domingo, 31 de julio de 2011

Cómo ser John Malkovich

Spike Jonze es uno de los directores más originales y arriesgados que ha dado el panorama cinematográfico de los últimos años. Especializado en vídeos musicales (hace unos días comentaba su trabajo en el videoclip de “Sabotage” para los Beastie Boys), se estrenó en la dirección de largometrajes con “Cómo ser John Malkovich” (“Being John Malkovich”), una cinta que sorprendió en el año 2000.

La película contaba como guionista con el también primerizo Charlie Kaufman, que hasta aquel momento sólo había escrito capítulos para alguna serie de TV como “Búscate la vida”.

El guión se lo envió Kaufman en un primer momento a Francis Ford Coppola, que lo leyó, le gustó y se lo remitió a su yerno por entonces, Spike Jonze, pareja de su hija Sofia Coppola. De esa colaboración surgió una película un tanto extravagante, con un John Malkovich en plenas facultades, una Catherine Keener fascinante y dos protagonistas principales totalmente irreconocibles y alejados de sus registros habituales: John Cusack y Cameron Díaz.

*** Spoilers! ***

Craig Schwartz (Cusack) es un marionetista que vive horas bajas. No siente que su trabajo sea valorado y para sobrevivir se ve obligado a buscar un empleo alternativo. Una extraña empresa, situada en la planta siete y media de un viejo edificio lo contrata como archivero. Pero su vida cambia cuando descubre que una pequeña puerta, oculta en una de las oficinas, conduce directamente a la mente del actor John Malkovich.

Junto con una compañera de trabajo, Maxine, (Keener) por la que el titiritero se siente inevitablemente atraído, decide explotar tan surrealista situación, promocionando viajes a la mente del actor, sin saber muy bien qué es lo que están manejando. Pero la experiencia de ver el mundo a través de los ojos de Malkovich, e incluso poder transportar los propios sentimientos a esa mente ajena, les trastorna de tal manera que acabarán perdiendo el control.

*** Fin de Spoilers! ***

En un principio, John Malkovich se quedó maravillado con el proyecto pero decidió no participar más que en la producción y que otro actor encarnara su papel. Finalmente, y tras la insistencia de Spike Jonze, el actor accedió a interpretarse a sí mismo, con una personalidad totalmente recreada para la ficción y una generosa dosis de autoparodia. La idea de la película, que vista en la distancia podría parecer una ida de bola de proporciones extraordinarias, es tan interesante en el fondo que el guión de Kaufman mereció una nominación al Oscar, al igual que la dirección de Jonze.

La película en sí es casi perfecta. Tiene unos inicios muy divertidos, con multitud de escenas surrealistas que, sin embargo, no revelan nada del salto que dará posteriormente la trama. Tras esos momentos ágiles y sorprendentes la cinta gira hacia su lado más emocional, mostrando la parte más humana de unos protagonistas frustrados con sus vidas, anhelantes de cambios y deseosos de materializar esos cambios a través del gran descubrimiento de Malkovich. Al final vemos también atisbos de ciencia ficción, una excéntrica vuelta de tuerca a la reencarnación y una fascinante visión del éxito y el fracaso. Todo hilado con gran coherencia, apoyado por unas correctísimas interpretaciones y unos efectos visuales perturbadores.

Jonze y Kaufman repetirían colaboración tres años después en “Adaptation. El ladrón de orquídeas”, con quizás menos éxito pero idéntico estilo narrativo. El guionista firmaría también en 2004 su segundo trabajo tras “Human Nature” para otro director de culto, Michel Gondry, en la maravillosa, “¡Olvídate de mí!”.

“Cómo ser John Malkovich” es ya hoy por hoy un clásico del cine que innovó en el enfoque narrativo y sorprendió muy gratamente a la industria independiente del cine. Revisada diez años después, la película no ha perdido nada de frescura y mantiene intacta su invitación a la reflexión sobre algunos conceptos trascendentales de la existencia. Y sigue siendo una de mis películas favoritas.


Puntuación: 9 sobre 10.

18 comentarios:

  1. Promete mucho, me gustó mucho Adaptation, es rara pero interesante. Y olvídate de mí fabulosa. Ahora me toca esta, Malkovich también me gusta como actor así que debe estar bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Peli original y tremendamente surrealista. Nos es que me encantara, pero tiene su atractivo. Un saludo, Lillu. Pásalo bien en Agosto :-)

    ResponderEliminar
  3. Me gustó mucho, por ser diferente, inesperada y también divertida.

    Besote, Lillu

    ResponderEliminar
  4. Una cosa más, cuando comento que no es que me encantara me estoy refiriendo a cuando la vi en su momento de estreno en cine (año 99). Me apetece darle otra oportunidad porque me da que ahora la vería de una forma distinta y me entraría mucho más.

    ResponderEliminar
  5. Vero, "Adaptation" la comentaré pronto. Me gustó bastante también, aunque menos que ésta. John Malkovich está genial :)

    Javi, yo la volví a ver hace poquito y me gustó mucho igual, porque ya casi no me acordaba de muchos detalles desde la primera vez que la vi. No recordaba que el comienzo fuera tan divertido!

    Dana Marisa, si es que lo tiene todo, en su justa medida, además.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  6. Llevo años diciendo "¿La veo o no la veo?" y al final, nunca me animo.

    Pero creo que después de esta entusiasta reseña, no me queda más remedio :-)

    ResponderEliminar
  7. Oye, ¿en cuántas películas independientes dirías que aparece Catherine Keener? ¿Todas?

    Y la de gente que se enamora de ella!

    ResponderEliminar
  8. Yo también llevo años pensando en verla porque tanto John Malkovich como John Cusack me encantan. A ver si me animo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. A mi esta peli me encantó, muy surrealista, pero gran idea y muy bien llevada a cabo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Loque, tienes que verla, aunque sólo sea por decir que ya la has visto! :D Lo de Catherine Keener creo que es que pone una cláusula en su contrato: "Sólo participaré en películas independientes". Tendría sentido, no? XD

    Guacimara, pues con eso a favor, yo creo que te puede gustar, porque ambos están impresionantes.

    Savoy Truffle, tiene esa parte de comedia surrealista para mí genial, pero luego también una parte dramática muy tensa. Una combinación perfecta!

    saluditos

    ResponderEliminar
  11. Pues la via hace tiempo pero sólo a medias, y no sé por qué nunca la he acabado de ver, en cualquier caso apuntaba "maneras " aunque no llegué al "salto que dará posteriormente la trama"

    Habrá que solventar esta carencia

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Recuerdo perfectamente la primera vez que la ví, en su momento, y que me dejó boquiabierto. Además no ha perdido nada de originalidad con el paso de los años.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  13. Sese, la primera media hora es muy divertida, y me lo pareció incluso más la segunda vez que la vi. Después la cosa cambia un poco el tono, aunque mantiene siempre la frescura. Tienes que acabar de verla!

    Alcorze, totalmente de acuerdo. Hay películas que están destinadas a perdurar en nuestra memoria como experiencias únicas :)

    saluditos

    ResponderEliminar
  14. Siempre me había llamado la atención en el videoclub y nunca me había animado. A ver si de esta ya la veo :)

    ResponderEliminar
  15. Isi, es una película diferente, muy curiosa. Yo creo que merece mucho la pena :)

    saluditos

    ResponderEliminar
  16. Hola

    Pues esto se ha cargado un comentario que te dejé... Te decía que me parecía una película con un planteamiento muy original, que tanto hace falta hoy en día con tanto "remake"

    Un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar
  17. Juan pues la verdad es que sí, se agradecen pelis diferentes, novedosas, donde se esfuercen por mostrar algo que sorprenda.

    saluditos

    ResponderEliminar
  18. Lillu, venía a comentarte porque la vi ayer y no me gustó nada de nada, con lo que me gustó "Adaptation"!!! El principio me encantó pero después entre que los actores (menos Malkovich) me parecen muy malos, que me pareció repetitiva y aburrida y tal, lo vi como una ida de olla muy grande; vaya, que no me dijo nada.
    Qué penica.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails