martes, 6 de noviembre de 2007

El maquinista

Hacía ya tiempo que una película no me sorprendía, y "El maquinista" lo ha hecho y de un modo muy positivo. Aparte de mi debilidad manifiesta por Christian Bale (aunque en esta película no está precisamente macizorro, en el aspecto artístico me apasiona igualmente su trabajo), la película cuenta con un planteamiento interesante, una historia bien contada y bien resuelta y unas interpretaciones secundarias a la altura de un conjunto sólido. (Spoilers!).

La película, dirigida por Brad Anderson en 2004 y con amplia participación española en la producción, cuenta las penurias de Trevor Reznik, empleado en una fábrica que desde hace un año no consigue dormir, ni apenas comer, y que se ve acosado por la soledad. El insomnio y el cansancio comienzan a hacer estragos tanto en su físico como en su cabeza, que sufre lo que parecen ser extrañas alucinaciones y paranoias. Al verse implicado en un desafortunado accidente, en el que un compañero de trabajo pierde un brazo, comienza la tortuosa búsqueda de alguien que fue en parte cómplice del accidente pero que sin embargo parece no existir.

Sus compañeros de trabajo le dan la espalda ante su ilógico comportamiento. Reznik empieza a sospechar que quieren hundirle y sólo encuentra refugio en Stevie (Jennifer Jason Leigh), una prostituta con la que ha desarrollado algo que se acerca más al cariño que al intercambio comercial de sexo. Pero el puzzle sigue sin tener sentido para él, sintiéndose acosado por la situación y las pistas que parecen guiarle siempre hacia un callejón sin salida en el que sólo él es el protagonista, principio y fin de algo indefinido.

El espectador tiene la oportunidad durante toda la película de especular sobre lo que está ocurriendo: quizás Reznik sufre una enfermedad mental, quizás alguien está intentando volverle loco, quizás simplemente sufre las alucinaciones provocadas por la inanición y la falta de sueño. Finalmente todo se aclara de una manera lógica pero en cierto modo sorprendente. Las pistas le habían llevado hasta la verdad, pero era difícil verla y sobre todo aceptarla: hacía un año que Trevor Reznik sufría el sentimiento de culpa por un atropello del que se fugó sin prestar auxilio y él mismo se engañó durante ese tiempo para intentar llevar una vida normal. Pero los remordimientos pesaron más que el miedo y dejó de descansar (posiblemente pensara que no se lo merecía?). Las personas que su mente ponía en su camino sólo eran las que rodearon el suceso de aquel día, recordándole constantemente que debía reparar su daño para poder recuperar la tranquilidad perdida.

Lo bueno de la película es que está perfectamente montada para que sospeches en cada momento lo más adecuado, sin saltarte nada: primero que todo se debe al insomnio, luego que realmente existe un complot contra él para acusarle de algo, y finalmente te descubren que ambas teorías poseen su parte de razón. El cierre del círculo, cuando Reznik se entrega a la policía y consigue por fin dormir, hace que la película no deje flecos y termine con una agradable relajación mental para el esforzado público, que hasta ese momento sufría cierta empatía con los achaques psicológicos de Bale.

Precisamente es el protagonista, Christian Bale, uno de los principales baluartes del film; no imagino la cinta con otro actor en ese papel. De hecho, Bale se trabajó el personaje a conciencia, sobre todo en lo relativo al físico, llegando a adelgazar incluso más de lo razonable para interpretar al insomne y deteriorado maquinista. Las dos chicas de la película, Jennifer Jason Leigh y Aitana Sánchez-Gijón también ejecutan a la perfección sus personajes, aportando a la obra mucho realismo y sobriedad.

Acerca del más o menos trabajado final de la película, hay personas que opinan que dicho final es previsible y poco original, a lo que yo sólo puedo aportar que en ningún momento me esperaba que lo que sufría el buen hombre fuera una penitencia por un delito no juzgado. También he de decir que con la anterior película de Brad Anderson, "Session 9", me pasó todo lo contrario y me sentí engañada y aburrida desde las primeras escenas. En todo caso, quizás sea mi empeño por no saber nada de los argumentos ni ver tráilers antes de ver las películas completas lo que me ayuda a sorprenderme más que otros espectadores más exigentes y exprimir al máximo las intenciones de cada obra, aunque a veces no haya mucho de donde sacar jugo. En este caso, mi nota es de sobresaliente para "El maquinista", que consiguió engancharme de principio a fin y no decepcionarme en ningún aspecto formal ni artístico.

3 comentarios:

  1. Pue si! tienes razón, comparto todo lo que dices,... excepto lo primero que dijiste: realmente no tengo debilidad por el C.Bale, hehehe!

    La vi hace unos años, después de verla en el videoclub y de fijarme en ella y no decidirme a pillarla. Sabía que había recibido varios premios e incluso me habían hablado bastante bien de ella,... aún así esperé unos meses. La semana que la vi, también alquilé Memento,... y m gustó mucho más "El maquinista" por su guión, producción y fotografía. Memento cojea de algo, no sé, pero le falta algo,... para que la considerase como una buena peli. Al principio, engancha,... pero después pierde ritmo, y particularmente me acabó aburriendo. Por eso, prefiero "El maquinista".

    Prometí hace unas semanas que hablaría del "Cineuropa". Por el momento he ido a ver dos: "The Fall", que si mal no recuerdo creo que está dirigida por Tarsem Singh, ganó en Sitges y a pesar de jugar con dos modos de visión diferente (el de una niña y el de un actor de cine) mezclando la realidad con la imaginación que tiene la protagonista mientras le cuentan un cuento. Si puedes, ve a verla si tienes la oportunidad, te la recomiendo.
    La otra película la fui a ver ayer, después de haberla cancelado el viernes por la noche. Se titulaba "4meses, 3 semanas, 2días" y es rumana. A pesar de ser un idioma que pocas veces he escuchado,... ya me ha enganchado. Lo original de la película es la historia de dos estudiantes que se ayudan para que una de ellas pueda abortar. Una de ellas borda el papel. Transmite frío, además hay alguna escena que puede resultar violenta. Me recuerda algo al cine francés y alemán,... al ser intimista, pero aún así tiene personalidad propia.

    Seguiré informando!

    Biquiños! Nim

    ResponderEliminar
  2. Nimri, a mí "Memento" me gusta muchísimo también, aunque es cierto que la vi hace ya bastante tiempo y debería revisarla. "El maquinista" me dejó mucho más sorprendida, eso es verdad.

    Precisamente he estado hablando con unos amigos de aquí sobre Cineuropa, ya que aquí no hacen nada parecido y yo creo que hay público para ello. Dentro de lo poco que me gusta a mí ver películas en versión original subtitulada (soy lenta leyendo y siempre creo que me pierdo algo mientras leo), verlas en pantalla grande siempre es otra cosa. Veré si puedo conseguir las que tú dices por aquí.

    bezitos!

    ResponderEliminar
  3. Pues la verdad es que si pudiérais, estaría bien que en Canarias hubiese algún tipo de festival. El enfoque, pues no sé,... hai bastantes temas y países con los que se puede relacionar. Además de ser unas islas muy cosmopolitas,... la relación histórica con África y América siempre ha sido importante.

    Siempre podeis comenzar montando algo, como el cineclub y luego con el paso de los años darle mayor amplitud para que colaboren diferentes instituciones.

    Memento, no te niego que esté mal el argumento y el modo de hacer flash backs y pseudoflash backs si se puede llamar así. Sin embargo, personalmente, no me llenó el ojo como sí lo hizo "El maquinista".

    Voy a terminar de diseñar aquí unas cosas.

    Biquiños! ...y saludos a Draz ;)

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails