viernes, 23 de abril de 2010

Día del Libro

Hoy es el Día Internacional del Libro y, como amante y defensora de la lectura, he querido hacer una pequeña revisión de los libros que más me han marcado a lo largo de mi vida. Sólo de algunos, claro, porque la lista de todos los que han tenido algún significado especial para mí sería demasiado larga.

He de decir que, en realidad, no soy una buena lectora. Leo bastante despacio y me cuesta concentrarme. Además, soy muy selectiva con los géneros y tengo problemas con determinados tipos de obras como la poesía o la literatura fantástica. Eso sí, cuando empiezo un libro rara vez lo dejo sin terminar. Por extensión, nunca me salto páginas, por muy árido que me parezca lo que me están contando; pienso que hasta esos fragmentos infumables se merecen un respeto y además siempre tengo miedo de perderme algo crucial para el desenlace, oculto en la espesura de esas letras.

A lo largo de mi vida no he leído más que unos pocos centenares de libros. En mis años mozos alcanzaba la veintena fácilmente, pero ahora ya me cuesta superar las doce o quince lecturas anuales. De entre todos esos libros, los siguientes han marcado un antes y un después en mi universo personal:

- El misterio de la isla de Tökland (Joan Manuel Gisbert): Se trata del primer libro que disfruté de forma consciente cuando era niña, después de las típicas series de Enid Blyton y similares que leía más rápido de lo que jamás he vuelto a leer. “El misterio de la isla de Tökland” significó para mí el comienzo de la selección literaria, del gozo personal de la lectura, de la elección de novelas que me entretuvieran y tuvieran además alguna profundidad.

- El americano impasible (Graham Greene): Mi primer novio me prestó este libro cuando yo desconocía prácticamente toda la literatura moderna norteamericana. Hasta entonces había leído unos cuantos clásicos y bastantes obras de autores españoles o latinoamericanos, pero nada que abordara temas socialmente comprometidos ni de corte político. Para mí leer ésta y otras novelas similares fue como abrir la mente a un mundo desconocido.

- Héroes (Ray Loriga): Con veinte años me encapriché de este escritor. Yo llevaba años escribiendo mi primera novela y necesitaba referentes modernos con los que poder sentirme identificada. O al menos pensar que era posible publicar libros aunque se fuera joven. Me regalaron este libro y durante los años siguientes seguí muy de cerca la carrera de Loriga, aunque hoy, 15 años después, mi visión sobre las posibilidades de vivir de la literatura ha cambiado un poco.

- Territorio comanche (Arturo Pérez-Reverte): Estaba terminando la carrera de periodismo cuando leí “Territorio comanche”, cuando Pérez-Reverte todavía era más conocido por ser reportero de guerra que por su faceta de escritor. Para los periodistas de mi generación era como un ídolo, un hombre que no tenía miedo a nada ni a nadie y no se cortaba a la hora de dar abiertamente sus opiniones. Por suerte, la lectura de este libro no influyó en mejorar mi maltrecha vocación periodística, pero sí me reafirmó en la convicción de que podía y debía escribir si eso era lo que mi corazón me dictaba.

- Un viejo que leía novelas de amor (Luis Sepúlveda): Fue la primera novela con la que lloré. La leí con veintitantos años y recuerdo sorprenderme de que me resbalaran las lágrimas incontenibles por las mejillas. Hasta ese momento había lecturas que me habían emocionado pero nunca hasta el extremo de “sufrir” en carnes propias lo que leía. Desde entonces decidí meterme de lleno en todo lo que leyera, viera o escuchara, tanto para bien como para mal.

- El alquimista impaciente (Lorenzo Silva): El cambio de siglo no me sentó bien y sufrí una grave crisis personal. Perdí la ilusión por muchas cosas, entre ellas la escritura y la lectura, además de la inestabilidad emocional que me costó mucho esfuerzo recuperar. Tras muchos meses de sequía literaria leí “El alquimista impaciente” y las musas volvieron a mí. Inicié entonces mi segunda novela que, aunque todavía hoy sigue inacabada, me devolvió la confianza en mí misma y en mis posibilidades de plasmar con palabras lo que pasaba por mi mente.

- Crónica de una muerte anunciada (Gabriel García Márquez): Me arrepiento de haberme iniciado tan tarde en la literatura de este genial autor. Este fue el primer libro suyo que leí, que me cautivó y que me demostró que la perfección literaria puede existir. Creo que es la novela que más veces he releído y lo hago de nuevo siempre que tengo una tarde libre, para demostrarme a mí misma que no hace falta una gran sorpresa, ni una gran extensión, ni nada espectacular para parir una gran obra.

- ZigZag (José Carlos Somoza): Esta fue la novela que me acercó por primera vez al universo de la ciencia ficción, a un tipo de narración científica de la que suelo huir conscientemente pero con la que Somoza consiguió engancharme sin remedio. Fue además uno de los libros que más miedo me ha hecho pasar, un sentimiento fantástico cuando eso es realmente lo que la obra pretende. Con Somoza recuperé la confianza en los escritores, que de repente parecían haberse hundido todos en un panorama literario sinsentido de best-sellers previsibles y aburridos.

- Sin City (Frank Miller): Aunque figure en último lugar, cronológicamente mi primer contacto con Frank Miller y las novelas gráficas se sitúa en el año 2000, gracias a mi pareja de entonces y hoy amigo GeekDraz. Mi relación con el mundo del cómic hasta entonces había sido muy limitada, pero desde que leí “Sin City” supe que el formato podía transmitir muchísimo más de lo que yo creía. Aunque no me he convertido en una gran lectora de cómics, sí suelo leer novelas gráficas de vez en cuando y disfrutarlas mucho.

Me he extendido un poco más de la cuenta, pero había que celebrar el Día del Libro :) Estoy segura de que vosotros también habéis leído alguna vez algún libro que os cambió la vida.

17 comentarios:

  1. Que entrada más bonita!!!
    Me ha gustado muchísimo, de verdad, enhorabuena.
    No he leído Un viejo que leía novelas de amor, pero lo leeré, sin duda.
    Feliz día del libro y espero que sigas disfrutando con la lectura, que descubras nuevas novelas que te inspiren y te produzcan sensaciones.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. uff no he leído ninguno de los que dices!!! qué mala pata...
    aunque ahora que lo pienso, cambiar mi vida... creo que ninguno de una manera que yo haya notado.
    Aunque le tengo especial cariño a Memorias de África, que fue mi primer libro de mayores jejej

    feliz día del libro!

    =)

    ResponderEliminar
  3. Pues sólo he leído a García Márquez de los que enumeras. Tendría que hacer un repaso interior para saber qué libros me han marcado. Aunque no siempre una obra que te haya "calado" es la mejor que hayas leído. Depende mucho del momento. Es posible que si releyera algunos de esos libros "especiales" ahora no los encontraría de tanta calidad (y lo propio al revés).

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. De pequeña, los primeros libros que me marcaron fueron Colmillo Blanco y Los tres Mosqueteros, los he releído cientos de veces y me siguen encantando, por razones distintas.

    El autor que me hace más disfrutar en los últimos años es Terry Pratchett. Descubrí su maravilloso universo del Mundodisco hace no mucho y devoro cada nuevo ejemplar, disfrutando mucho siempre.

    Claro que si tengo que decir un libro que realmente me haya cambiado la vida... El Señor de los Anillos. No sólo me encanta (y otros del maestro Tokien) sino que realmente ma la cambió, ya que gracias a él conocí a buenos amigos y sobre todo a mi pareja actual, por quien además dejaré mi ciudad para vivir con él :)

    Ahora quiero empezar Juego de Tronos, el primero de Canción de hielo y fuego. No paro de oír cosas buenas de esta saga, y se está preparando una adaptación a la televisión. Ya veremos qué tal.

    A leer!

    ResponderEliminar
  5. Lillu, me ha encantado la entrada por varios motivos: por una parte porque conforme la leía me iba apeteciendo más y más hacer algo así alguna vez en mi blog, por lo que me has dado una buena idea para hablar yo también de los libros que me han marcado (te copiaré :P), por otra porque me descubres cosas personales que desconocía como el que te gustara escribir hasta el punto de embaucarte en novelas (!?!?) (¿Habías hablado de esto en tu blog?) y también porque me he sentido identificado en lo referente a la crisis personal, algo que sé lo que angustia porque también la viví (espero que ya sea agua pasada)

    Tomo nota de estos libros de los que sólo he leído el de García Márquez. También fue el primero que cayó en mis manos de este autor y desde aquel he leído cerca de una decena más. Me gusta muchísimo.
    El caso es que muchos de ellos los he tenido alguna vez en las manos y algo tenían que me seducía.
    Una cosa: no he leído NADA de Pérez Reverte (¿debería darme vergüenza?) pero es que una vez hojeé algo y me pareció denso y tremendamente descriptivo (¿qué me dices?)

    Bien por esta entrada semi-longanicera (¡como debe ser!):D ¿Te has contagiado de alguien? :P

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Lillu:
    ¡muy feliz día del libro! me ha gustado mucho tu entrada, porque además de conocer nuevos libros, te conozco un poco más a tí.
    ¡no sabía que habías escrito una novela! y que por ahí anda la segunda aún sin terminar.
    Sabía que te gusta escribir, pero no tanto como para lanzarte a escribir novelas.
    De todos los que mencionas, sólo he leído a García Márquez.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  7. Ismael Cruceta, muchas gracias :) En ello estamos, en leer para disfrutar y para conocer a través de la lectura nuevas sensaciones!

    Therwis, es curioso que suele haber siempre un libro que marca el cambio de la infancia a la juventud, o de la adolescencia a la madurez. Y después de leerlo nos sentimos realmente más adultos!! jeje.

    Sese, estoy totalmente de acuerdo contigo en que los libros no siempre significan lo mismo en el mismo momento. Yo reseñé por aquí "El guardián entre el centeno", que cuando lo leí de jovencita me impactó mucho y sin embargo releído recientemente me ha parecido mucho más plano.

    Akane, vaya, te iban los libros de aventuras! :) Yo descubrí a Terry Pratchett hace también relativamente poco, unos añitos, pero cometí un error con el primer libro del Mundodisco: convertirlo en mi libro de viaje. O sea, me lo llevo para leer en los aviones, en los hoteles... y el caso es que cuando viaje apenas leo, así que no he conseguido terminarlo XDD Es un enorme fallo por mi parte, así que tendré que reincorporarlo un día a mis lecturas de mesilla de noche :D

    Todo mi entorno ha leído o está leyendo la saga "Canción de hielo y fuego" pero a mí todavía no me han convencido. Es un tipo de literatura que me cuesta, así que la evito conscientemente :P

    JuanRa, jeje, creo que sí he comentado alguna vez lo de mis novelas, pero no suelo hablar mucho de ello porque me da un poco de vergüenza :D Mi primera novela es horrible (y no soy crítica, es la verdad). La empecé con 16 años y la terminé con más de 20, así que imagínate lo que pudo haber salido de ahí. La he revisado unas cuatro veces y sigo cambiándole cosas y corrigiéndola, así que dudo que algún día me satisfaga el resultado. La segunda lleva varios años estancada, aunque la idea me parecía magnífica. Cuando regresen las musas veré si la puedo acabar :)

    Sobre lo de Arturo Pérez-Reverte, a mí me ocurre lo mismo que a ti con sus novelas, y de hecho sólo he leído de él "Territorio comanche". Te la recomiendo porque es cortita y tiene un estilo totalmente diferente al de sus otros tochos históricos con los que yo tampoco me atrevo :)

    Bibliobulímica, me alegro de que te haya gustado la entrada :) Si es que yo creo que todos los lectores tenemos una vena de escritores también, no? :)

    saluditos a todos!

    ResponderEliminar
  8. No es mala selección, algunos de los que has puesto los tengo en el punto de mira cierto tiempo. Ya caerán.

    Ojalá no tuviéramos más cosas que hacer que leer y leer.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Qué cabecera tan linda, como sabes estaba perdida de los blogs, pero espero que éste regreso me dure más. Y me ha encantado el post, si te soy honesta, cuando se han leído tantísimos como me he leído yo a mi edad, los preferidos, al no tenerlos a mano, por las mudanzas, se van diluyendo en mi mente, de por sí ya medio diluída. Pero,así, de primera mano, recuerdo La Insoportable Levedad del Ser, La Historia Interminable, El libro de Ender y en fin, otro montón más.

    ResponderEliminar
  10. Hola

    Pues a mí también me ha gustado mucho esta entrada. Conocía tu vocación literaria, pero no que fuera tan precoz :-). Te tengo que confesar una cosa. Revisar, revisar y volver a revisar lo que has escrito es un vicio que tenemos muchos. Pero hay que terminar por plantarse y decir que ya está, que esa versión es la última. No sé si te habré contado que yo con la narrativa breve me defiendo, pero que novelas sólo me ha salido una, sin acabar, y que empecé hará ya unos 11 años. Y, por supuesto, ahora que la estoy pasando a ordenador, la voy a cambiar bastante. La historia, eso sí, será la misma, pero ampliaré algunas cosas. Describiré mejor los sentimientos de la co-protagonista, daré más importancia a algunos personajes secundarios... Pero, si un día llego a terminarla, tendré que decir que basta de cambiar cosas ;-).

    Realmente, tengo muy pocos libros, o ninguno que me hayan marcado especialmente, salvo un libro de astronomía, que me regaló mi tío por mi cumpleaños y que me decidió por estudiar esa ciencia y, por tanto, ser físico.

    Sin embargo, novelas que me hayan marcado... Bueno, una sí: 1984 de George Orwell. Espera, tirando y tirando del hilo... El Quijote y El Buscón me hicieron apasionarme por el Siglo de Oro y, en las raras ocasiones en que escribo fantasía auténtica, me gusta ambientarlas en una época similar. El Principito y Platero y Yo me enseñaron que para crear obras de enorme belleza no hacen falta cosas muy espectaculares: un burrito de Moguer, o las aventuras de un niño que vivía en un asteroide pueden bastar si te sobra el talento.

    Recuerdo muchos libros con cariño, pero iba a salirme una entrada kilométrica. Me llama la atención que, a pesar de que he leído mucha literatura fantástica y de ciencia-ficción, esas obras me marcan poco a la hora de recordarlas y de escribir.

    Con respecto a tu lista, he leído dos: El Misterio de la isla de Tökland y Crónica de una muerte anunciada. Muy buenos ambos.

    Un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar
  11. Hola Lillu..
    me apunto algunos titulos,yo soy más de la novela gráfica..Sin City es una historia muy buena,lastima la adaptación de cine que no estuviera a la altura.
    territorio comanche tambien tuvo suerte similar,no adaptan bien los libros de Arturo ,hay muchos títulos para el olvido.
    un saludo

    ResponderEliminar
  12. Möbius, pues sí, parece que no pero para leer "con fundamento" hace falta mucho tiempo :)

    Estodevivir, mira, "La historia interminable" también podía haber entrado en mi lista, porque lo leí bastante pequeña y no me enteré de nada, confundida incluso con los colores del texto, pero lo volví a leer unos años más tarde y me fascinó. Bienvenida de nuevo por aquí :)

    Juan lo de ir cambiando cosas a las novelas mientras las paso a ordenador también es un clásico en mí XDD Existe el problema añadido del tiempo... imagínate que la primera mía la empecé en pesetas y la terminé casi en euros, por lo que me entraron muchísimas dudas si hacer cambios en el texto a ese respecto. Es muy complicado cuando pasan los años, el mundo también varía y la novela se queda a medio camino entre una cosa y otra. Pero es cierto, en algún momento hay que plantarse y dejar de corregir, por mucho que cueste.

    Lázaro, a mí sí que me gustó la adaptación de "Sin city", sobre todo porque era bastante difícil conjuntar todos los libros de la serie de Frank Miller para hacer una historia coherente. La mayoría de los problemas de adaptación de las novelas creo que se puede deber a su densidad, como las de Reverte que comentas: son tan amplias que es complicado contarlo todo en una sola película y contarlo bien.

    saluditos a todos!

    ResponderEliminar
  13. Qué bonita entrada, Lillu, y qué ganas de ver esa novela tuya.

    Yo también he leído El Alquimista Impaciente, pero creo que con otro punto de vista, sin plantearme nada, por eso le di otra lectura. Vamos, que me pareció entretenido sin más.
    Con García Márquez me pasó al revés que a tí, lo leí muy-muy joven, y ahora me parece muy lejano.

    JuanRa: No es ninguna vergüenza no haber leído Pérez Reverte, no es ningun autor fundamental de nuestra prosa nacional, aunque él probablemente, lo crea así.

    ResponderEliminar
  14. Loquemeahorro, mi novela creo que todavía seguirá en el cajón durante algún tiempo más. Me da demasiada vergüenza mostrar algo de lo que ni siquiera yo estoy muy convencida, jaja.

    Lo que me pasó con "El alquimista impaciente" supongo que tiene más que ver con mi situación personal que con el libro en sí. Llevaba una temporada sin leer mucho, y lo poco que leía no me gustaba. No podía escribir, estaba asqueada de muchas cosas y cuando empecé ese libro me produjo un enganche que me ayudó a salir del agujero. Le guardo mucho cariño, aparte de que me parece un libro muy entretenido!

    saluditos

    ResponderEliminar
  15. Hola lillu ,me apunto algunos títulos que me llaman la atención, ahora estoy leyendo Déjame entrar ,llevo 5 dias y casi lo tengo leido, será que como he visto la peli queria contrastar ,bueno si no lo has leido te lo recomiendo ,un poco diferente pero bien escrito ,se asemeja al film ,veo que estás leyendo a Jose carlos somoza,he leido varios,el que más me gustó fue La dama numero 13 ,lo leí también super rápido,creo que jaume balaguero esta haciendo la peli ,lo del libro igual me atrevo ,he escrito varios relatos cortos pero sobretodo hay que tener tiempo y currarselo porque cuesta bastante ,aunque despues de hacer muchas revisiones aveces sale algo un poco pasable,saludos!

    ResponderEliminar
  16. @ngel, no he leído el libro ni visto la película de "Déjame entrar", pero tengo mucha curiosidad, así que seguro que próximamente lo hago. De Somoza leí tres o cuatro novelas más, entre ellas "La dama número 13" también. Están las reseñas publicadas en el blog, por si te apetece echarles un vistazo :)

    saluditos!

    ResponderEliminar
  17. ¡Feliz Día del Libro, Lillu!, aunque sea con 8 días de retraso... Interesante lista la que nos dejas. Algunos de los libros que me marcaron, en mayor o menor grado, en diversas etapas de mi vida fueron: "El Señor de los Anillos", "1984" y "Lolita". Aún no los he releído, pero ya hay ganas, ya (lo que no hay es tiempo, jeje...).

    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails