martes, 15 de abril de 2008

Infiltrados (The departed)

Bien, tengo que reconocer que temía sobremanera ver esta película por varios motivos. El Martin Scorsese de los últimos años no tenía nada que ver con el que a mí me encandiló con obras maestras como “Taxi driver”, “Toro salvaje”, “Uno de los nuestros” o “Casino”. De repente se volvió romántico y sus películas de malos (muy malos y menos malos) pasaron a un segundo plano.

A pesar del reconocimiento a sus últimos trabajos, me resistía a ver “Infiltrados”, el film que por fin lo había reconciliado con el Oscar.

Otro de los motivos para no ver esta cinta eran los protagonistas principales. Leonardo DiCaprio… oh, qué miedo. Matt Damon… oh, qué horror. Más un puñado de viejas glorias pasadas de kilos como Jack Nicholson, Alec Baldwin o Martin Sheen. No miedo, pánico me daba ver esta película.

Debo ahora tragarme mis palabras y mis miedos y reconocer que “Infiltrados” es una buenísima película, muy a la vieja usanza de gángsters propios del mundo scorsesiano, con todas las virtudes de un buen thriller de acción y suspense y, ciertamente, unas interpretaciones dignas de elogio.

*** Spoilers! ***

Para variar, el título en español no tiene nada que ver con la intención del original “The departed” (“los difuntos”). Para qué suavizar el título de una película en la que casi todos aquellos de los que se habla están muertos o lo estarán pronto.
Jack Nicholson hace aquí de Robert de Niro, para mí de un modo un poco menos brillante pero convincente. Él, Frank Costello, es el jefe de la mayor mafia de crimen organizado de Boston, donde la policía trabaja incansablemente para atraparle.

Ahí entran en escena dos jóvenes criados en los barrios irlandeses dominados por Costello, ambos policías que abordan su labor desde puntos de vista opuestos: Sullivan (
Matt Damon) es un recién salido de la academia de expediente intachable pero que trabaja en la sombra para el gángster, que lo protegió de pequeño a él y a su familia. Por su parte Costigan (Leonardo DiCaprio), criado en el seno de una familia pobre y conflictiva, debe demostrar que es digno de la confianza del sector policial infiltrándose en la banda de Costello.

Ambos mantienen por tanto una doble vida que acabará por consumir su existencia personal y sus energías. Como si del juego del ratón y el gato se tratara, la policía intenta descubrir al topo de Costello entre los inspectores de la comisaría, mientras que la banda criminal trata de señalar al chivato que informa a la policía de sus acciones desde dentro.

*** Fin de Spoilers! ***

La historia funciona, como ya funcionó cuando se rodó por primera vez en 2002 en Hong Kong, bajo el título de
“Mou gaan dou” (“Juego sucio”). De hecho, el éxito de la cinta propició la aparición de dos secuelas más al año siguiente. La versión americana de Scorsese incluye partes de las tres películas, con un resultado muy coherente en contra de lo que se podría pensar en un principio.

En general la historia me ha gustado mucho y la manera de contarla más todavía. La violencia de la cinta está justificada y las interpretaciones están muy centradas en el ambiente en que se sitúan los personajes, barrios de clase obrera con altos índices de delincuencia. Tengo que decir que entre DiCaprio y Damon me quedo de calle con el primero, para mí mucho más creíble y, dentro de lo poco que me gustan los dos, lo prefiero como actor. Parece ser que DiCaprio debía tener una nominación al Oscar por su trabajo en este film, pero al no poder dejar claro si era más protagonista que los demás finalmente se decidió no darle prioridad en la campaña de publicidad y eso influyó para no nominarlo.

El reparto al completo está muy bien escogido, a pesar de mis dudas iniciales, y también borda su trabajo. Sólo veo algunos fallos destacables de música, a veces un poco estridente, y montaje, que no entiendo cómo pudo ganar un Oscar habiendo trabajos de Thelma Schoonmaker mucho más correctos que éste. La fotografía del veterano Ballhaus, impecable.

Pese a estos pequeños detalles, la película me mantuvo en vilo las casi dos horas y media que dura, me creí todo lo que me contaron, sufrí con los protagonistas y, en definitiva, puedo decir públicamente que me reconcilié con el trabajo de Scorsese. Y a su vez creo que Scorsese se ha reconciliado con sus raíces cinematográficas y estoy segura de que “Infiltrados” se convertirá si no lo es ya en un clásico de su carrera. También comienzo a entender por qué ha convertido a Leonardo DiCaprio en su nuevo actor fetiche; sustituir a De Niro es difícil, pero los años no perdonan y hace falta sangre joven más acorde a los tiempos que corren, y DiCaprio parece que muestra más potencial que sus coetáneos.

7 comentarios:

  1. Adoro a Scorsese, así que no soy muy imparcial... pero a la vez muy exigente ya que siempre espero de él obras maestras.
    Esta es una gran película que sin embargo me dejó con ganas de ese "algo mágico" como lo puede tener Uno de los nuestros. Pero bueno, me la compré en DVD en cuanto salió.

    Ah, Por cierto, yo creo que DiCaprio es un muy buen actor (te recomiendo "Vida de este Chico" si no la has visto) y con Scorsese funciona muy bien. Por supuesto, nunca le llegará a la suela del zapato a DeNiro...

    ResponderEliminar
  2. Esta ha sido la película que ha cambiado mi idea de DiCaprio definitivamente, antes le tenía en mal concepto (igual manía personal) pero aquí me ha demostrado que es un gran actor y pasa por encima de Matt Damon. En cuanto a Nicholson... nunca he podido con él.

    También a mi la película me encantó

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Angus, coincido contigo en la adoración por Scorsese y, quizás por eso, siempre esperamos de él el tipo de cine al que nos tiene acostumbrados y no le dejamos mucho margen para experimentar. Pero para qué quiere experimentar si este tipo de película le sale genial y nos gusta a todos! Que aprenda de Woody Allen, que lleva haciendo toda su vida la misma película y sus seguidores (entre los que no me incluyo), lejos de quejarse, lo ensalzan XD

    Sese, yo he tenido con DiCaprio una sensación parecida a la tuya. Antes de esta película nunca me había convencido del todo, pero ahora veo que ha madurado como actor y, cierto, creo que se come a Matt Damon totalmente. Con Nicholson también tengo un problema personal... siempre me da la impresión de loco, aunque haga el papel más cuerdo y templado que te puedas imaginar. Espero a cada escena que se ponga a reír de forma histriónica o que haga un chiste cínico... así que me cuesta mucho valorar su trabajo.

    saluditos a ambos!

    ResponderEliminar
  4. Buenas!!! A mí me pasa igual que sese, de hecho si antes en alguna película aparecía DiCaprio directamente yo no la veía (igual que con Johnny Deep)pero en esta película me enamoró.... ya que nunca conseguía transmitirme nada. En esta ocasión si lo ha hecho. En cuanto a la película, la tuve que ver dos veces porque no me quedé bien con el principio...me pareció demasiado sangrienta, aquí se hace cierto eso de que "muere hasta el apuntador" y no me marcó especialmente (debe ser que aparte de El Padrino no me gustan las pelis de gánsgters y mafia). Un beso. Bea

    ResponderEliminar
  5. Bea, me pasó igual con DiCaprio. Espero que a partir de ahora pueda ver sus películas con otros ojos. Sobre las pelis de mafia... a mí es que me encantan! De todos modos, hay películas y películas, no todas están bien hechas ni tienen una buena historia. Scorsese es un maestro del género, aunque si no te gusta ver sangre y tiros no te recomiendo "Uno de los nuestros", que está considerada una de sus obras maestras.

    Yo valoro mucho en estas películas que, cuando un malo mata a otro, no se pase dos horas explicando los motivos, para que al final ocurra algo y el otro se salve. Cuando pasa eso en alguna peli me desespero XD Aqui llegan, le pegan un tiro y punto, pa qué dar explicaciones XDD

    Ah, y "El padrino" también son palabras mayores. A ver si me reviso la trilogía un día de estos y pongo una entrada sobre ella!

    saluditos

    ResponderEliminar
  6. Creo que Dicaprio es un actor bastante bueno, pero mucha gente no lo aguanta posiblemente porque aún arrastra, aunque cada vez menos, la sombra de Titanic y otras películas que lo convirtieron en carnaza de Superpop y similares. Pero me parece que está madurando bastante bien.

    Adoro a Scorsese (y me encanta verle y oírle hablar de cine, siempre me atrapa ^^U) y esta película me gustó mucho. Menos mal que la vi antes de que el "gracioso" de mi profesor de Historia del Cine soltara en clase sin venir a cuento: "por cierto, qué bien, la última de Scorsese, aunque muere hasta el apuntador al final"...

    Espero ver esa entrada sobre el Padrino! :)

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Akane, yo no sé tu profesor de Historia del Cine cómo es, pero el mío era pésimo, también hacía spoilers innecesarios y sólo entendía de cine negro. Recuerdo que cuando yo di esa asignatura, allá por el año 95 llega un día a clase y dice: "acabo de ver una película que me ha dejado impresionado... se llama E.T. El extraterrestre". Vaya, nunca es tarde, pero como para atreverse a a suspendernos después XDD

    A mí, como ya has leído, también me encanta Scorsese :) Lo de "El padrino" lo tengo ahí aparcado porque me falta ver la tercera parte y me gustaría hacer un post conjunto o algo así. No sé cuando, pero prometo que le dedicaré pronto su espacio en este blog a esa trilogía :D

    saluditos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails