miércoles, 2 de abril de 2008

La Casa Azul

A estas alturas ya a casi todo el mundo le suena La Casa Azul y el discotequero tema que he elegido para que suene en mi blog esta semana, "La revolución sexual". Aunque el grupo lleva desde 1997 haciendo un pop setentero con un marcado estilo soft y bubbblegum de los últimos sesenta, no fue hasta hace muy poco cuando salieron a la primera plana del universo musical.

Aparte de la canción "La revolución sexual", con la que fueron candidatos a participar en la edición de este año del Festival de Eurovisión, el alma de La Casa Azul, Guille Milkyway, ya había roto los moldes en internet hace un par de años con la campaña de publicidad para MTV "Amo a Laura". El vídeo de ese tema interpretado por Los Happiness, dos chicos y dos chicas con pinta de catequistas ñoños, se difundió por la red logrando despertar un interés inusual y movilizando a todos los internautas a favor o en contra de la virginidad que defendía la Asociación Nuevo Renacer, supuesta promotora de un boicot contra la cadena MTV.

La Casa Azul se ha mantenido siempre en la esfera independiente. Su productora, el pequeño sello Elefant Records especializado en indie pop, le permite a Milkyway trabajar en varios proyectos aparte de La Casa Azul, como compositor, productor y DJ. En los vídeos y las fotos del grupo aparecen también los demás componentes, David, Clara, Oscar, Sergio y Virginia, aunque es el propio Guille Milkyway en solitario el que actúa en todos los directos. Esta idea pretende seguir la estética de grupos como The Archies, una banda "ficticia" de finales de los sesenta tras la que se ocultaba un proyecto de estudio con varios músicos y un productor que supo aprovechar la iniciativa. Gorillaz es otro de los conjuntos que siguió esta estética virtual, con dibujos animados y personajes de cómic tras los que se ocultaban intérpretes reales que nunca aparecían en público.

La Casa Azul, que hubiera sido un representante estupendo para Eurovisión, se quedó fuera superado por la victoria de otro invento, Rodolfo Chikilicuatre, que interpretará el "Chiki chiki" que tanta controversia ha causado últimamente. Esto me da pie para abrir una nueva encuesta: estás de acuerdo con que "Baila el Chikichiki" sea la elección española? Preferías a La Casa Azul? O quizás a Coral, una perfecta imitación de Mónica Naranjo que quedó segunda en los votos telefónicos de la pésima gala de TVE? Yo creo que a Eurovisión no le hacía falta que nadie lo salvara; bastaba con enviar una buena canción. Gracias por votar :)

11 comentarios:

  1. Sigo pensando lo mismo... que para hacer el ridi, mejor hacerlo con todas las de la ley :p

    ResponderEliminar
  2. Jose, si yo al final cada vez estoy más convencida de que la cosa estará entre nosotros y el pavo de gomaespuma de Irlanda...

    saluditos!

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy con Rodolfo Chikilicuatre

    ResponderEliminar
  4. Tengo que reconocer que esta canción de La Casa Azul me gusta, además el vídeo lo vi varias veces y me gusta porque tiene un cierto aire tecno-pop-romántico de los años 80. Sin embargo no puedo decir lo mismo del Amo a Laura, ya que además de parecerme simplona, demasiado apastelada la vi estúpida.

    En cuanto a los grupos nuevos que les dejan asumar la cabeza últimamente y que ya llevan años trabajando, yo me quedo con "Facto Delafé y las Flores azules". Un grupo catalán que comienza a conocerse gracias al sketch de primavera de El Corte Inglés. Es para saborear sus letras con los oídos.


    Respecto al Chiki-chiki, cuando vi el título por primera vez, me vino a la mente aquel éxito del verano del 89 (uff! cuánto tiempo) titulado Yeke-yeke e interpretado por Mory Kante. Evidentemente no tiene nada que ver.

    Eurovisión ha dejado de tener desde hacer casi una década, el éxito que muchos (países, empresas, organizaciones,...) deseasen. Lo que ha tenido cierta repercusión es la aparición y participación de nuevos países, pensemos por ejemplo en los países de la Europa del Este o en la misma Andorra.

    Lo que sí se está viendo es que cada vez es más evidente que Europa es la Europa de los pueblos y no la de los "tipical countries". Para muchos extranjeros España sigue siendo un país de toros, sevillanas,... y no es la primera persona que conozco en Compostela, fuese americana, inglesa, polaca, checa,... que me dice que pensaban que éramos todos morenos. Si es difícil concienciarse y admitir el concepto de España horizontal (diversas culturas, lenguas,...) supongo que más para un extranjero. No hay más que recordar la polémica que se había originado entre seleccionar a Masiel o Joan Manuel Serrat. Si cantamos en castellano o en inglés parece que nadie protesta, pero cuando se intenta poner una canción en otro de los idiomas del estado ahí ya se origina la polémica.

    Cuando Urban Trad quedó en segunda posición hace unos años representando a Bélgica, con razón muchos de los votos se enviaron desde Galicia. Eso da qué pensar, ¿no creeis?

    Volviendo al tema de la música de esta noticia, el Chiki-chiki es todo lo contrario de lo que se estaba haciendo hasta ahora. Ni los temas de Masiel, Década prodigiosa, Beth o Sergio Dalma tenían en base el reírnos de nosotros mismos. Parece que siempre teníamos que interpretar temas para que los demás países viesen cómo era España.

    Ya que todos los años se convocaba un gabinete de sabios o un jurado y pocas veces se consiguieron los resultados esperados. De esta vez, supongo que es todo lo contrario. Si presentamos "buenas" canciones y no ganamos, esta vez mandamos una mala a ver qué pasa.

    Un saludo a tod@s!

    ResponderEliminar
  5. El propio Guille se declara superado por el boom mediático de Eurovisión este año. Se presentó un poco, según cuenta, por romanticismo y vió como con Chikilicuatre hasta los programas del corazón le llamaban para rajar del sistema y de Rodolfo.
    Eurovisión me importa poco. Afortunadamente ya no representa los valores de esos años que España se paralizaba para lograr un éxito que enmascaraba temas más importantes del país.
    No me interesa Eurovisión y no por ello abogo por reírme a la cara de los que se lo toman en serio. Sólo por esta gente me parece excesivo el tema Chikilicuatre.
    Y repito ni me va ni me viene (me da igual).
    Me parece muy acertada la reflexión de Nimri pero no veo Eurovisión tan importante socialmente ya. No representa ni es síntoma de cómo funciona Europa ni los valores que la rigen

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Vespinoza, a mí musicalmente no me puede gustar menos la canción, pero el show que se han montado en torno al chikichiki merece una mención al más puro estilo Risto Mejide: es un producto muy vendible y vaya si lo están vendiendo bien XDD

    NimRi, está claro que las posibilidades están ahí del mismo modo que lo estaban con canciones más serias. Personalmente creo que Chikilicuatre no representa en absoluto a los españoles, en todo caso a los hispanos, porque no olvidemos que el reggaeton es un ritmo tradicionalmente norteamericano (Portorriqueño si no recuerdo mal), aunque ahora esté de moda en España.

    Con respecto a lo de "Amo a Laura", por supuesto que es una canción estúpida pero es que esa era precisamente la intención del tema: parecer una ñoñería musical digna de la asociación católica que (se supone) animaba a los jóvenes a no ver MTV. La canción consigue a la perfección ese rechazo por parte del público y así se convirtió en la exitosa campaña publicitaria que fue.

    Sese, cierto que Eurovisión ya tuvo su época dorada y no creo que vuelva a tener la repercusión que tuvo, musical y socialmente hablando. Hoy en día, ganar Eurovisión no significa apenas nada en una carrera musical y las votaciones telefónicas lo han convertido en un absurdo desde mi punto de vista, donde ya cualquier cosa encaja sin problemas. Pero personalmente creo que se merece un poquito más de respeto, al menos por la gente que, como tú dices, sí se lo toma en serio y trabaja duro para participar en ese evento.

    Saluditos y gracias a todos!

    ResponderEliminar
  7. Hola

    Buffff.... Yo he votado por Coral, no porque sea la canción que más me gustara, sino porque es la que me parece más "festivalera" y es la más parecida a la de mi paisana Anabel Conde, que no ganó porque tuvo la mala suerte de que se presentó Secret Garden.

    Y tengo que reconocer que eso de mandar a Chikilicuatre, por lo menos, demuestra muy buen humor y tener un par de... :-D.

    Un saludo.


    Juan.

    ResponderEliminar
  8. Pues a mi me gustan. Tienen un ritmo y una estética que me agrada, debe ser que me recuerda a los 70... mi niñez...
    Un besito, guapa.
    Natacha.

    ResponderEliminar
  9. Juan, es cierto que Coral era la candidata que más se acercaba a la imagen de los antiguos concursos de Eurovisión, con buena voz y buena presencia. Y también tienes razón: ya de tomárselo a cachondeo, pos reírse bien, aunque sigo pensando que a TVE se les fue de las manos eso de dejar en manos del público la selección final XD

    Natacha, a mí me gusta mucho la música disco de los 70 y las últimas canciones de La Casa Azul encajan mucho en mis preferencias :)

    saluditos a los dos!

    ResponderEliminar
  10. Yo ya lo dije en mi blog y me reitero: mejor hubiera sido la casa azul. Es que por aquel entonces ya me veía que el elegido sería el chiki chiki este y... Yo no creo que haya que salvar lo insalvable pero sí que creo en el decoro y la vergüenza ajena. O propia, porque representa a España. Es una lástima... Cosas peores pasan por alto y nadie dice nada.

    ResponderEliminar
  11. Hannamary, pues te aseguro que lo pasaríamos peor si fuéramos irlandesas. Lo del pavo no tiene perdón XDDD Habrá que reirse por no llorar y pensar que Eurovisión ya no representa a nadie ni a nada, sino que se ha convertido en unas especie de "Tú vales mucho" o similar.

    saluditos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails