viernes, 14 de julio de 2006

Héroes

No comparto (y los que me conocen lo saben) el gusto por el alcohol, las drogas y la vida descontrolada, pero siendo sincera he de reconocer que los personajes más profundos de toda obra casi siempre se caracterizan por vivir al límite y jugar a la ruleta rusa con los sentimientos. Hace ya unos 12 ó 13 años que me regalaron "Héroes", la segunda novela del escritor Ray Loriga, cuya prosa me cautivó por sus desgarradas reflexiones y sus pinceladas de cruda realidad oculta bajo las alas de los sueños rotos. Por entonces, Ray Loriga ya se estaba convirtiendo en un escritor de culto, gracias a su primera novela "Lo peor de todo", publicada un año antes. Con la siguiente, "Caídos del cielo", de 1995, rozó la cima de la literatura "adolescente", adaptando él mismo su obra al cine un par de años después. El resultado, "La pistola de mi hermano", tuvo cierto éxito en los círculos independientes y acabó por situar a Ray Loriga a la cabeza del nuevo movimiento cultural de la época. Aunque el libro en que se basaba "La pistola de mi hermano" sí me había gustado, la película no me aportó nada digno de mención, a pesar de la presencia del siempre resolutivo Karra Elejalde, el siempre agradecido Viggo Mortensen e incluso la siempre dulce Christina Rosenvinge, a la sazón esposa de Ray Loriga y compositora de la música de la película.

Como todo escritor, Loriga también ha ido madurando y con el tiempo ha dado un giro a sus argumentos y el enfoque de sus libros, sin abandonar nunca, eso sí, su forma de escribir tan característica como original. En 1999 publicó "Tokio ya no nos quiere", que juro que algún día lograré terminar (me quedo siempre en "no, de coche no"...) sobre todo porque el tema me llama la atención y me recuerda a alguna película que ha utilizado argumentos similares (salvando las distancias, "Dark City", "Días extraños" y la más reciente que aún no he visto "Olvídate de mí", que espero tener oportunidad de ver pronto porque parece ser la que más se acerca al quid de la cuestión). En el año 2005 apareció en la prensa una noticia sobre drogas que pueden borrar recuerdos, descubrimiento que ha abierto un polémico debate entre los colectivos médicos pero que, como en el libro de Ray Loriga, está más cerca ya de la realidad que de la ficción.

También tengo por aquí guardada la última novela de Loriga, "El hombre que inventó Manhattan", pero todavía le queda bastante tiempo para ocupar un lugar en mi mesita de noche; cada cosa a su tiempo.

1 comentario:

  1. de loriga eu lin "trifero". este rapaz é da xeneración que fixo dos personaxes límite o filón, como xa fixeran antes os norteamericanos (o que pasa é aquí as modas chegan máis tarde). a min gústanme porque, como dis ti, independentemente do que fagamos nós, ese tipo de protagonistas sempre resulta atractivo. coido que se lle deu excesiva importancia á xeneración de loriga, pero é importante que no noso país xurdira algo así. o que pasa é que agora a meirande parte dos escritores novos tamén van por aí e é mágoa non explorar outras vías. pertísimas:)

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails