domingo, 23 de julio de 2006

La virgen de los sicarios

Cuando cogí este libro en la biblioteca lo hice porque me sonaba el título, pero posiblemente fuera por la película y no por la novela en sí. Sin haber visto todavía la cinta (intentaré hacerlo en breve, aunque deduzco que será muy cercana al libro porque el guionista es el propio Fernando Vallejo), el libro me ha parecido bastante interesante y repleto de los sentimientos más primarios: amor y odio. Como siempre, spoilers!.

"La virgen de los sicarios" narra la historia de un hombre maduro (el propio escritor es el protagonista) que vuelve a su ciudad natal, Medellín (Colombia), con la intención de terminar allí sus días. En su camino se cruza Alexis, un joven sicario con el que comparte un amor sin preguntas ni respuestas, que se entremezcla con los asesinatos del chico y el brutal día a día de una ciudad violenta, marginal y desesperanzada.

La novela (y más la película, dirigida en el año 2000 por Barbet Schroeder) causaron una gran polémica en Colombia, por la cruda imagen que del país muestra su autor, Fernando Vallejo: una sociedad dominada por el odio, la venganza y atrapada por las garras del narcotráfico. Nadie se ha atrevido a desmentir que la ciudad de Medellín no sea en realidad ese compendio de miserias que narra Vallejo en su novela, aunque muchos alzaron sus protestas contra la irrespetuosidad que se muestra hacia la religión y hacia la sociedad colombiana en general y, además, por los tintes racistas y clasistas que acompañan la narración, según algunos críticos.

La novela, claro está, no es amable. En el libro se plantea algo que seguro habrá pasado por la cabeza de más de uno de nosotros: eliminar todo lo que no nos gusta o nos molesta de nuestro entorno. En la historia que narra "La virgen de los sicarios" se lleva al extremo la propuesta: no me gusta la música que pones, te mato; no me gusta cómo me has servido la comida, te mato; me has insultado, yo no te insulto, te mato. Se sueltan las armas con una facilidad pasmosa, algo que para mí desde luego no cabe más que dentro de la ficción. Asusta pensar que en determinados lugares de este mundo las cosas funcionan así de verdad y ya casi no es noticia.

Pero la novela también habla de amores puros, que se desligan (o intentan desligarse) de lo más cercano que tienen, la violencia, el dolor, la soledad y la muerte. De igual modo que el alarde de violencia y muertos me parece excesivo, la historia de amor entre Fernando y Alexis me parece de una ternura impresionante, al igual que la posterior relación del protagonista con el sicario verdugo de Alexis, sin saber que ha sido su ángel de la muerte.

Si yo fuera colombiana quizás la novela me llegaría de otro modo; en la distancia, me parece una obra digna de leer con una prosa cercana y tan viva como los muertos recurrentes de los sicarios.

3 comentarios:

  1. eu non lin o texto, pero si vin o filme e é un dos meus favoritos. téñoo en dvd. é impresionante. forte, intenso, duro... a vida en colombia, disque o lugar onde estivo o paraíso, non vale un patacón. en ningunha parte coma esa é tan feble o fío que separa a vida da morte. mágoa porque é un país espléndido e algún día gustaríame visitalo. pero o certo é que agora me mete máis respeto ca nunca... se o libro é tan bo coma a peli, seguro que é unha obra mestra. boa selección, lillu:) bicos!

    ResponderEliminar
  2. Tu reseña no pudo ser mas acertada,.. vi la pelicula, y espero tener pronto el libro en mis manos, es ruda, y a la vez tan tierna la historia,que te lleva en un paseo de sentimientos,.. es increible,.. excelente comentario !!!

    ResponderEliminar
  3. Fernando H., gracias por tu comentario y tu visita.

    saluditos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails