viernes, 9 de mayo de 2008

Los Cinco

Casi toda la gente de mi edad, sobre todo las chicas, recordarán con cariño los libros de "Los Cinco" ("The Famous Five"), una serie escrita por Enid Blyton desde principios de los años cuarenta. A lo largo de más de dos décadas, la escritora británica acercó a las niñas de alrededor de 10 años las aventuras de cuatro primos y un perro que vivían las más variopintas situaciones durante sus vacaciones.

Mañana 10 de mayo se celebra precisamente el Día de Enid Blyton, que la sociedad que lleva su nombre celebra con una serie de actos especiales en el Reino Unido. La Enid Blyton Society ofrece multitud de información y referencias de los libros de esta escritora, además de tienda online, juegos y foros de opinión.

Hace algunas semanas salió también el tema en el blog de Bea a raíz de unos muffins de ruibarbo que preparó, ya que los libros de "Los Cinco" nos descubrieron todos esos alimentos desconocidos por entonces en nuestro entorno infantil como la cerveza o los bollos de jengibre, la tarta de ciruelas o el pastel de carne. A mí me maravillaba que del jengibre se pudiera hacer igual una cerveza, que un pan, que un pastel. Ni me imaginaba cómo era ese ingrediente mágico ya que por entonces en España apenas se utilizaba y las enciclopedias no iban mucho más allá de la información botánica.

Esta semana vi una noticia sobre el estreno de la serie de "Los Cinco" en dibujos animados en la televisión británica, con una versión actualizada de los muchachos protagonistas. La compañía Disney, junto con la editorial de las novelas, han dado forma a un nuevo concepto de los jóvenes creados por Blyton para adecuarlos al mundo de hoy. Los modernos Cinco usarán teléfonos móviles, portátiles, escucharán música de moda y ya no comerán pasteles de jengibre (no, muy a nuestro pesar), sino que sus grandes festines serán a base de pizza, coca cola y otros productos más cercanos a la juventud de nuestro siglo.

Ya a finales de los setenta se hizo una adaptación de los libros de Enid Blyton a la pequeña pantalla, pero en forma de serie normal. Veinte años después se volvieron a rodar los capítulos pero con la misma estética de mediados del s.XX (y los panes de jengibre, por supuesto). Aunque la esencia de los aventureros jóvenes será la misma en esta última adaptación animada, los nuevos conceptos pretenden captar otra vez a ese público de entre 8-12 años que ya no lee tanto, aunque libros como "Los Cinco" siguen estando entre las obras literarias infantiles más vendidas en Gran Bretaña y otros países.

Enid Blyton, la autora de uno de los mayores entretenimientos de nuestras vidas es también la creadora de las famosas novelas de internados "Torres de Malory" y "Santa Clara" (sí, esos internados exclusivos en los que todas soñábamos con estar) y de otra serie de aventuras de gran éxito, "El Club de los Siete Secretos". Todos estos libros fueron escritos en la misma época y de corte similar a los protagonizados por "Los Cinco", con muchos diálogos y personajes con muchas virtudes y casi ningún defecto. Por eso, y por el machismo y racismo intrínseco de sus obras, la autora fue muy criticada, aunque no debemos olvidar que Blyton nunca salió del Reino Unido y vivió allí, dedicada a su jardín y sus animales, en una época en la que su país era todavía un imperio colonialista.

En total, escribió más de 700 títulos, orientados en su totalidad al público infantil y juvenil. Es curioso que yo pensaba que eran novelas muy breves, porque de pequeña me leía dos a la semana, por orden de numeración de la serie, pero vistas ahora he podido comprobar que a pesar de su simplicidad literaria tienen una extensión mayor de lo que recordaba. Definitivamente una con los años se atrofia o algo :P

Pues desde aquí mi pequeñito homenaje a "Los Cinco", a la cerveza de jengibre (que no he probado nunca pero juro que lo haré) y a todos los contrabandistas, secuestradores y villanos que encajaban tan bien en el papel de malo literario que era imposible crear confusiones en nuestras inocentes mentes de niño. A veces se echa de menos todo aquel mundo perfecto con el que las niñas de pueblo sólo podíamos soñar. Por cierto, las imágenes que ilustran el post pertenecen exactamente a la misma edición que yo leí de pequeña. Me ha hecho ilusión verlas :)

13 comentarios:

  1. Yo también los leí. Una amiguita que tenía de niña me los prestó. De sábado en sábado que era cuando nos veíamos me dejaba uno nuevo y yo le devolvía el que ya había leído. Me gustaron mucho. Devoraba libros como loca y sigo haciéndolo cuando puedo pero de estos guardo un especial recuerdo, tierno más que nada. Me maravillaban también las comilonas que se pegaban y los ingredientes de los que estaban hechos los pasteles. Me sorprendían para bien. ¡Qué cosa! Ha pasado tanto tiempo... Gracias por hacerme sentir de nuevo como a los 11 años, Lillu :) ¡Qué recuerdos, eh!

    ResponderEliminar
  2. Se me olvidó decir que la edición que yo tuve en mis manos era muy diferente: del Círculo de Lectores xD Pero no me puedo quejar, los disfruté mucho en su momento. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hannamary, lo de las meriendas que se hacían no podían ser más diferentes de nuestros bocadillos de mortadela o jamón york XD Yo no conocía casi nada de lo que comían y me sorprendía muchísimo que a unos niños les dejaran beber cerveza, aunque fuera de jengibre, jajjaa. Recuerdo que mi hermana y yo montábamos en la habitación una especie de tienda de camping con una manta y dos sillas y nos metíamos allí dentro a leer durante horas con la merienda envuelta en papel de aluminio dentro de una cesta, para ponernos en situación :D

    De vez en cuando está bien que nos invada esta nostalgia, no? :)

    saluditos!

    ResponderEliminar
  4. Ayyyyyyy los libros de los 5!!!! yo creo que es la primera vez en muchos años que veo las portadas..... y no me acordaba de las contraportadas!!!!! que bueno!!!...yo también leía los libros muy rápidamente, pero creo recordar que eran "larguitos"...¿será que teníamos mas tiempo libre????

    Gracias por hacernos recordar!!!

    Un beso.

    Bea

    ResponderEliminar
  5. Bea, yo estoy convencida de que a los días les han quitado horas y antes tenían 32 XDDD Supongo que por entonces no teníamos tantas obligaciones ni preocupaciones y podíamos dedicarnos a leer sin más :)

    saluditos!

    ResponderEliminar
  6. Hacía tiempo que no veía las portadas de los libros de los cinco. Que recuerdos! mi hermana, dos años mayor que yo, tenía unos cuantos. Yo también me leí alguno (recuerdo en especial "los cinco otra vez en la isla de kirring", o algo así). Muy buenos recuerdos.

    ResponderEliminar
  7. En mi casa también los teníamos, de mi hermana mayor, esa misma edición también. Cada año en la feria del libro caía alguno para completar la colección.
    Yo me leí alguno, pero de pequeño no leía mucho.

    ResponderEliminar
  8. Jordi y Angus, me alegro de que rompamos aquí el mito de que los chicos no leían "Los Cinco"! :D Bueno, aunque fueran de vuestras hermanas. También recordaré algún día por aquí "Elige tu propia aventura", una serie unisex de la época :D

    Saluditos

    ResponderEliminar
  9. Yo era mas de los tres investigadires,Jupiter Jones era el listo gordito deductivo, Pete Crenshaw el cachitas valiente que normalmente era al que pillaba siempre el malo y Bob Andrews el de gafas y con un problema en la pierna que le obligaba a llevar un aparato a modo de arnés , era el encargado de realizar las pesquisas mas variadas, rebuscar en bibliotecas, recortes de periódicos, preguntas a los vecinos de Rocky Beach (era donde pasaban las aventuras, un rollo Cabot Cove en Se ha escrito un crimen).
    A mi me gustaban mucho y todavía guardo los cinco que me leí... me impactaba el escondite de “Patio Salvaje”. Estaba en el jardín de la casa de Júpiter y consistía en una caravana vieja que estaba totalmente escondida bajo un montón de cahtarra (el tío de Júpiter era chatarrero). Era un escondite perfecto y se podía entrar por cuatro estradas secretas de lo más variopinto. Bueno vaya recuerdos ¡!! no era tant devorador de libros como tu pero estos si me abrieron mucho la imaginación.

    No se si ahora un chaval de 11 o 13 años los encontraría simples o cursis, yo creo que no lo que pasa es que ahora a lo mejor queremos que desde muy pequeños los chavales ya sean mayores y no nos damos cuenta que estar un poco en Babia e ilusionarse por todo cuando eres chaval también es bueno. Ya vendrá la época en que la realidad no puedas sacártela de encima.

    ResponderEliminar
  10. Jordi, me suena un montón eso de los tres investigadores, pero no recuerdo si leí algún libro de ellos o no. Es posible que sí, porque con esa edad leía en un par de meses mucho más de lo que leo ahora en un año. Tampoco tenía mucho más que hacer... en Galicia llueve mucho XDD

    Estoy muy de acuerdo con lo que dices de que ahora queremos acelerar la madurez de los niños, cuando lo más bonito de ser niño es precisamente eso, serlo y disfrutar de ello sin preocupaciones. Está bien que sean responsables (yo lo era!) pero no que tengan aficiones, formas de vestir o comportamientos casi de adultos. A mí personalmente me violenta ver a una niña de 8 ó 9 años con ropa de adolescente, maquillaje y cosas así, aunque está claro que cada vez se crece más rápido y las niñas de hoy de 12 años me llamarían ñoña si me hubieran conocido con esa misma edad XDD

    saluditos!

    ResponderEliminar
  11. Hola Lillusion!

    He llegado a tu blog casi por accidente, buscando algo de recetas dulces "sin colesterol"... nos acaba de caer regalico en casa y me he puesto manos a la obra: mi pareja adora el dulce, y no le voy a castigar sin un buen desayuno los fines de semana por un poquitín de colesterol... así pues, gracias por la receta del bizcocho (lo haré con manzana), y por este magnífico artículo sobre los cinco!

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  12. Hola Sara, bienvenida :) Casi todas las recetas que pongo en el blog son sin colesterol o con muy poco, porque yo lo sufro, así que cocino lo que me puedo comer, jeje. Si tu marido no tiene más que el colesterol un poquito alto, no hay problema en usar azúcares o harinas (mejor integrales!) y lo que debes evitar al hacer bizcochos o postres son los huevos, la mantequilla, la nata y otros lácteos enteros. Sustituye todo lo que puedas por desnatados y usa aceite de oliva o girasol siempre que te sea posible. En vez de usar muchos huevos, sustituye alguno por un yogur natural o un vasito de leche. Podréis disfrutar de postres buenísimos sin necesidad de sufrir por culpa del colesterol :)

    Me alegro de que te haya gustado el post de Los Cinco. Creo que a muchas nos trae un montón de recuerdos buenos, verdad?

    saluditos y que te salga bien ese bizcocho!

    ResponderEliminar
  13. hola, un saludo a toda la peña.
    Aparte de haber leido también los libros de crío suelo acudir a la reunión anual del Blyton Day donde suele acudir alguno de los protagonistas de la serie de tv de 1978-79. Respecto a probar la cerveza de gengibre no os lo recomiendo, sola está bastante pouajosa, la única forma de que sepa bien es bautizarla con un 40% de Jack Danniels y dos cubitos. Pero podeis probar la versión más actual conocida como ginger ale.
    Bueno en mi fotolog
    http://fotolog.miarroba.com/hellgate2004/
    podeis ver fotos de los protagonistas actualmente y otras cusiosidades.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails