jueves, 31 de julio de 2008

Pan de centeno integral

Como por fin conseguí harina de centeno, decidí probar a hacer un pan de los que vienen en el libro que me regalaron por mi pasado cumple, "365 recetas de pan", de Anne Sheasby. La receta que tomé como básica es la del pan granjero de centeno, aunque tuve que hacerle algunos cambios.

Los ingredientes que figuran en el libro son 350 gr. de harina de fuerza blanca (yo no tenía tanta, así que puse unos 200 gr. y el resto utilicé harina de trigo normal), 225 gr. de harina de centeno (la mía era de centeno integral), 25 gr. de mantequilla a dados (yo puse aceite de oliva), 2 cucharaditas de sal, un sobre de levadura seca de panadería, 150 ml. de leche templada (desnatada en mi caso), 150 ml. de agua templada y 1 cucharada de melaza negra (como no tenía, usé miel). No sé si estos cambios afectaron demasiado al pan, pero a mí me pareció que el resultado fue más que aceptable.

Para la preparación seguí las instrucciones del libro, aunque básicamente todas las masas se hacen de forma similar, mezclando primero las harinas y demás ingredientes secos y posteriormente añadiendo poco a poco los líquidos tibios. Se amasa durante un rato y se pone en un recipiente tapado con un paño hasta que doble su volumen. Pasado ese tiempo se amasa de nuevo y se deja levar una segunda vez, aunque en esta ocasión el segundo levado de mi pan fue más bien cortito porque tenía prisa... jeje (es que ya era casi la hora de comer :P).

Se precalienta el horno a unos 220º. Yo puse la masa en un molde metálico redondo, de los desmontables, ligeramente engrasado con aceite de oliva, le hice unos cortes en forma de enrejado y espolvoreé por encima un poco de harina y copos de avena. La cocción depende de cada horno, pero en mi caso lo tuve unos 30 minutos (los últimos cinco tapando la superficie con papel de aluminio por miedo a que se tostara demasiado). El problema de mi horno es que por fuera tuesta enseguida y por dentro no cuece lo suficiente, por lo que este pan quizás hubiera necesitado cinco minutos más de cocción. A pesar de eso, estaba bueno de sabor y no hubo ninguna queja al servirlo.

4 comentarios:

  1. Pues si no hubo queja es que estaria bien bueno :D

    Por cierto, con tanta receta y la experiencia acumulada... ¿no has pensado en poner una panaderia?

    ResponderEliminar
  2. Jose, no tengo tan buena mano como para someter a otras personas que no me quieran tan bien como mi familia y amigos a mis experiencias culinarias XDD Pero no te creas que la idea no es buena, porque el pan es una de las cosas que hace felices a la gente, no? :D

    saluditos!

    ResponderEliminar
  3. Pues a mí el pan me hace muy feliz!!!! de verdad!!!! Creo que tus modificaciones has sido perfectas, visto lo visto. A mi me gusta mucho más el toque a aceite que a mantequilla en el pan.... En cuanto al horneado, te diría que, le bajaras un par de grados al horno a media coción y lo taparas con un papel albar para que no se dorara demasiado.

    Pero te ha salido muy bien!!! Un beso. Bea

    ResponderEliminar
  4. Bea, a mí lo de la mantequilla me pega más también con la bollería dulce, no con el pan, pero en casi todas las recetas que he visto la usan. Yo obviamente la cambio en todas por aceite.

    Lo de taparlo con papel de aluminio lo hice, pero quizás debería haber bajado también un poco la temperatura, como dices. No sé, mi horno es una máquina extraña XD La próxima vez seguiré probando a ver si le pillo el punto. Gracias por los consejos :)

    saluditos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails