miércoles, 9 de abril de 2014

500.000 Visitas!!

Pues a pesar de estar semi abandonado por esta que suscribe, este blog sigue sumando visitas y esta semana ha alcanzado la impactante cifra de 500.000!! No puedo más que agradecer a todos los que seguís pasando por aquí vuestra fidelidad y vuestra confianza, a pesar de que en los últimos meses las entradas sean escasas.

La falta de tiempo, unida al cansancio físico y mental del último año, hacen que me sea imposible centrarme más en este pequeño espacio de la blogosfera, que aún así intento mantener abierto con alguna que otra pincelada de mi vida. Mis firmes propósitos de publicar más se tambalean cada vez que tengo un día libre, que dedico a descansar, hacer labores del hogar pendientes u otras actividades que no me exijan demasiado esfuerzo. Ays, triste pero cierto!

Sea como fuere, tengo lecturas y películas pendientes de reseñar (aún del año pasado, sí, y eso que ya estamos en abril :P ) e intentaré poco a poco actualizar el contenido de Lillusion. Tampoco prometo nada, que es que me suena que esto ya lo he dicho en otro post... jejeje.

1.000 Visitas
5.000 Visitas
10.000 Visitas
20.000 Visitas
100.000 Visitas
200.000 Visitas

En fin, que muchas gracias a esos 500.000 visitantes, gracias por haber dejado aquí vuestra huella y espero que hayáis disfrutado un poquito del pequeño universo de Lillusion. Volved siempre que queráis!!

martes, 25 de marzo de 2014

Gravity

Aunque ya la vi hace algunos meses, no me había tocado reseñarla hasta ahora. "Gravity" es una película de ciencia ficción que tiene como puntos fuertes la tensión de la narración, el gran trabajo de efectos visuales y la intensa interpretación de su actriz protagonista, Sandra Bullock, que está sola en pantalla casi todo el metraje. La vi en 3D y por una vez no me arrepiento de ello, ya que ese formato propicia un ambiente más excitante para el espectador.

El argumento es, en teoría, simple: dos astronautas sufren un accidente mientras reparan un satélite fuera de su nave. Una imprevista lluvia de basura espacial los deja a la deriva y sin ningún tipo de conexión por radio con la Tierra, por lo que deben arreglárselas para sobrevivir con sus equipos básicos. La brillante ingeniera médica Ryan Stone (Sandra Bullock) es una novata en incidencias espaciales, mientras que el veterano astronauta Matt Kowalski (George Clooney) enfrenta la situación con toda la entereza que el desastre inminente le permite.

A partir de ese momento se inicia una lucha física y mental contra el tiempo, que poco a poco va cercando la esperanza de vida de los protagonistas. No hay nada en el espacio más que vacío, oscuridad, soledad, silencio y una sensación que acaba rozando la paz interior e invita a dejarse ir. Pero los humanos tenemos ese extraño apego a la vida que nos hace seguir luchando aún en condiciones extremadamente desfavorables.

Sin que haya grandes giros de guión, la película se sostiene básicamente en la gran actuación de Sandra Bullock, nominada al Oscar por este trabajo. Su intensidad expresiva nos hace sentir ese sufrimiento, esa sensación de miedo que tan difícil es de trasladar a veces a los espectadores. Personalmente, su interpretación me encantó e incluso George Clooney, dentro de lo poco que suele gustarme, me pareció que estaba a la altura.

La película fue premiada con siete Oscar, incluido el de mejor dirección para el mexicano Alfonso Cuarón, quizás por plasmar esa tensión imprescindible conjuntando todos los elementos a su alcance. Para lograr mayor realismo, los responsables de "Gravity" consultaron con varios expertos de la N.A.S.A. los pormenores de una situación semejante, siguiendo muchas de esas premisas a la hora de rodar. Obviamente, se añadieron algunas licencias cinematográficas necesarias para el desarrollo de la trama, pero en general y salvo pequeños detalles, la película cumple con bastante verosimilitud. 

"Gravity" resulta muy entretenida y a ratos muy tensa. Puede resultar un poco agobiante para los claustrofóbicos, eso sí, pero en general es una película muy disfrutable.

Puntuación: 8 sobre 10

miércoles, 19 de marzo de 2014

Guerra Mundial Z

El e-reader se ha convertido en un fiel compañero. Si no fuera por él dudo que pudiera haber leído con tanta ansiedad libros como éste, recomendado encarecidamente por Exseminarista ye-ye tras terminárselo él en su lector. Durante días me llevé el dispositivo a todas partes y aprovechaba cada ratito muerto para adelantar unas páginas. Me metí mucho en la lectura y, como todos sabéis, eso me encanta.

El caso es que "Guerra Mundial Z: Una historia oral de la guerra zombi" narra los testimonios de varios supervivientes de una ficticia guerra contra los muertos vivientes, librada a lo largo y ancho del planeta en los primeros años del siglo XXI. Los entrevistados, médicos, militares, agentes de seguridad, miembros del gobierno y otros profesionales implicados directamente en la batalla, cuentan al autor del libro las primeras señales de una enfermedad de efectos y proporciones desconocidas que poco a poco se fue adueñando de la población. 

Como en todas las epidemias, el libro relata con detalle cómo se pudo propagar un virus del que en un principio se ignoraba su verdadera magnitud. Desde varios puntos de los cinco continentes, los protagonistas cuentan sus experiencias personales y los planes que se fueron poniendo en marcha durante más de una década para intentar detener el avance zombi. Millones de infectados intentaban convertir al resto de la humanidad llevados por su incontenible ansia de carne humana. En el otro lado, los humanos luchaban por aislar a los zombis y exterminarlos antes de que no quedara ni un solo lugar en el mundo libre de infección.

El libro está narrado con tanto realismo que a veces asusta. Los testimonios tienen unas dosis de naturalidad difíciles de encontrar en una novela de ficción de estas características. Al mismo tiempo que vas leyendo te vas planteando las posibilidades reales de que algo así pudiera suceder. Y acojona un poco, en serio. Los escalofríos que te dan mientras lees determinados pasajes de la novela son de lo mejor que he sentido con un libro en la mano en los últimos años.

El autor, Max Brooks (hijo del genial director de cine Mel Brooks), publicó "Guerra Mundial Z" en 2006 casi como una continuación lógica de su primer libro, "Zombi - Guía de supervivencia", publicado tres años antes. El éxito mediático de la novela se inició con la edición de un audiolibro en el que varios actores conocidos como Alan Alda, Mark Hamill o John Turturro aportaron su voz para los testimonios. En 2013 la productora de Brad Pitt se hizo cargo del proyecto de la película, con una adaptación bastante criticada por alejarse del espíritu del libro. Todavía no la he visto, pero quiero hacerlo próximamente para poder opinar con conocimiento de causa.

Por lo de pronto, el libro me parece un maravilloso ejercicio literario, muy trabajado y que consigue mantener el interés en todo momento. Max Brooks le ha dado un toque de realidad tan inquietante que a veces llegas a dudar de si habrá alguna base real en todo lo que cuenta, algún archivo secreto que oculte datos sobre la existencia de un virus zombie o algún punto remoto del planeta donde algún muerto viviente sobreviva esperando su momento para actuar. 

Terror del bueno, muy recomendable y entretenido.

Puntuación: 10 sobre 10.

jueves, 6 de marzo de 2014

Rosquillas de limón y anís al horno

Nunca había hecho rosquillas porque lo de tener que freírlas me echaba bastante para atrás. Pero mirando por internet comprobé que había bastantes recetas de rosquillas al horno así que decidí buscar alguna que se adaptara a nuestro gusto. Tomando un poco de aquí y un poco de allá, elaboré mi propia receta, con un resultado final bastante positivo.

Para elaborar estas rosquillas necesitaremos dos huevos, 50 ml. de aceite de oliva suave, 50 ml. de leche desnatada, 50 gr. de fructosa (puede ser azúcar), la ralladura de un limón, una cucharada grande de anís en grano, una pizca de canela, una pizca de sal, 250 gr. de harina (yo puse 150 gr. de trigo integral y 100 gr. de trigo normal) y dos cucharaditas de levadura de repostería. Se puede añadir un chorrito de anís y el zumo de medio limón a la mezcla, pero yo no los utilicé. Si lo hacéis posiblemente necesitaréis un poquito más de harina a la hora de amasar.

La preparación comienza batiendo los dos huevos junto con la fructosa, el aceite y la leche. Se le añade la ralladura de limón, el anís, la canela y la sal. Posteriormente se le incorporan las harinas mezcladas con la levadura y se trabaja hasta que la masa se vaya quedando más compacta. Al principio será muy pegajosa así que mejor manipularla con las manos enharinadas y añadir incluso un poco más de harina si fuera necesario hasta que esa masa tenga la consistencia necesaria. Finalmente se estira formando cilindros con las manos untadas en un poquito de aceite y se va dando forma a las rosquillas, colocándolas un poco separadas sobre una placa de horno.

Con estas cantidades me salieron 12 rosquillas grandes, pero se pueden hacer más pequeñas o más finas y fácilmente saldrán el doble. Se colocan en la bandeja del horno, se les pone un poquito de azúcar o fructosa por encima a cada una y se hornean en el horno precalentado durante unos 12-15 minutos a 180 grados.

El resultado son unas rosquillas aromáticas, compactas pero a la vez suaves y nada grasientas. De dos en dos, en desayunos y meriendas, volaron en casa, así que tendré que repetirlas pronto.

martes, 25 de febrero de 2014

Sueño del Fevre

Aunque parezca mentira a finales de febrero, todavía tengo pendientes reseñas de lecturas de 2013. Entre una cosa y otra no leí demasiado (apenas una treintena de obras) pero tampoco tuve tiempo para escribir las entradas sobre esas lecturas. Me estoy imponiendo aumentar un poco la frecuencia de publicación en el blog sobre todo para que no se me acumulen los volúmenes sin reseñar al lado del ordenador. 

Y esto es rigurosamente cierto! Cuanto más tiempo pasa más se me olvidan los detalles de la obra o los sentimientos que me inspiró, y eso es en realidad lo que más me molesta.

"Sueño del Fevre" es una novela de vampiros publicada en 1982 por George R.R.Martin. El exitoso escritor, más conocido ahora por la saga "Juego de Tronos", se adentró entonces en un tema clásico de la literatura, elaborando una novela cuya historia transcurre a orillas del rio Misisipi en el siglo XIX. La obra fue adaptada al cómic en el año 2010 por Daniel Abraham e ilustrado por el mexicano Rafa López.

Exseminarista ye-ye, que ya se había leído hace años la novela, me regaló el cómic pensando que me gustaría y no se equivocó. La novela gráfica está genialmente adaptada del libro original y mantiene en el dibujo a color todo el encanto de los vampiros del XIX, con su toque lánguido y enigmático y el aire cargado de las riberas sureñas de Estados Unidos donde transcurre la historia.

De la contraportada, "Abner Marsh sueña con ser el patrón del vapor más veloz del Misisipi. Un pálido y misterioso caballero entra en su vida para ofrecerle un trato que hace realidad sus deseos. Pero el sueño pronto se convierte en pesadilla...". Ese hombre, Joshua, siente por una vez los lazos de una amistad normal cuando conoce a Marsh, pero le oculta su condición de criatura de la noche. Consigue dominar sus ansias de sangre humana gracias a unos estudios que le han llevado siglos, controlando sus pulsiones a base de un brebaje casero, pero para los agresivos consumidores de sangre esa opción no es aceptable. La guerra entre los líderes de cada grupo es inminente y el "Sueño del Fevre", ese enorme barco a vapor construido por Marsh, parece ser el lugar ideal para esconderse y huir rápidamente cuando las cosas se pongan feas. 

Click para ampliar
Sin aportar nada realmente nuevo sobre las comunidades de vampiros, el cómic consigue mantener la intensidad narrativa y la tensión hasta la última página. La historia es interesante, aunque poco original si nos ceñimos al mundo vampírico literario de los últimos años, con una notable sobreexplotación temática. Por su parte, los dibujos son exquisitos, entintados con mucho detalle. En ellos se expresan a la perfección los deseos más ocultos de los protagonistas y sus ansias de sangre. Estéticamente es un cómic muy agradable, dentro de la oscuridad general que domina de la historia y las inevitables pinceladas de terror. 

Como no he leído la novela no puedo opinar acerca de la adaptación, pero Daniel Abraham es un colaborador habitual de Martin y si éste dio su aprobación al cómic deduzco que el contenido se mantendrá bastante fiel a su obra original. Muy recomendable en todo caso, más si te gustan las historias clásicas de vampiros, hayas leído o no el libro.

Puntuación: 8 sobre 10.

sábado, 22 de febrero de 2014

The Steepwater Band comienza su gira española!

Y la comienza de la mejor manera posible, con un conciertazo que tuvo lugar el pasado jueves en el Aguere Espacio Cultural de La Laguna, en Tenerife. El cuarteto de Chicago, que regresaba a las islas después de dos años, lo dio todo sobre el escenario durante algo más de dos horas, con un aforo completo y un sonido absolutamente genial.

El grupo estadounidense abrió el concierto con "Remember the taker", con una puntualidad de agradecer y una muy buena conexión con el público desde el primer momento. Fueron revisando los temas de su último trabajo grabado en directo, "Live & Humble", tocando también canciones de sus discos antiguos y aventurándose incluso con una energética versión del "Boom boom" de John Lee Hooker y cerrando con el clasicazo de Bob Dylan "Like a Rolling Stone". 


Los cuatro componentes de The Steepwater Band, Jeff Massey en la voz y guitarra principal, Eric Saylors como segundo guitarra, Tod Bowers al bajo y Joe Winters en la batería, hicieron las delicias de todos los fans del rock presentes en la sala. En primera fila, como tenía que ser, disfruté como una enana de los guitarreos de la banda, esta vez sin ningún contratiempo.

A la salida compramos el disco y conseguimos los autógrafos de la Steepwater al completo, unos tíos muy majos que además se ve que disfrutan con lo que hacen. Prueba de ello es su extensa gira española que los llevará a 18 ciudades en 20 días. En el cartel que pongo a continuación podéis ver las fechas y lugares concretos de cada concierto, pero os recomiendo de verdad que si os pilla cerca disfrutéis de su música en directo. Hoy mismo ofrecerán el segundo concierto de la gira en Barcelona, en la sala Apolo 2, mañana tocarán en Lleida y el próximo 11 de marzo cerrarán el tour en la Sala Custom de Sevilla.

En la barra lateral podéis escuchar otro de sus temas habituales en concierto, "At the fall of the day". 

CLICK PARA AMPLIAR

jueves, 20 de febrero de 2014

Vivir con un gato (I): El rodillo quitapelusas

Hola, soy River y me encanta entrar en el armario y acurrucarme entre la ropa!
Como ya reseñé en un post el año pasado por estas fechas, hoy se celebra el Día Internacional del Gato. Este blog, aparte de ser cat-friendly, tiene a una protagonista habitual en imágenes que se llama River y pertenece a Exseminarista ye-ye (yo sólo soy su madrastra y el fervor absoluto lo tiene hacia él). Somos de esos que contamos a River como un miembro más del núcleo familiar y pensamos en nuestra niña peluda a la hora de tomar cualquier decisión.

El caso es que hoy inicio aquí una nueva sección en Lillusion en la que pretendo señalar algunos aspectos de la entretenida convivencia con un gato. Los que disfrutáis de la compañía de estos animales quizás os sintáis identificados con algunas de las cosas que escriba en estas entradas. A los que no os gusten los gatos sólo deciros que estéis preparados porque algún día los felinos dominarán el mundo y será mejor llevarse bien con ellos...  

Soy un peluche, soy un peluche, soy un peluche...
Mi primer comentario acerca de "Vivir con un gato" hace referencia a la ropa. Mi armario tiene preferencia por el negro y los colores oscuros. El 90% de mi ropa es negra, marrón, gris, violeta o, en definitiva, de tono oscuro. Esto no causaría ningún conflicto si no fuera porque la dueña de esta casa... digooo, la gata que convive con nosotros, tiene el pelaje claro, con tonos blancos y doraditos. Preciosa, sí, pero todos esos pelos en mi ropa negra... nein!!

River tiene tendencia a meterse en los armarios al primer descuido y acurrucarse entre la ropa, como se puede ver en la primera imagen. Deja además sus restos de ADN en forma de pelo en las fundas del sofá, los edredones y las alfombras. Tiene preferencia por tumbarse sobre la ropa recién lavada y doblada y dejar en ella la marca inconfundible de su pelaje. Eso siempre que la lavadora haya conseguido eliminar previamente esos vestigios felinos, cosa que no siempre ocurre.

Pasando a la acción, no me ha quedado más remedio que hacerme con la principal arma para luchar contra las circunstancias que nos ocupan: el rodillo quitapelusas. Reconozco que hasta ahora jamás había utilizado tal herramienta y desconocía del todo su funcionamiento, pero su uso se hace imprescindible en un hogar en el que uno de sus miembros tiende a restregarse contra cualquier cosa y, aunque no lo haga, sus pelos flotan y se van pegando en cualquier tejido (sobre todo en mi ropa negra...). La única manera de eliminar esos antiestéticos y molestos pelos de la ropa es pasar el rodillo, no una, sino dos o tres veces hasta conseguir un acabado perfecto (o al menos decente). 

Quita ese arma de destrucción masiva de mi vista!
Para River sus pelos no parecen ser una molestia. De hecho, se resiste a disfrutar del cepillado que a todo animal parece encantarle y prefiere ir eliminando sus pelos sobrantes allá donde caigan. Cuando la gata llegó a la vida de Exseminarista ye-ye él tomó la decisión de desterrar la mayoría de ropa oscura de su armario para evitar en gran parte este problema, pero yo todavía me resisto a ello. Lo sé, soy una romántica y al final no me quedará más que ceder, pero por ahora seguiré luchando rodillo en mano por la integridad de color de mis camisetas negras!

martes, 18 de febrero de 2014

Guía del autoestopista galáctico

A veces me ocurre que me suena mucho un libro y escucho continuas referencias a sus diálogos o contenidos, pero nunca encuentro el momento oportuno para leerlo. Exseminarista ye-ye me obligó a leer "Guía del autoestopista galáctico" dejándome sutilmente su ejemplar encima de la mesilla de noche. Tuve que saltarme unas cuantas lecturas pendientes para hacerle hueco y me costó bastante empezarlo y cogerle el ritmo. 

Al final lo conseguí, me gustó bastante y he añadido a la lista de pendientes las continuaciones de la saga. 

*** Spoilers! ***

El argumento, directamente de la contraportada: "La Tierra va a ser demolida para dejar vía libre a una autopista hiperespacial. Arthur Dent, un tipo de lo más común, logra salvarse gracias a su amistad con Ford Prefect, que resultó ser un extraterrestre con aspecto humano. Ambos logran introducirse como polizones en una nave espacial de los temibles Vogones, malhumorados burócratas de color verde, con una terrible propensión a la poesía más atroz, quienes al descubrirlos los expulsan al espacio. Prosiguen las más desopilantes aventuras tras su afortunado rescate a cargo de un pirata esquizoide de dos cabezas y tres brazos, Zaphod Beebledrox, con el que también viaja una chica, Trillian, y Marvin, un androide tan extraordinariamente inteligente como profundamente depresivo."

*** Fin de Spoilers! ***

A medida que avanza la novela la lectura se hace más divertida y ágil, dentro del surrealismo general que caracteriza al libro. Tiene algunos conceptos científico-futuristas un poco enrevesados para mi gusto, pero más que nada porque personalmente me cuesta imaginar un mundo paralelo desde la nada, con nomenclaturas nuevas. Todo es ponerse en situación y seguir las premisas de la gran enciclopedia galáctica para la que trabaja Ford Prefect, en la que encontraremos solución para cualquier contratiempo. 

En algunos momentos este libro me recordó a la saga de Mundodisco de Terry Pratchett aunque sus escenarios sean radicalmente diferentes y los hechos no tengan nada que ver. Tiene un punto de humor similar y unos personajes igual de estrambóticos, pero teniendo en cuenta que esta obra es anterior cronológicamente, podemos suponer que Pratchett pudo tener incluso algo de inspiración aquí para crear su Mundodisco.

"Guía del autoestopista galáctico", publicado en 1979 por Douglas Adams, nació en principio como una radiocomedia que la BBC emitió en 1978. Su influencia no dejó de crecer y la novela tuvo cinco secuelas escritas por el propio Adams y una más escrita en 2009 por el irlandés Eoin Colfer con el permiso de la viuda del escritor original, fallecido en 2001 con tan solo 49 años. Además, también se rodó una película estrenada en 2005 y hay un videojuego basado en esta curiosa novela.

Más allá de lo estrictamente material, este libro ha generado innumerables frikadas. De él procede por ejemplo el conocido como "Día de la Toalla", que se celebra cada 25 de mayo desde 2001 en honor al escritor británico. Ese día los fans llevan consigo una toalla durante toda la jornada, puesto que todo autoestopista galáctico debe viajar con una, según indica la guía.

Este libro es un auténtico clásico del humor y la ciencia ficción que, además, nos dará la respuesta definitiva al universo, la vida y todo lo demás...

Puntuación: 7 sobre 10.

Related Posts with Thumbnails