viernes, 30 de mayo de 2008

Babel

Llevaba bastante tiempo deseando ver “Babel” y no es que me haya decepcionado pero sinceramente esperaba un poco más de lo que he encontrado. “Amores perros” me abrió a la experiencia del cine del director mexicano Alejandro González Iñárritu, y hoy por hoy continúa siendo ésa mi película preferida de su filmografía. Quizás haya algún spoiler en esta entrada.

“Babel”, rodada en 2006 vuelve a utilizar los mismos recursos narrativos que ya vimos en “Amores perros”, entrecruzando de nuevo historias, personajes y azares de la vida. En este caso, los protagonistas de estas historias se sitúan al límite de la desesperación y la impotencia: una familia marroquí implicada en un desafortunado accidente con un rifle, una joven sordomuda japonesa falta de cariño, un matrimonio norteamericano que pretende recomponer los pedazos de su vida rota tras la pérdida de uno de sus hijos, para lo que deciden realizar un exótico viaje de trágicas consecuencias, mientras sus otros dos pequeños quedan al cuidado de una nana mexicana que se encontrará de frente con la deportación por culpa de la mala suerte.

En efecto, mucha mala suerte y fatales coincidencias se dan cita en esta película que resulta muy intensa pero que se queda a medio camino en su objetivo por alcanzar la plena emoción. El argumento promete pero no acaba de explotar y tampoco cierra todos los círculos que abre, además de añadir algunas escenas superfluas que aportan muy poco y alargan sin motivo el metraje. Sí que se alcanza la cima en su intención por mostrar las desigualdades sociales, aunque para ello tenga que tirar también en ocasiones de algún que otro tópico y las manidas historias que nos llegan de los lugares de origen de los protagonistas.

Está claro que no se cuenta nada original y que la mayor parte de lo que ocurre en la película es de todo punto previsible, pero al estar bien narrado consigue en conjunto un buen resultado. Quizás la historia más difícil de encajar sea la de Chieko, la chica japonesa de familia acomodada que sufre la soledad no sólo por su condición de sordomuda sino por la muerte de su madre. Su comportamiento es chocante y la mayoría de las veces no se llegan a comprender sus intenciones, buscando sexo para tapar los agujeros de amor que hay en su vida, aunque quizás leyendo el lenguaje de signos se pudiera atisbar algo más en esas actitudes. Sin esa traducción la historia aparece un tanto forzada y alejada del tono de las demás, sin la misma onda de conexión.

Aún así, en general es una película notable, entretenida y emotiva, técnicamente muy correcta, con una fotografía impecable y unas interpretaciones maravillosas, con el tirón que da la presencia del siempre resolutivo
Brad Pitt y la sorprendente actuación de la actriz japonesa Rinko Kikuchi en su papel de sordomuda. El hecho de que en España la película se comercialice doblada supongo que hará que pierda gran parte de su intención, puesto que en el original cada fragmento está grabado en el idioma correspondiente ayudando con ello a amplificar el efecto “Torre de Babel”.

La estructura de historias entrecruzadas comienza a hacerse aburrida, por lo que desde mi punto de vista las colaboraciones en esta línea de Iñárritu con el guionista Guillermo Arriaga deben tocar a su fin. En “Amores perros” era original, siguiendo la estela de las películas independientes de mediados de los noventa, pero ahora se hace necesario un cambio en la narración para ofrecer algo nuevo y diferente a los espectadores.

Para mí no es la mejor de Iñárritu pero sí un buen ejemplo del talento que posee este joven director. El film ganó un Oscar a la mejor banda sonora, aunque también estaba nominada en otras seis categorías incluida la de Mejor Película, Dirección y Guión Original.

4 comentarios:

  1. mu currao el blog, sí, me gusta...

    deacuerdo con el tema de babel...solo amplificar lo de la banda sonora, es muy buena

    chau, te invito a mi lugar

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Mofin, y bienvenido :) Me pasaré por tu blog.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  3. A mí me gustó. Si en los oscars resultó un fiasco... Pues sería porque no los merecía o porque la laudearon más de lo que en realidad es. No es de mis películas favoritas pero me dejé llevar con ella y me dejó incómoda par de horas después de acabarla de ver. Eso me pasa muy de vez en cuando nada más. Amores perros no la he visto pero sé que tengo que hacerlo. Es un must... I know! xDD
    Lamento que no te satisficiera la peli.

    ResponderEliminar
  4. Hannamary, cuando veas "Amores perros" posiblemente reconocerás algunas de las técnicas narrativas usadas en "Babel". De ahí precisamente que, después de ver "Amores Perros", esta ya no me resultara tan novedosa ni me llegara tanto, aunque sí la considero una buena película. Si ves "Amores perros" intenta olvidar todo lo que has visto en "Babel" para poder disfrutarla al máximo.

    El año que estuvo nominada esta a los Oscars fue el mismo de "Infiltrados", que fue la que se llevó gran parte de los premios grandes. Muchas veces no depende tanto de la calidad de la película sino de la calidad de las competidoras.

    saluditos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails