domingo, 16 de julio de 2006

Dark City

En el post anterior nombré esta película como uno de los ejemplos de cine que juega con los recuerdos. Si no la habéis visto, no sigáis leyendo (spoilers!). En "Dark City" un grupo de seres digamos "superiores" tienen la capacidad de detener el tiempo y hacer olvidar las imágenes conocidas creando en su lugar otras nuevas que se asumen como propias.

La película es un complejo puzzle mental en el que el protagonista, Rufus Sewell, es inmune a ese borrado de recuerdos e intenta por todos los medios detener el proceso.

"Dark City" tiene varios aspectos muy novedosos, sobre todo en el campo visual pero también en el argumental. Estrenada en 1998, sentó las bases de una serie de films que salieron a la luz posteriormente con estéticas similares, siendo el exponente más claro la archiconocida "Matrix" (1999). Para muchos, la comparación es tan obvia que resulta casi ridícula. Me incluyo en ese grupo, sin que ello sea un obstáculo para que considere "Matrix" como una gran película con muchísimas virtudes. También hay, aunque en menor medida, referencias de películas como "Cube" o incluso "Abre los ojos", ambas de 1997 y que tratan el tema de la erosión de recuerdos desde puntos de vista distintos.

Como último apunte, señalar que el director de esta película, Alex Proyas, dirigió también en 1994 la cinta de culto "El cuervo", basada en un cómic y que alcanzó un notable éxito por su estética siniestra y, en lo estrictamente social (cercano a lo morboso), por el fallecimiento de su protagonista Brandon Lee durante el rodaje, alcanzado por una bala que debería haber sido de fogueo. A mí también me gustó mucho cuando la vi, aunque no he seguido las segundas y terceras partes que se produjeron después siguiendo la estela de triunfos de la original.

Otra de las cintas conocidas de Proyas es "Yo, Robot", que sinceramente no me gustó demasiado a pesar de que siento una admiración incontrolada por Will Smith y de que la película muestra algunas ideas interesantes inspiradas (dicen) por la obra del genial escritor Isaac Asimov.

2 comentarios:

  1. o home é memoria. se facemos desaparecer os recordos, nós mesmos nos esvaecemos... aínda que ás veces eu tamén escribín sobre o tema ofrecendo a postura de que hai cousas que vale máis esquecer... boa semana, preciosa!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es q parece ser un tema q seduce mucho en el mundo del cine, la literatura y el arte en general. La posibilidad de recordar sólo lo weno es tentadora, pero entonces se correría el riesgo de cometer una y otra vez los mismos errores al no tener referencias. Supongo q los científicos tendrán una postura muy concreta y muy limitada posiblemente a determinadas células o lo q sea sobre lo q actuar. Lamentablemente mis conocimientos de ciencia no llegan (ni llegarán) nunca a esas latitudes, así q me limitaré a hacer meros comentarios personales al respecto :P

    Q tengas tú tb una wena semana, wapa, bezitoss

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails