un apaño mientras no hagan un editor decente :D

    saluditos!

    ResponderEliminar
  10. Su música no me hace demasiado tilín; me gustan canciones sueltas. Su personalidad tampoco me resulta muy agradable. El relato de tu primer encuentro con este cantautor, eso sí, interesantísimo. Y la canción que seleccionaste, muy buena. Es de las que me gustan :P

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Kinezoe, como digo yo tampoco soy una gran seguidora de su música. Conozco sólo unas cuantas canciones aunque admiro su trayectoria y lo que ha significado para tantas generaciones.

    saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails