martes, 25 de julio de 2006

Million dollar baby

Lo prometido es deuda. Ayer vi "Million dollar baby" y mi puntuación para ella sería un notable, con unas cuantas consideraciones que pasaré a señalar. Por supuesto, spoilers! Si no quieres que te joda el final de la película no sigas leyendo (lo entenderé :P).
Bien, oscars, premios y extraordinarias críticas aparte, se trata de una película bien hecha, con un guión inteligente, unas interpretaciones excepcionales y una dirección, como casi todas las de Clint Eastwood, sobresaliente. Mis "peros" son, en primer lugar, que los personajes me da la impresión de que cojean. La relación de Frankie (Eastwood) con su hija se queda a medias, sin saber por qué no se habla con ella, qué fue lo que ocurrió, y al menos a mí eso me intriga bastante. Lo mismo ocurre con Maggie (Swank) con su familia: nos muestran unos cuantos tópicos, típicos y predecibles, pero por otro lado nos niegan saber más sobre ella misma, su mundo y la gente que ha pasado por su vida, incluso sobre su manera de pensar. En la película dice que tiene casi 32 años y que lleva tres entrenando... ¿qué ha pasado con los otros 28 años de su existencia? Cierto es que la historia la cuenta el personaje interpretado por Morgan Freeman que, siendo fieles a la veracidad del film no debería saber de ellos más que lo que ve o le cuentan, pero aún así, debería profundizarse más en esos pasados.

El sueño americano, el alcanzar el éxito partiendo de la nada, la voluntad inquebrantable, la perseverancia... todo eso ya lo hemos visto en mil películas. Digamos que está bien tratado pero no es nuevo. El giro que da el film hacia la mitad del metraje es ciertamente sorprendente, aunque tampoco se profundiza en el tema de modo que te llegues a plantear nada más allá de "qué bien" o "qué mal". Siendo sincera, lloré a mares, pero mi naturaleza hace que llore los mismos mares con Estrenos TV, la verdad, así que tampoco puedo considerarlo un mérito exclusivo de "Million dollar baby".

E indudablemente aquí sale a colación "Mar adentro", de Alejandro Amenábar, en la que el tema está tratado desde el punto de vista del que lo sufre, y no desde el que lo ve en la distancia. Apenas sabemos qué piensa Maggie, la dura boxeadora, en esos momentos trágicos, algo que desde mi punto de vista enriquecería la historia. De todos modos, la interpretación de Hilary Swank me parece muy destacable, y creo que su oscar es tan merecido como el que consiguió por la valiente "Boys don't cry".

En general, la película está bien y me ha gustado, pero al mismo tiempo me dejó la sensación de que le falta algo. Y no se trata del final, que está muy bien logrado y perfectamente sellado el círculo de la historia; más bien es en el medio, en el desarrollo, me sobran cosas y me faltan otras. Me sobran escenas de gimnasio y de boxeo (no me gusta en absoluto ese deporte) y quizás echo en falta algo más de historia humana, que no tragedia humana, que de eso ya hay suficiente.

1 comentario:

  1. dacordo no de frankie coa filla, co de que pasou co resto da súa existencia... en fin, con todo... eu opto por "mar adentro" con moitísima diferencia. e de swank, con "boys don´t cry", dende logo:) bicos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails