jueves, 15 de marzo de 2007

Princesas

Normalmente la imagen de la prostitución en el cine tiene dos vertientes bien diferenciadas: la romántica, con jóvenes de alto standing, siempre perfectas, guapísimas, a las que nunca se les ve una teta fuera de la sábana a pesar de estar practicando sexo, o la sórdida, en la que son putas de bajos fondos, drogadictas, sin estudios, sucias, feas y con todos los vicios conocidos a sus espaldas.

Pero en algunas ocasiones aparecen películas que nos muestran el mundo de la prostitución más cercano, el de la gente normal sin estridencias, dentro de lo poco de normalidad que tiene vender el acceso a tu propio cuerpo.

En países como España no siempre es la necesidad de comer la que lleva a miles de mujeres a ejercer la prostitución, pero tampoco la ambición o la vida fácil es lo más extendido, aunque existan sobrados ejemplos de ambos casos. Como nos muestra "Princesas", muchas putas lo son porque es el camino que han encontrado, el único que conocen, el que provisionalmente han elegido para facilitarse un segundo paso en su existencia. Dudo mucho que una mujer que vende su cuerpo desee dedicarse a eso durante toda su vida. Como cualquier otra mujer también poseen sueños, ilusiones y ganas de hacer cosas en una vida que en la mayoría de los casos las ha maltratado.

"Princesas" es la primera película que veo de Fernando León de Aranoa, director alabado por cintas como "Barrio" y sobre todo "Los lunes al sol". La mayoría de las críticas que he leído sobre la cinta dicen que es la peor de su director, llena de tópicos, con diálogos inconcebibles entre putas y una búsqueda de dramatismo claramente intencionada. Eso sí, casi todos los espectadores destacan las buenísimas interpretaciones de Candela Peña como Caye y la debutante Micaela Nevárez en el papel de Zulema. Mi opinión al respecto es que las interpretaciones son ciertamente fantásticas, sobre todo la de una Candela Peña que a mí ya me había dejado impresionada en su primera aparición en "Días contados".

Aunque no he visto las otras películas de Fernando León creo que el cine a veces puede valerse de determinadas situaciones que rayen lo tópico para contar una historia y no por ello se tratará de una película tópica en sí o aburrida. Yo juzgo "Princesas" desde un punto de vista descontaminado, ya que no puedo compararla con ninguna obra anterior de su director y guionista. Para mí se trata de un film con un realismo natural, que sí utiliza algunos aspectos típicos del mercado del sexo pero que en el fondo consigue lo que pretende, que es poner imágenes a una amistad en un contexto difícil y en el marco de un mundo triste y desesperanzado.

No me ha parecido que la película muestre un entorno de prostitución tópico, aunque todo lo que conozco de dicho entorno se limite a referencias cinematográficas, televisivas o literarias. No olvidemos que no estamos hablando de un documental, sino de una obra de cine que tiene como parte de su argumento el trabajo de las prostitutas. Puede mostrar escenas de cama con mujeres tapándose con la sábana hasta el cuello o imágenes más reales que muestren desnudez sin que nadie se escandalice por ello. Supongo que si contáramos la vida de un minero nadie se sorprendería de que tuviera la cara manchada de carbón.

Por otro lado, también he leído alguna crítica hacia las reflexiones de Caye y las demás mujeres, como si por ser putas no pudieran pensar o expresar sus ideas. Personalmente algunas de las frases del guión me parecen preciosas y llenas de sentido, sobre todo contadas desde el borde de un precipicio social. No sé si son mucho o poco creíbles, como señalan, pero al menos a mí no me parece que estén fuera de lugar. Caye y Zulema están inmersas en un mundo de rechazo, cada una con su causa a cuestas, un mundo que las ignora, las desprecia y las arrincona para que cada vez sea más difícil salir del agujero, y compartir sus pensamientos sea quizás la única manera que tienen de sentirse vivas. Tanto las complicadas relaciones familiares de una, como la difícil integración social y racial de la otra, caminan paralelas para alcanzar un apoyo común entre ambas mujeres, solas en sus empeños y puras en sus sentimientos. Al menos eso es lo que a mí me han transmitido ambos personajes: soledad y honestidad.

En definitiva la película me ha gustado mucho y no creo en absoluto que esté sobrevalorada como se ha comentado. Está claro que es imposible contar todo lo que toca al mundo de la prostitución tangencialmente, pero el director es libre de enfocar su historia como quiera y si con ella logra envolver al espectador, al final eso será lo único que importe, lo que nos transmita. "Princesas" debe llegarnos sin prejuicios para poder entender que, bajo cualquier piel, siempre hay una persona que ama, odia y sufre, como nosotros.

Existimos porque alguien piensa en nosotros y no al revés.

5 comentarios:

  1. Hola

    No he visto esa película. Sigo planteándome por qué les gusta tanto a los cineastas españoles recrearse en la marginalidad. ¿Será que son gente muy acomodada y aclamada y sienten fascinación por la situación contraría? ¿Son cuestiones ideológicas o políticas?

    Ni idea, el caso es que tu contracrítica es fabulosa. Es que un problema de los artistas es que la gente no confíe en ellos, y les busquen huecos en la trama que a lo mejor están ahí como cuestión de estilo. O lo de poner en boca de las prostitutas reflexiones "poco realistas". Contaba C. S. Lewis en el tercer volumen de Las Crónicas de Narnia (deliciosos libritos...) un caso parecido. Un personaje contaba una historia y ponía en boca de los protagonistas frases muy elaboradas. Replicaba un oyente que ese tipo de personas nunca hablarían así. Y un caballo muy inteligente :-D, defendía a la narradora diciendo que era un estilo a la hora de narrar.

    Pues eso.

    Ah, tienes respuesta a lo de Cándido en la propia entrada de mi bitácora.

    Un saludo.


    Juan.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo q no es algo sólo de los cineastas españoles, Juan, sino de casi todos los directores. Supongo q es más fácil encontrar algo q contar en temas alejados de nuestra vida cotidiana, detalles q nos sorprendan más y nos hagan sentir cosas nuevas. Se sobreentiende q vivir al margen de la sociedad aporta situaciones extremas q engancharán más el interés de la gente. Realmente no creo q tenga nada q ver con la política, pero quizás sí con la ideología de sentirse responsables de hacer denuncia social en algunos casos. De todos modos yo creo q ésa es sólo una posibilidad, el poder usar tu condición de director de cine para hacer llegar a más gente determinadas situaciones reales.

    Y precisamente como yo entiendo el cine como arte entiendo tb q el director es libre de contar la historia como quiera, poniendo versos en boca de las putas si así lo desea. Unas veces encajará mejor q otras, eso es cierto, pero yo creo q todo dependerá siempre de la visión del espectador.

    ResponderEliminar
  3. eu xuraría que puxen un comentario aquí. a peli é xenial, pero aínda son mellores calqueira das outras tres. imprescindibles. xa xa!! vainas ver!!

    ResponderEliminar
  4. Jaja intentaré conseguirlas, Brandelia, q sí q me apetece verlas :)

    muacks

    ResponderEliminar
  5. A mí me encantó, "LOs lunes al sol" también me gustó mucho.

    Candela Peña está fantástica aquí.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Lillusion!

Related Posts with Thumbnails