domingo, 25 de marzo de 2007

Closer

No tengo especial predilección por ninguno de los intérpretes de esta película, pero se hacía necesario verla por el hecho de tratarse de una visión diferente del amor, los sentimientos y la pasión con críticas muy favorables. “Closer (Cegados por el deseo)” cuenta las historias paralelas y perpendiculares de dos parejas que se enamoran, se desenamoran y vuelven al punto de partida en un bucle de deseos incontrolados.

Basada en una obra de teatro de Patrick Marber, estrenada en Londres en 1997, y dirigida correctamente para la gran pantalla por el veterano
Mike Nichols en 2004, “Closer” supone una revisión del amor a primera vista y de la inconformidad de la pareja, de por qué cuando lo tenemos todo no nos es suficiente y queremos siempre algo más, volver a sentir la ansiedad de lo desconocido. En ese sentido se van sucediendo una serie de situaciones que el espectador debe situar en el tiempo sin más referente que los propios diálogos de los protagonistas. Precisamente se encuentra ahí uno de los puntos fuertes del film, en unas conversaciones casuales y sinceras, sin censuras cuando se habla de sexo y sin artificiosidad cuando se habla de amor. Posiblemente esto se deba al origen teatral del guión, que aporta más profundidad y fuerza a los diálogos que a la imagen.

Tanto Natalie Portman como Julia Roberts están perfectas en su papel, sin ser ninguna de las dos de mis preferidas, como ya he dicho. (Spoilers!). Alice (Portman) es la pareja de Dan (Jude Law), un escritor sin ideas que hace de su relación con ella un best-seller. Sin embargo, le ciega el deseo que siente por Anna (Julia Roberts), una fotógrafa madura y divorciada que calcula el peso de su soledad. Pero aparece Larry (Clive Owen), un lascivo médico víctima involuntaria de un perverso juego de Dan (me encantó el chat traducido al español!), y decide llevarse el objeto de deseo de su oponente. Mientras unas relaciones se enfrían otras se calientan y luego se cruzan, estallando un océano de casualidades y causalidades en el que cada hombre utiliza sus artimañas para quedarse con la presa. Anna vuelve con Dan y Larry decide vengarse buscando a Alice, destrozada por el abandono del que plasmó su vida en un libro. Y cuando cada uno ha probado lo del otro decide que ya no es lo que quiere y regresa al inicio para recuperar lo que ha dejado escapar.

Lo que tenemos en las manos parece perfecto pero nos tienta probar lo ajeno, lo prohibido. El error radica en pensar que lo perfecto seguirá ahí cuando por fin hayamos decidido que lo demás no nos interesa. Así, Alice resulta ser la única que finalmente toma las riendas de sus elecciones y, teniendo de nuevo el favor de Dan, siente que ya no está enamorada y emprende otro camino. Para mí es sin duda el personaje más intenso de la película, la más joven de los cuatro y la que más sufre en este cubo sentimental formado a partir de miradas entre extraños. El británico Clive Owen, que participó en la obra de teatro original interpretando a Dan, también borda su papel de Larry en esta adaptación, dotándolo de una gran credibilidad.

La película no tiene el típico moralismo americano ni la estúpida mojigatería lingüística habitual, aunque al final sí vemos que el que más pierde es que más quiso abarcar y precisamente por querer tenerlo todo se quedó sin nada. Salvando las distancias,
“Closer” supone un reflejo más o menos fiel de las relaciones adultas, de las pequeñas historias que existen dentro de otras historias, de la importancia que sigue teniendo entregar tu cuerpo pero no tu alma. Merece la pena verla e intentar comprender la complejidad del ser humano cuando el cerebro dirige a varios órganos al mismo tiempo hacia objetivos distintos.

Dan: Te quiero.

Alice: ¿Dónde?, ¿dónde está ese amor? No lo siento, ni lo toco. No lo noto. Lo oigo, oigo palabras, pero no me sirven de nada tus palabras vacías. Digas lo que digas ya es tarde.
Dan: No me hagas esto.
Alice: Ya está hecho.

7 comentarios:

  1. la de los mensajes ocultos25 marzo, 2007 18:03

    - He dejado de quererte.
    - ¿Desde cuando?
    - Desde ahora, hace un rato. No quiero mentir y no puedo decir la verdad. Se acabó.
    - No importa, te quiero, nada de eso importa.
    - Demasiado tarde. Ahora ya no te quiero. Adiós

    ResponderEliminar
  2. Muy wena esa parte del diálogo tb, visitante oculta :) La verdad q he tenido serios problemas para poner un fragmento, porque hay muchísimos muy destacados.

    ResponderEliminar
  3. Qué peliculón. La vi hace ya tiempo y... Me encanta. También creo que Alice es un personaje que está bordado. Igual, no se llama Alice. Es el nombre que coge de todos los que están en el parque donde está el monumento a los caídos por labores humanitarias o lo que fuera aquello. Ya no me acuerdo.
    Ese diálogo de la cama del hotel junto al aeropuerto es genial. Y a veces es así. Al menos yo he llegado a vivir algo similar. El dolor y la decepción llegan a matar todo lo que se precie.

    ResponderEliminar
  4. A mí tb hay partes de la peli q me tocan muy de cerca, Hannamary, supongo q por eso nos parece tan real y tan sincera. Y tienes razón, creo recordar q Alice realmente se llamaba Jane Jones, según su pasaporte q se ve casi casi al final de la peli. Ese nombre se lo había dicho a Larry cuando él la encontró en el club de striptease pero, lo q son las cosas, él no la creyó :)

    ResponderEliminar
  5. Siiii... Y mira que se lo repitió. Es curioso cómo Larry mintió al contarle al otro que se había acostado con ella y ese tema fue el punto de inflexión entre la relación de Alice y él, en el hotel cuando se lo pregunta. Qué manía más tonta y qué mentalidad más absurda tiene la gente de pensar que alguien deja de pertenecerte o ser tan valioso como era antes, por la diferencia de haber mantenido una relación sexual con otra persona. Qué posesivo-instintivo-animal es el humano.
    En definitiva: cuánta cosa buena sobre la que pensar que tiene la peli xD

    ResponderEliminar
  6. a min gustoume a pesar de ter malas críticas. é que os actores si que me fllipan. en concreto jude law paréceme o máis guapo do mundo;) jeje. gustoume moito. gústame que sexa ousada. bicos!!

    ResponderEliminar
  7. Esa es la palabra, Brandelia, una película osada alejada de las típicas historias de amor con final feliz q tanto aburren.

    bezitos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails