viernes, 22 de septiembre de 2006

Todo en un día

Si de películas ochenteras hablamos, John Hughes es, sin duda, nuestro director. Desde la ya nombrada "El club de los cinco" (1985) hasta la considerada como mejor comedia juvenil de la época "Todo en un día" (Ferris Bueller's day off, 1986), dirigió también "16 velas" y escribió "La chica de rosa" (ambas con su actriz fetiche Molly Ringwald) y realizó "La mujer explosiva" y "La loca aventura del matrimonio", esta última más cercana al drama. Aunque a partir de los años noventa abandonó la dirección para dedicarse en exclusiva a su labor de guionista (de comedias sosas y facilonas, todo hay que decirlo) nos ha dejado varios de los mejores títulos del cine teen americano de todos los tiempos.

"Todo en un día" tuvo un enorme éxito entre el público adolescente. Interpretada por en su papel protagonista por Matthew Broderick, ya conocido por entonces gracias a sus trabajos en "Juegos de guerra" y "Lady Halcón", contaba la historia de un día en la vida de Ferris Bueller, un chico de 17 años que decidía pasar de ir al instituto y pasear por Chicago con su mejor amigo y su novia. Parece un planteamiento simple pero la película está repleta de momentos graciosos, muchos de ellos absurdos, ciertamente, pero bien estructurados y además contados a cámara por el propio Ferris, consiguiendo así una complicidad con el espectador.

Curiosamente, el mismo fin de semana que se estrenó, la película compartió cartel con otra estrella juvenil que despuntaba por entonces: Tom Cruise en "Top Gun". Recordemos que el propio Cruise había interpretado tres años antes otra cinta con muchos puntos en común con "Todo en un día". Se trataba de "Risky business", en la que Joel aprovechaba la ausencia de sus padres para hacer realidad todas sus fantasías, incluídas las sexuales con la ayuda de la casi debutante Rebecca De Mornay.

Estas películas son importantes en la historia del cine por dos razones: la primera, por lo que significaron en su momento; a pesar de que ahora muchos las consideren estúpidas, constituyeron grandes éxitos de crítica y público y sentaron las bases para muchísimas cintas posteriores. Y en segundo lugar, la increíble cantera de actores y actrices que surgió de aquel cine sólo es comparable a la siguiente hornada teen que tuvo lugar a finales de los noventa y principios de esta década con las películas de terror adolescente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails