sábado, 8 de julio de 2006

Taxi driver

Soy de las que opina que Robert de Niro es uno de los mejores actores de la historia del cine, aunque últimamente se haya dedicado a gesticular en exceso en producciones de calidad más bien dudosa. Prefiero recordarlo en su primera época, cuando sus interpretaciones eran más sobrias y concentradas y su fructífera relación profesional con el director Martin Scorsese daba sus mejores largometrajes.

Uno de los más válidos ejemplos de esa exitosa relación es "Taxi driver", una inmensa película del año 1976 que habla de la desolación, la soledad, la rabia; un análisis profundo de una sociedad que se descompone y ante la que uno puede pararse a mirar impasible o pasar a la acción más violenta.

Cuando esta película llegó a mi vida yo ya había visto muchas otras producciones de Scorsese más modernas y, como descubrí posteriormente, con temas muy recurrentes; todos los artistas tienen algún tipo de obsesión que se ver reflejada en su trabajo. Quizás gracias a esto, ha mantenido un espíritu amargo que perdura en toda su filmografía, a pesar de lo dispar de sus producciones y sus sonados fracasos. He seguido con avidez su trayectoria, sobre todo hasta finales de los noventa, perdiendo interés por ver sus últimas películas que, la verdad, no me atraen demasiado.

Mi admiración por Robert de Niro ha seguido un camino bastante paralelo al de su director fetiche. Sus primeras interpretaciones me dejaron totalmente fascinada y visioné compulsivamente todas las películas que hizo entre finales de los setenta y mediados de los noventa, cuando sus elecciones empezaron a derivar hacia un tipo de cine que personalmente no me atrae demasiado, como es la comedia de fácil digestión. Eso no quita que tuviera papeles notables en muchas de sus últimas cintas, pero cuando dejas de sentir una pasión activa por algo, poco a poco se va reduciendo el interés y la importancia que a ello le otorgas en tu escala de necesidades.

Independientemente de que ahora no siga las carreras de uno y otro, actor y director, me han quedado sobrados ejemplos de este perfecto tándem en la propia "Taxi driver", "Toro salvaje", "Uno de los nuestros" y "Casino", entre otras (me he limitado a nombrar mis favoritas :P) Y tampoco puedo dejar de señalar aquí la frase que ha marcado a gran parte de la sociedad, la prueba de que una película ha dejado huella en el público (qué grande es el cine), el hecho de que sus diálogos tengan cabida fuera de la gran pantalla:

You talkin' to me? You talkin' to me? You talkin' to me? Then who the hell else are you talkin' to? You talkin' to me? Well, I'm the only one here. Who do the fuck do you think you're talking to? Oh, yeah? Ok.

1 comentario:

  1. ai... en taxi driver e en moitas outras, está xenial. agora que envellece, recoñezo que segue sendo bo actor, pero que cada día escolle peor os seus papeis. ás veces filma cada cousa! inda así... a ver como envellecen os que agora son grandes... a min encántame en "o padriño", "taxi driver", "brasil", "era unha vez américa", "toro salvaxe", "jackie brown"... :)) bicos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails