viernes, 6 de julio de 2007

Nuestro antepasado la anémona marina

Según un estudio realizado por la Universidad de Berkeley (EEUU) y el "Energy Joint Genome Institute" (JGI) el genoma de la anémona marina se parece más de lo esperado al de los seres humanos. La única diferencia que los científicos han constatado es que nuestra cadena genética es sensiblemente más larga que la de este invertebrado que, por lo demás, tiene una estructura y organización interna muy similar a la humana.

Esta investigación se realizó sobre el tipo de anémona denominado "nematostella vectensis" (starlet sea anemone en inglés), que habita en las costas de América del Norte y Reino Unido y contiene unos 450 millones de pares de bases con unos 18.000 genes codificadores de proteínas. Las similitudes entre la cadena humana y la de la anémona incluyen bloques completos de genes compartidos por los dos genomas, lo que hace pensar en un ancestro común para ambas especies hace cientos de millones de años.

Los seres humanos poseemos unos 20.000 genes, por lo que sólo es la evolución lo que nos ha ido alejando de nuestra base como anémonas. De hecho, se cree que los genomas se vuelven más complejos y largos a medida que se desarrollan nuevos linajes en cada especie, por lo que la cadena de ADN humana ha ido avanzando para convertirnos en la especie que somos actualmente.

Lo realmente importante de esta noticia es que a partir de ahora ya no podremos decir "tienes menos cerebro que una anémona", comprobada nuestra ascendencia común.

2 comentarios:

  1. Hola

    La verdad es que tenemos la idea preconcebida de que la vida tiende, necesariamente, a la diversidad y a la complejidad, lo cual es matizable.

    Leí hace ya muchos años un libro del desaparecido Stephen Jay Gould sobre la fauna hallada en Burguess Shale. Defendía el autor que la variedad de aquella fauna era superior a la nuestra. Ya sabes que la taxonomía organiza los seres vivos en reinos, filos (o divisiones), clases, órdenes, familias, géneros y especies. La fauna de Burguess Shale se cree que contaba con 20 divisiones, mientras que en la actualidad sólo quedan 4. En cambio, cada una de nuestras 4 divisiones tiene millones de especies, mientras que las de la fauna primigenia apenas unas decenas.

    La vida se diversifica pero repitiendo y haciendo leves mejoras en diseños ya preestablecidos (una división, al estar justo por debajo de los reinos indica, por así decirlo, una clase de seres vivos de diseño muy diferente al de las demás). Y al adaptarse, al parecer pierde diversidad en lo referente a diseños y se hace, poco a poco, más conservadora.

    Así que no es extraño que el genoma de especies modernas haya perdido complejidad con respecto al de las anémonas.

    Interesante entrada. Un saludo.


    Juan.

    ResponderEliminar
  2. Juan, supongo que cada especie evoluciona teniendo en cuenta un �nico factor: la supervivencia. En el caso de los humanos, s�lo se ha demostrado que tenemos una cadena de ADN m�s larga pero no mucho m�s compleja que bichos como la misma an�mona, que posiblemente se adapte mucho mejor al medio que nosotros, por lo que somos los reyes de este reino porque nosotros nos lo guisamos y nos lo comemos, no porque lo merezcamos tanto como pens�bamos :D

    Por muy desarrollados que estemos los humanos a m� me sigue fascinando el hecho de que s�lo las cucarachas sobrevivir�an en este planeta tras un holocausto nuclear XDD.

    saluditos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails