sábado, 2 de septiembre de 2006

Seven

A mediados de los noventa, cuando el género del thriller sufría un exceso de producción acompañado de una enorme deficiencia de ideas, surgió una película que revolucionó la manera de hacer cine a partir de entonces. "Seven" marcó un antes y un después en la sección del drama policial con malo, rizando el rizo cuando muchos pensaban que ya no había más que decir en cuanto al thriller.

Si a estas alturas aún no la has visto, aparte de incurrir en alguno de los pecados capitales seguro, no debes seguir leyendo (spoilers!).

La película, dirigida en 1995 por David Fincher, podía haberse convertido en una más de las miles de cintas que cada año contaban las aburridas historias de una pareja de policías que perseguían a un asesino en serie despiadado y juguetón. La presencia de dos actores conocidos como Brad Pitt y Morgan Freeman tampoco aportaba nada nuevo a la posibilidad de que la película fuera otro rollo efectista correcto pero sin nada por lo que mereciera ser recordado. Y sin embargo, "Seven" significó algo más.

Su innovación comienza por los posteriormente imitados títulos de crédito al inicio de la cinta, con un formato distinto y novedoso. En la presentación de los intérpretes se omitió deliberadamente el nombre de Kevin Spacey, por lo que sabíamos que había un malo pero no sabíamos quién era ni esperábamos la aparición en escena de nadie en concreto. Para mí ése fue uno de los puntos más positivos de la película. El ambiente en general está muy bien logrado, opresivo y tétrico, logrando causar ese desasosiego en el espectador tan necesario en una película de misterio. La trama se desarrolla de forma coherente, sin excesos interpretativos ni salidas de tono argumentales, aunque aportando eso sí los toques necesarios de efectismo (el cadáver que no está muerto, las escenas de biblioteca) que en este caso podemos entender como útiles al conjunto.

Pero personalmente creo que la grandeza de esta película reside en el final. Parece ser que el desenlace iba a ser otro y que el propio Pitt sugirió que la película terminara tal y como la conocemos. Yo soy de las que pensaba que no podía ser, que dentro de aquella caja no podía estar lo que John Doe decía que estaba, que era imposible tanta crueldad... Pues bien, era posible y además era el paso siguiente para la típica escena de enfrentamiento poli bueno - asesino malo. Y mientras Doe te saca de quicio por su actitud impertérrita, Brad Pitt interpreta desde mi punto de vista una de las mejores escenas de su carrera, con un sufrimiento tal que el dolor traspasa la pantalla. Y cuando crees que alguien lo va a evitar, que va a pesar más la cordura, que todavía hay diferencia entre el bien y el mal... el malo gana. Y te quedas frío en el asiento. Increíble.

La película conmocionó el género del thriller, siendo torpemente imitada por muchas producciones en los años siguientes. Por entonces, la carrera ascendente de Brad Pitt era imparable y con elecciones bastante acertadas, alejándose en gran medida del rol de policía de "Seven". Por su parte, Morgan Freeman creo que decidió peor y tiró del hilo, anclándose en el mismo papel de detective al borde de la jubilación durante demasiadas películas. Mención especial requiere también el director David Fincher, que después de haber hecho la insoportable "Alien 3" nos sorprendió con "Seven", a la que siguieron la muy buena "The Game", la mejor aún "El Club de la Lucha", y la pasable "La habitación del pánico" en 2002. Y todo eso procediendo de la dirección de vídeos musicales, para que luego digan :P

6 comentarios:

  1. /me suspira medio desmayada ... Brad Pitt !!! La pelicula sin duda me parece una auténtica obra maestra al igual que el club de la lucha, son de las pocas pelis que después de verlas logro recodar el final jajaja. Lo cual, dicho de paso, es bastante guay porque la mayoria de las veces puedo ver las pelis 15 veces que no me acuerdo del final y me siguen entreteniendo.

    En cuanto a Brad Pitt después de 12 monos está es la mejor interpretación que me parece ha hecho jamás, para que luego digan que los actores guapos no saben transmitir, Y una leche!

    Morgan Freeman también me encanta y si que me gusta verlo en los papeles de detective viejete aunque tal vez sea cierto que se ha encasillado un poco a mi me sigue pareciendo que lo hace genial.

    Kevin Spacey maravilloso como no podia ser de otra manera, creo ke todo Hollywood pagaría por poder hacer 1 vez en su vida lo que el logra hacer con una mirada...madre ke ojos !!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo... Club de fans de Brad Pitt ya!!!! :D

    bezitos wapi

    ResponderEliminar
  3. Una gran peli, totalmente de acuerdo contigo (aunque nunca seré capaz de analizarla tan profunadamente).
    Me quedo con el Y sin embargo, "Seven" significó algo más. ;).

    Saluditos!

    ResponderEliminar
  4. Me alegra ver que no soy la única que nunca recuerda los finales, aunque en mi caso me pasa sobretodo con los libros.

    Después de dedicarle un post a seven tienes que dedicarle uno a leven eh! xD

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Es q "leven" aún no la he visto... :P XDDDD Weno sí, la vi pero se fue pronto, se ve q conocía el camino al aeropuerto XD Na, la próxima vez te juro q no insistiremos tanto :) muacks!

    Gracias por tu comentario, seven :) Por cierto, preparaos q en unas horas ya teneis ahí a la loca del Guitar Hero, preparad las escayolas de muñeca :D

    ResponderEliminar
  6. engade outra fan.:)
    de pitt, of course;)
    seven, xenial.
    máis que nada, polo argumento. pero tamén porque freeman é adorable. e pitt, tamén;) bicos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails