jueves, 20 de julio de 2006

Soy leyenda

A pesar de que no me considero una fan de la literatura de ciencia ficción, de vez en cuando me dejo aconsejar (sobre todo por GeekDraz) y leo algún clásico del género. Así ocurrió con "Soy leyenda", novela publicada en 1954 por el escritor estadounidense Richard Matheson. Diré lo de siempre llegado este punto, si aún no lo habéis leído, puede que mi post os descubra algunos detalles de los que convendría no saber nada hasta el final de la novela (spoilers!).

No me llaman excesivamente la atención las historias de vampiros más allá de la estética gótica y el neo-romanticismo de algunos estilos vampíricos. Pero en "Soy leyenda" se muestra una imagen de los vampiros totalmente distinta, nada glamourosa, muy alejada de los cánones culturales que se prodigan en los juegos de rol y en gran parte del cine dedicado a estos seres. Digámoslo claro: "los vampiros no son románticos".

En el libro se narran las peripecias del protagonista, Neville, para sobrevivir a una plaga que ha convertido a toda la humanidad en no-muertos. Hasta donde llega su conocimiento (y el del lector) él es el único ser humano que continúa manteniendo dicha condición, mientras ve como todos los que le rodean, incluidos sus seres queridos, caen contaminados por el extraño virus. Puede parecer un argumento típico a primera vista, pero la novela es realmente original en su planteamiento, sobre todo si la situamos en los años cincuenta. Y 50 años después mantiene su frescura argumental, algo que yo valoro mucho en mis lecturas.

El autor plantea un dilema a lo largo de toda la novela, que traslada al propio protagonista: ¿vale la pena continuar una lucha para salvar el mundo, tal como se conoce, sin saber a ciencia cierta si existe algún otro humano embarcado en la misma contienda? ¿Si la epidemia remitirá algún día o la batalla nunca llegará a su fin? ¿Si en realidad es él mismo el que se está negando a entrar en un nuevo concepto de civilización más avanzado o, al menos, más extendido? Es interesante comprobar cómo la idea de enemigo crece en el desconocimiento y cómo se convierte en un término bipolar dependiendo de la cantidad de adeptos, sin saber realmente si el peligro está en millones de vampiros para un solo hombre o en ese único hombre haciendo tambalear la sociedad vampírica.

2 comentarios:

  1. ese non o lin... de vampiros, xa teño a anne rice, que non para de sacar... o cherry é simpático. eu paseino ben no concerto, música pra gran público, pero feitiña, cma el! moi atento e amable. agradécese porque outros están subidos á parra. e é famoso. non vaias pensar... bicos:) brad pitt terá que agardar... ai, mágoa! que conste que o que quixera entrevistar é woody allen. e non polo seu físico!;)

    ResponderEliminar
  2. Pues si tienes oportunidad léelo, no es una historia de vampiros típica, o al menos a mí no me lo pareció cuando lo leí. Tiene reflexiones interesantes.

    Pfff Woody Allen está alejado de mis gustos (cinematográficos y físicos :P), pero eso no quita q igual algún día aparezca por estas páginas.

    bezitos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails